Explotación de las niñas.

 


La explotación a las niñas, es algo que ha sido denunciado, incluso en obras literarias famosas, como “Los Miserables” del francés Víctor Hugo, la cual fue publicada en 1862. Ella, nos pone frente a la tragedia y la miseria humana, de igual manera, muestra a la grandeza de ser misericordioso; el poder del amor y lucha por la justicia.

 

Fantine, una madre soltera, para poder trabajar, dejó a su hija Cosette, al cuidado de la familia de Thenardier, quienes la maltrataban y la esclavizaban, a pesar de que su madre les enviaba una mensualidad…

 

 

 

 

 Esa crueldad, del siglo XIX; aún 


persiste en el actual siglo XXI. El maltrato no ha parado, incluso los mismos padres de familia, dejan de enviar a sus hijas a estudiar, para que se queden en casa realizando labores domésticas.

 

 

 


 

En muchos lugares del mundo, ven muy natural que las niñas “ayuden” en la crianza de sus hermanos menores. Sus madres salen a buscar el sustento, se van tranquilas porque a cargo queda la hija mayor, a veces desde la más tierna infancia, deben atender y solucionar las necesidades del hogar.

 

 

Por lo general, las niñas son explotadas 


en sus propios hogares, privándolas de su niñez, su potencial y su dignidad; algo que resulta muy perjudicial para su desarrollo psicosomático e intelectual, pues no las envían a la Escuela, las obligan a trabajar todo el tiempo y, cuando faltan recursos económicos, las llevan donde familias adineradas para que trabajen por un salario muy inferior al legal.


Todo eso, no solo es peligroso para las pequeñas, sino perjudicial puesto que desde muy niñas se han visto excluidas, no solo de la sociedad, en general, sino también en su propio hogar, donde casi nunca les imponen obligaciones a los hijos varones. Además, les han quitado el derecho a su formación personal y académica que las aleja de espacios de socialización con otros niños.



Por desgracia, estas niñas, también son abusadas en muchas ocasiones por varones de la familia, también, por los hombres de los hogares donde son sometidas y obligadas a trabajar por nada; ellas no van a encontrar a un Jean Valjean, para que las rescate, como sucedió con Cosette, pero este será tema para un próximo capítulo.

 

43 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Es imperdonable. La sociedad, las organizaciones y las instituciones, incapaces, insuficientes o indiferentes a si sufrimiento.
Un abrazo fuerte.

CHARO dijo...

Da mucha tristeza que las niñas pierdan su infancia y sean explotadas de esa manera.Besicos

retazosmios dijo...

Esto ha venido ocurriendo siempre desde tiempos ancestrales. Sin ir más lejos en la sociedad europea también llegó a existir, e incluso se llegó a la esclavitud. Lo lamentable es que a fecha de hoy día siga sucediendo. Pero muchas organizaciones supuestamente sin ánimo de lucro se les llena la boca de ciertos temas, muchas veces absurdos y hacen caso omiso a todo cuanto realmente merece la pena luchar. La batalla a todos estos casos se debe de dar en sus lugares de origen, no con una pancarta en la calle.
Un fuerte abrazo Ruth.

Enrique TF dijo...

Cruelmente cierto, Rud, tengo cinco nietos y dos de ellos son chicas de 15 y 11 años y, no me extenderé mucho aquí (es tu espacio), pero te diré que sufro por ellas por el simple hecho de ser mujeres. Creo que el ser humano no mejora en esa dirección, la esclavitud es ahora dependencia o ninguneo.
Buen artículo.
Saludos de lunes.

Rud dijo...

Lunes 08 agosto 2022

Estimada Sara
En verdad, que todos tenemos un poco de participación en este tema, que como bien expones, hemos sido indiferentes porque hemos tenido mejor suerte que millones de niñas en todo el planeta. Sería bueno, aportar ideas para tratar de solucionarlo.
Un gran abrazo colmado de esperanza.



Apreciada Charo
Sí que es triste, lo peor de todo es que las hemos invisibilizado.
Un enorme abrazo; besitos.

Rud dijo...

Lunes 08 agosto 2022

Estimado Juan
Tienes razón, es por eso que realicé un paralelo con la obra de Víctor Hugo. Esa problemática es más común en las familias vulnerables, de pobreza, a veces extrema; esos padres irresponsables, lo ven como algo normal, pero lo que realmente hacen es frenar, pausar o detenerles su proyecto de vida.
Dices que: “La batalla a todos estos casos se debe de dar en sus lugares de origen, no con una pancarta en la calle”. Es cierto; pero son las administraciones públicas quienes deben hacer respetar los derechos infantiles, proponer una política de verdadero desarrollo social y de control de la natalidad en algunos casos.
Las estadísticas son alarmantes, ¿cómo ayudar? Esta es uno de las “fuentes que deseaba publicar, pero no quería hacer un drama: https://www.unicef.es/noticia/el-trabajo-infantil
Mil gracias por tu aporte. Un gran abrazo.

