La bici, transporte ecológico






Sin lugar a dudas la bicicleta es un medio de transporte con muchas ventajas no solo para el usuario sino para el medio ambiente pues no contamina. 

Actualmente ella no solo es utilizada para la distracción o el esparcimiento sino para pasear, viajar, para diferentes competiciones deportivas e incluso, en algunos sitios, como vehículo de trabajo.


Es tanta la importancia que ha adquirido la bici, que en muchas ciudades se ha optado por construir ciclo rutas para comodidad de los usuarios y, algo muy importante, también en las leyes de tránsito podemos encontrar artículos referentes a las reglas a seguir para su legal utilización en calles o carreteras.


Quizás para muchos no sea práctica porque la persona va a la intemperie y debe estar en forma, pero le da una maravillosa sensación de libertad. ¿Qué os parece?

“La, la land”, o “La ciudad de las estrellas”



 Voy a expresar mi propia visión acerca del film “La, la Land”. No soy comentarista de cine, ni especializada en séptimo arte, simplemente lo observé y expongo mi criterio al respecto.

 Damien Chazelle, su joven director, ha demostrado su pasión por el cine; aunque el guión sea simple, he sentido que cada minuto era una especie de regalo, me contagié de entusiasmo, me enamoraron los protagonistas, los escenarios, las luces, los colores, los efectos especiales.

 La música se ha quedado en mi mente; me ha parecido genial ese mensaje tácito de "atrévete a soñar y lucha por ello". Me ha envuelto la magia de las imágenes, de los sonidos y recuerdos de la gran pantalla. Esa frase sobre Los Angeles "se rinde culto a todo y nada se valora", es muy triste porque al parecer podría ser real y para mí significa que tendrían que esforzarse más las nuevas generaciones para que subsista por mucho tiempo el buen cine.

 

“La, la land” es una continua sucesión de cambios, ensueño y realidad. Si el espectador esperara grandes números musicales, claqué, ver más de la ciudad de Los Angeles o ahondar en esa relación romántica, mejor que se prepare para observar algo diferente. No es una obra maestra, pero sí una película excelente que ha conectado con el público, sobre todo con aquellos que navegamos entre sueños e infelicidades.



Los efectos visuales y sonoros son magníficos. Hay escenas rutilantes, otras leves: La coreografía apoteósica en un embotellamiento en una autopista, conversaciones solitarias junto a un piano; los conciertos multitudinarios, lágrimas en el escenario de un teatro vacío. Lo más insignificante resplandeciendo escondido en el Planetario del Observatorio Griffith de Los Ángeles con una escena de baile en un especio sin gravedad.



El final nos hace recordar que la vida puede ser una sucesión de renuncias para alcanzar nuestros sueños. O que habría que desistir a los logros para llegar al amor pleno. Estoy segura que los vínculos creados por la música son indestructibles.

Un caribeño en Viena




 Cada año en la mañana del primero de enero se efectúa el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena en la Sala Grande o Sala Dorada de la Musikverein de Viena, Austria. Es transmitido en todo el mundo para una audiencia potencial estimada en 1000 millones de personas en más de 50 países. 


La música en este año ha estado centrada en los valses y polcas de la dinastía de los Strauss y algunos de sus contemporáneos.  El concierto siempre termina con varios bises después del programa principal.
 Los músicos entonces desean colectivamente un feliz Año Nuevo y terminan con el vals “El Danubio Azul” de Johann Strauss hijo, seguido de la Marcha Radetzky, de Johann Strauss padre. En esta última obra, la audiencia aplaude durante algunos de sus compases y el director se vuelve para dirigirla, por breves instantes, en lugar de a la orquesta; algo en verdad espectacular. La versión de la marcha que se interpreta en este concierto no coincide con la versión original de Strauss sino con un arreglo de Leopold Weninger para concierto, el cual es mucho más rico en su instrumentación.

 Las entradas se adjudican por sorteo. Desde el día 2 hasta el útimo día de febrero de cada año, los interesados presentan su solicitud en la página web de la Filarmónica de Viena, especificando si desea asistir al concierto de Año Nuevo (1 de enero), al de San Silvestre (31 de diciembre) o al Ensayo General (30 de diciembre), todos con los mismos intérpretes y programa. Una vez concluido el periodo de solicitud se realiza el sorteo y se comunica a los ganadores el resultado. Los precios de las localidades para el concierto de 2017 han oscilado entre 35 y 1090 euros para el concierto de Año Nuevo.


Este año la Filarmónica de Viena ha sido dirigida magistralmente por un caribeño, un genial venezolano: Gustavo Dudamel quien con sus 35 primaveras se ha convertido en el Director de Orquesta más joven que hasta la fecha haya dirigido este célebre concierto como lo han hecho anteriormente grandes Maestros como Herbert von Karajan, Claudio Abbado, Zubin Mehta, Carlos Kleiber, Riccardo Muti, Nikolaus Harnoncourt, Seiji Ozawa o Daniel Barenboim, entre otros.

El mundo de la música se entristeció en el 2016



Cada año ocurre el deceso de algún cantante o músico conocido, pero realmente el 2016 marcó un récod de desapariciones de personajes adscritos al mundo musical:
El domingo 10 de enero, David Bowie abrió el abanico trágico del pasado año; falleció el día en el cual cumplía su sexagésimo noveno aniversario de nacimiento, acababa de publicar su último trabajo, Blackstar. Fue uno de los artistas más influyentes de su época y pionero de la música pop.