Rud dijo...

Lunes 08 agosto 2022

Hola, Enrique
Tú puedes extenderte en tus comentarios, hasta donde desees; aunque se trate de mi blog; tú sabes, que sin lectores, nuestros pensamientos y exposiciones, no llegarían a terreno fértil; además eres una persona culta de quien puedo aprender :)
Me parece que los seres humanos, no mejoramos realmente, la exclusión, el maltrato, los abusos, las calumnias, esclavitud… no se han acabado; hasta en Internet, nos encontramos con difamaciones y ofensas en redes sociales…
Comprendo tu preocupación por tus amadas nietas, en la actualidad existen más peligros, incluso, las acecha la idea de que alguna organización terrorista las pueda engañar para llevarlas a sus filas; ¡mi Dios las ampare!
Millones de gracias por tus palabras amables

Raquel dijo...

Es realmente una tristeza, es de una gran insensibilidad y, sobre todo, desamor. En una familia donde hay amor, amor profundo, incondicional, eso no pasa. Pero desafortunadamente, este amor es raro, porque la gente tiende a actuar sobre sus miedos. Cuántos de mis colegas dijeron que se casaron solo porque no querían "estar solos". Esta no es una base de amor en una relación, sino de miedo. Es solo un breve ejemplo, si miramos a nuestro alrededor, hay innumerables y los reflejos están en la forma en que las familias viven en un gran conflicto, violencia...

Alí Reyes dijo...

Este drama es el pan de cada día de más de la mitad del mundo hoy, en pleno soglo XXI... terrible... y las fotos que pones son demasiado elocuentes.

DRACO dijo...

en mi país hay explotadores indeseables que utilizan a los niños tanto para pedir limosna como para vender golosinas en el servicio de transporte público. en ambos casos los niños tienen que recitar previamente y de paporreta una lastimera corta historia ya aprendida de antemano para que los parroquianos suelten sus monedas y se las den por lástima. incluso una vez uno de estos tipejos maltrató verbalmente a una niña porque no era convincente en la historia que contaba y no le ponía empeño a lo que estaba haciendo. para esta gente no hay planificación familiar que valga, sino que aceptan "todos los hijos que mande dios" para explotarlos, maltratarlos y aprovecharse de ellos en todas las formas posibles.

buen post.

saludos.

Fran dijo...

Hola Rud!
Es una realidad muy cruda pero que sigue ahí en pleno 2022. Cuesta comprender como se siguen sucediendo estas barbaridades.
Besos;)

Rud dijo...

Miércoles 10 agosto 2022

Apreciada, Raquel
La insensibilidad da tristeza y aún más, lo que señalas: personas que deseen casarse para “no estar solos”, increíble. Lo que sucede con las niñas a quienes obligan a realizar todos los trabajos domésticos, es que la mayoría provienen de hogares sin responsabilidades compartidas y con poco dinero para tantos hijos.
Mil gracias por tu comentario, por llegar hasta Villa Encantada :)
Un abrazo.



¡Alí! Es cierto lo que expresas; se me encoge el alma de pensar en esas pobres niñas a quienes prácticamente les han robado la niñez._ Ya he de leer tu publicación anterior, la salté :)
Un gran abrazo.

Rud dijo...

Miércoles 10 agosto 2022

Hola, Draco
Es perverso todo lo que hacen para explotar a los pequeños, es una de las más grandes injusticias del género humano. Quizás tengas razón en cuanto a la poca aceptación de la planificación familiar, es inaceptable que alguien desee tener hijos para maltratarlos de todas maneras. Pobrecillos…
Un abrazo.



¡Fran, qué gusto verte!
Me parece que esa cruda realidad, como dices, se debe a costumbres arraigadas y porque al Estado le falta prestar más atención a los pequeños; sobretodo, donde exista el trabajo infantil y la explotación de las niñas.
Besos

CRISTINA dijo...

Querida amiga, es un mal social donde los niños son victima de abuso tanto verbal como físico, es triste y lamentable lo que pasa aún en muchos países de Latinoamérica. Por ejemplo en Argentina aún se ve la explotación de niños aún los mismos padres generan este denigrante abuso que es un atropello a los derechos del niño. Observa detenidamente las imágenes y reflexiona sobre lo que nos transmiten, y te parten el alma. Lo importante que todos vayamos tomando conciencia, para terminar de una vez por todas, con todo el abuso que hay en el mundo.
Rud, un grande abrazo de luz.

P.D. Lo que es un hecho que estamos en época de cambios, y hay evidencia de que el mundo esta cambiando, pero todavía hay algunas culturas y países que están gobernados por dictadores y gobernantes que son adictos a la vieja energía. Incluso hay algunos países que ahora parecen estar retrocediendo en sus políticas y liderazgo. ¿Cómo serán diferentes las generaciones futuras si todavía están rodeadas por la conciencia de la vieja energía?
Otro abrazo.

AMALIA dijo...

Esta situación tan terrible altera los derechos de los niños. Me parece muy triste que todavía se puedan dar casos. Sin duda, unas víctimas inocentes.
Te mando un abrazo fuerte. Siempre gracias.

Ingrid Zetterberg dijo...

¡Qué terrible, amiga Rud! y claro que me he leído Los Miserables dos veces inclusive, y nunca olvidaré a esa pobre niña Cosette y a su madre Fantine que murió tan tristemente. ¡Cuánta verdad acerca de estos abusos que narras! en mi país: Perú, generalmente en la sierra las niñas trabajan y son analfabetas, no estudian porque sus propios padres les niegan esta oportunidad, sino que las hacen cargar leña desde pequeñas y también como tú dices cuidan a los hermanos menores, ya que las irresponsables de sus madres sólo se encargaron de llenarse de hijos, que luego no pueden mantener. Las explotan a las niñas y son traídas a Lima para que sirvan en casas de gente adinerada. También suelen ser violadas hasta por sus propios hermanos, y como también dices existe allí un machismo abusivo y cruel. Desgraciadamente así es la vida en nuestros países latinos. Recibe mi abrazo grande.

Tawaki dijo...

Tendemos a pensar que la esclavitud fue abolida hace poco más de un siglo y no nos damos cuenta de que sigue muy presente. Es una lacra contra la que hay que alzar la voz hasta que todos tengamos las mismas oportunidades y derechos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El tema es álgido, y como bien lo dices, el maltrato y abuso de los niños no es sólo de ahora, que cuando más trafica con niños, para darlos en adopción a familia extranjeras, bajo se evidencia, dado los empeños de la Unesco para la protección de los infantes. Aquí en Colombia, ha sido proverbial el abuso contra los niños que, no han escapado a la pederastia de curas y clérigos, cuando no de la prostitución de menores en sectores turísticos como Cartagena. Aquí, en Colombia, hasta el mismo Bienestar Social, trafica con los niños en su resguardo, entregándolos por dinero, en adopción a parejas extranjeras. UN abrazo.
Carlos

Rud dijo...

Miércoles 17 agosto 2022

Querida Cristina,
Organizaciones como la UNICEF, quienes están enterados de los sucesos mundiales, indican que desde la perspectiva de la Promoción y Protección Integral de Derechos, se entiende por maltrato infantil, todo acto que por acción u omisión provoque en la niños o adolescentes, un daño real o potencial en su integridad y desarrollo, cognitivo, emocional, físico, sexual o social; ejercido por personas o grupos.
Pero un asunto es enunciar el significado de ciertas acciones, y otra, el ver realmente resultados que justifiquen la existencia de dichos Organismos; llevamos demasiado tiempo, esperando actúen en beneficio de los pequeños, pero el abuso infantil en lugar de terminar, cada día es mayor y quienes llevan la peor parte, son las niñas.
En verdad, apreciada amiga, las imágenes parten el alma y personalmente, no tengo ni idea, qué hacer para poder ayudar a millones de niñas que se encuentren en calidad de víctimas, pues el problema va de la mano de la ignorancia y la pobreza extrema de sus consanguíneos.
*_*
Cristina querida, es innegable que el mundo esté cambiando y de manera acelerada; me temo que la energía negativa y la falsedad, estén ganando la batalla a la energía positiva y a la luz. Pongamos toda nuestra fuerza en guardia para proteger a los nuestros, y, a los más vulnerables.
Un fuerte abrazo colmado de energía positiva.

Rud dijo...

Miércoles 17 agosto 2022

Querida Amalia
En infinidad de ocasiones, vivimos en una especie de burbuja, pensamos que la manera correcta como se comportan quienes nos rodean, es lo que acontece en todas partes; pero sucede que de pronto leemos casos terribles de abusos y explotaciones a los infantes y, esa realidad nos golpea y nos hace preguntarnos, ¿cómo puedo ayudar a resolver esa situación tan horrible?
Millones de gracias a ti por tus opiniones siempre tan amables.
Un fuerte abrazo, con afecto :)

Rud dijo...