El lunes 18 de enero Glenn Frey,  guitarrista del grupo Eagles, murió en Nueva York a los 67 años. Frey cantó muchos de los grandes éxitos de Eagles, incluyendo "Tequila Sunrise", "Lying Eyes" y "Heartache Tonight". El baterista Don Henley les puso la voz a los otros. La banda fue incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 1988 y ganó seis premios Grammy.
El jueves 28 de enero Paul Kantner, a los 74 años sufrió un infarto mortal, fue cofundador del grupo psicodélico de los sesenta Jefferson Airplain.
El martes 02 de febrero Maurice White, se fue para siempre. Este músico afroamericano fue el fundador y precursor de la banda funk Earth, Wind & Fire. Con éxitos como "September", "Shining Star" y "Boogie Wonderland" el grupo influyó a finales de los años 60 de manera significativa la música de su tiempo.
El viernes 11 de marzo Keith Emerson, tecladista extravagante en el uso de los sintetizadores en el rock, puso fin a sus días en su casa de Los Ángeles a los 71 años.
El martes 22 de marzo Expiró a los 45 años el rapero estadounidense, Phife Dawg, uno de los creadores del grupo A Tribe Called Quest, tras mucho tiempo luchando con problemas derivados de la diabetes que padecía.

El jueves 24 de marzo dejó de existir, como consecuencia de un derrame cerebral, un día después de su última aparición en público Roger Cicero a los 45 años. Berlinés, hijo del pianista de jazz Eugen Cicero. Muy popular en Alemania, la había representado en el festival de Eurovisión del 2007.

Sábado 02 de abril desapareció para siempre Leandro Gato” Barbieri, saxofonista de jazz argentino nacido en Rosario en 1932. Compuso la banda de la película "Último tango en París", de Bertolucci. Sus composiciones son una fusión de jazz, pop y ritmos latinoamericanos. 

El jueves 07 de abril, la leyenda de la musica country Merle Haggard, pereció con 79 años. Era cantante, violinista y guitarrista.

El miércoles 13 de abril falleció la leyenda del tango argentino, Mariano Mores quien fuera pianista, compositor y director de orquesta. Autor de algunos tangos famosos, como "Uno" y "Cafetín de Buenos Aires" (con Enrique Santos Discépolo), "Cuartito azul". Elegido en 2000 en una votación popular como el "Mejor compositor de tango del siglo".

Jueves 21 de abril Prince, un ícono del pop, apareció sin vida en su residencia de Paisley Park en Minesota (EU), al parecer por una sobredosis accidental de un potente opiáceo; tenía 57 años. Referente incuestionable de la cultura pop y autor de discos emblemáticos como "Purple Rain" (1984).

El lunes 22 de agosto fue el deceso del emblemático músico de jazz belga Toots Thielemans quien contaba con 94 años. Thielemans actuó y grabó junto a estrellas como Charlie Parker, Ella Fitzgerald y Pat Metheny. Además de la guitarra, interpretaba la armónica, con la cual participó en varias bandas sonoras, como las de "Desayuno en Tiffany's", "Cowboy de Medianoche" o "Plaza Sésamo".

El domingo 28 de agosto, a los 66 años exhaló su último suspiro el cantautor mexicano Alberto Aguilera Valadez, conocido en el mundo artístico como Juan Gabriel, su contribución a la música popular latinoamericana fue amplia. 

El lunes 07 noviembre sucumbió mientras dormía tras haber sufrido una caída en mitad de la noche, el cantante canadiense Leonard Cohen. Su voz grave y profunda y su elaborado estilo literario le abrieron paso en la escena folk de EU., junto a figuras como Joni Mitchell y Bob Dylan, llegó a cautivar a millones de personas en el mundo.

El viernes 18 de noviembre partió para siempre, a los 60 años, Sharon Jones, intérprete de funk y soul quien alcanzó la notoriedad casi a los cuarenta años, un cáncer puso fin a sus días.
El Miércoles 07 de diciembre, en Londres, se extinguió la vida de Greg Lake, de la banda Emerson, Lake and Palmer, fue guitarrista, bajista y cantante. EL&P fue una banda emblemática del rock progresivo de los años 70 e influyeron con su estilo a toda una generación.
El sábado 24 de diciembre, en la ciudad española de Marbella, ocurrió el deceso del compositor británico Rick Parfitt, fundador en los sesenta de la banda Status Quo. Parfitt tenía 68 años.

El domingo 25 de diciembre, por causas desconocidas, dejó de existir en su hogar en Oxfordshire, Inglaterra, a los 53 años, el cantante y compositor británico George Michael, autor de éxitos como "Last Christmas" y "Faith.

El domingo 25 de diciembre, el avión Tupolev 154 (TU-154), que se dirigía a la provincia siria de Latakia, se accidentó en el Mar Negro, en su interior volaban, entre otros, 64 miembros del coro del Ejército Rojo y el conjunto de danza Alexandrov, que iban a participar en las festividades de Año Nuevo en la base aérea siria de Jmeimim. Entre las víctimas estaba Vladislav Golikov, el solista del coro del ejército ruso que se hizo famoso en YouTube por cantar una jota aragonesa.
Paz en sus tumbas.