Miércoles 17 agosto 2022

Apreciada amiga Ingrid
Hay historias que nunca mueren, no solo por el favor del público para leerlas u observarlas en el cine, o porque esos comportamientos siguen vigentes. También he leído “Los miserables” un par de veces, he visto algunas versiones cinematográficas como la versión francesa, en formato miniserie con Gerard Depardieu, quien da vida a Jean Valjean y John Malkovich a Javert; o, una versión musical, otra con Hugh Jackman, Anne Hathaway, Russell Crowe… la última, la de Tom Shankland (2018).
Pienso que es inhumano deshacerse de las hijas, llevándolas a trabajar lejos de sus hogares; exponiéndolas a todo tipo de injusticias. Esa situación duele profundamente. He leído datos de la UNICEF, que he estado actualizando en mi mente para escribir este artículo y quizás dos más, en verdad el abuso a las pequeñas está muy extendido; cómo me gustaría poder protegerlas, pero no tengo esa potestad.
Un fuerte abrazo.

Rud dijo...

Miércoles 17 agosto 2022

¡Oh, qué alegría volver a verte, Javier!
Para mí el 15 de agosto es un día especial :)
En verdad, aunque la esclavitud haya sido políticamente abolida, sigue en casi todo el mundo, en mayor o menor cantidad, y sus víctimas son cada vez, más jóvenes.
Es bueno denunciar, alzar la voz, como dices; pero los responsables de hacer respetar los derechos infantiles, al parecer, están sordos.
Un fuerte abrazo, con afecto.

Rud dijo...

Miércoles 17 agosto 2022

Hola, Carlos
A través de Internet, me he enterado de la realidad difícil que enfrentan los niños de familias con carencias económicas inmensas; disfuncionales, madres solteras o de prole muy numerosa que han optado por explotar a sus hijos en muchos aspectos, sobre todo a las niñas, o los han dado en adopción por causas, a veces, de intransigencias familiares.
El asunto de los abusos cometidos por el clero, es algo que, al parecer, se ha quedado sin castigo porque nadie puede creer que un “hombre de dios”, pueda cometer esos atropellos. También el hecho del Concordato (acuerdo entre la Iglesia católica y el Estado colombiano), ha establecido unas pautas de cooperación entre ambos con el fin de beneficio mutuo.
Veo supremamente criminal que una Institución destinada, justamente para que los niños no sufran abusos, sea señalada de adopciones irregulares, eso es desastroso; pobres criaturas.
Un abrazo

ethan dijo...

Y eso que no estamos hablando de temas peores como los niños de la guerra, la venta de niños, el tráfico de órganos... Una vergüenza para la humanidad.
Saludos.

LOBEZNA dijo...

Puffff, qué entrada más dura!!! Me he puesto de mal humor. Pobres criaturicas, el daño que han hecho a nadie. Hay personas que no merecen ni respirar. A un niño solo hay que darle mucho amor y que sean lo mas felices posibles.
Respecto a lo que me preguntas en mi blog, de momento no lo ha leído mucha gente porque la mayoría está de vacas, lo dejaré más días para que pueda ser más visto.
A Cesar ya no podemos ayudarle, por eso su familia, en su memoria, ha seguido haciendo las cosas que él hacía y todo lo que sacan con las ventas está destinado a su asociación para que sigan investigando.
Espeto tu estés bien y mil gracias por tu comentario.
Un abrazo fuertoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Rud, impresionante el tema que tocas y las fotos que lo ilustran. Hoy día sigue siendo una realidad esta injusticia que sufre la infancia en muchos países del mundo. Duele leerlo, verlo y sentirlo. Los niños crecen sin juegos y sin sueños, los empujan a una madurez dura y cruel. Qué pena, que sea así, que no puedan vivir una feliz infancia, amiga.
Sólo nos queda rezar para que los gobiernos y sociedades cambien, se hagan eco de esta realidad y procuren cuidar la belleza de la infancia.
Mi abrazo entrañable y agradecido por tu solidaridad y cercanía, amiga Rud.

Cocina con Emma dijo...

Hola Rud. Mi primera visita a tu blog, y me encuentro con esta cruda realidad. Estamos en el s.XXI y me pregunto:¿qué hace el resto de la humanidad, por erradicar, en este caso los abusos a menores?
Creo que suceden demasiadas injusticias a nuestro alrededor, y con nuestra indeferencia o falta de compromiso, somos cómplices de que se produzcan.
Me ha gustado tu blog, interpela, cuestiona, y eso es muy saludable☺️☺️. Me quedo por aquí.
Feliz finde. Bstes.😘

Ricardo Tribin dijo...

Querida Rud.

Me adhiero a ti para rechazar el abuso infantil en todas sus versiones.

Abrazos con muchisimo aprecio.

diego dijo...

Rud, tú, con esta entrada, aportas tu granito de arena para que esas niñas encuentren a un Jean Valjean que las rescate. Y no nos olvidemos de los niños, que sufren parecidos abusos que las niñas en muchas regiones del mundo.
Un abrazo, Rud.

Marina Filgueira dijo...

¡Holaa, querida amiga!

Que mal cuerpo me ha quedado...Qué desgracia es nacer en esas partes del mundo donde pasan por alto semejante crueldad y donde la justicia brilla por su ausencia, aunque también acontecen esos indignos actos en cualquier rincón del plane tierra. O es que antes no se sabía puesto que no había medios de comunicación, o el mundo se está volviendo loco.

Nada me es ajeno, y entre crueles guerras que me sacan el sueño y no me dejan concentrar, luego violaciones, y otros malos tratos, aguardo con ansia que aparezca un día sin escuchar malas noticias.
Gracias, querida Rud, por compartir esa entrada estupenda para una buena flexión. No sabemos lo afortunados que somos.

Rud dijo...

Domingo 28 agosto 2022

Hola, Ethan,
Tienes razón; me propongo tomar esos temas, poco a poco en este mismo año, si la guerra lo permitiera.
Cordiales saludos.



Querida Lobezna,
Lamento que te hayas puesto de mal humor por el tema; pero eso indica que te han dolido hasta los huesos por la injusticia tratada.
¡Cielos, me ha impactado que el chiquillo de tu historia, haya fallecido! Lo siento por sus padres, quizás su niño les haya dejado una actividad que les dé sentido a su existencia. Todo bien, mil gracias a ti.
Un enorme abrazo colmado de mucho cariño.

Rud dijo...

Domingo 28 agosto 2022

Estimada María Jesús
¡Claro que impresionan esas imágenes y el saber lo duro que les ha tocado vivir a muchas niñas, en este caso! Procuremos desde nuestra “pequeñez humana”, tratar de visualizar esos problemas de los infantes.
Un abrazo, de amistad.



¡Bienvenida, Emma!
He de procurar que te sientas, en lo posible, como en casa :)
Este tema lo he descubierto poco a poco en noticias; es algo que no se nota, al menos, en el medio donde resido. Es verdad que nuestra indiferencia nos pudiera convertir en cómplices…
Bien, si te ha gustado mi blog, en la próxima te voy a brindar un delicioso chocolate, mil gracias :)
Un enorme abrazo.

Rud dijo...

Domingo 28 agosto 2022

Ricardo querido,
La humanidad entera, los gobiernos, todos deberíamos ayudar a erradicar los abusos.
Deseo que te siga yendo maravillosamente.
Un abrazo, con afecto.



¡Hola, Diego!
Sería bueno que haya podido aportar algo en beneficios de esas pobres criaturas.
Respecto de los maltratos a los varoncitos, ya lo he de tratar, sucede que este primer tema, desemboca en otros problemas.
Un abrazo y mil gracias.

Rud dijo...

Domingo 28 agosto 2022

Querida Marina
Tienes razón, cuando yo me enteré de ese tema, no podía creerlo. En la actualidad, con las noticias en Internet, es más fácil enterarnos hasta de lo indecible. No me había atrevido a publicar al respecto porque debía primero investigar en fuentes confiables.
Respecto de las malas noticias, he procurado no verlas en la TV, sino leer en la prensa internacional y aquello que me pueda afectar demasiado, sólo me quedo con el título. Hace unos meses escribí acerca de la guerra; ahora trato de llevar el asunto pausado y enviar mi fuerza positiva a quienes la necesiten.
En verdad somos muy afortunadas; mil gracias. No sabes cuánto me alegra que estés bien, te envío un paquete colmado de buenos deseos y cariño :)

Trecce dijo...

Por desgracia y aunque parezca increíble, tenemos casos bien cercanos, incluso en nuestra sociedad. Dentro de determinadas etnias o colectivos, niñas que viven en familias con cierto desahogo económico, son sacadas del instituto al cumplir la edad legal de educación obligatoria para que se casen y se dediquen a las tareas domésticas, pese a ser, algunas de ellas, estudiantes brillantes y a los esfuerzos de los docentes que las rodean para intentar hacer cambiar a los padres de postura.

stella dijo...

Rud, yo estaba totalmente segura de haberte dejado hace muchos dias mi comentario, hoy que llegaba a dejarte un nuevo saludo veo que no está el primero...

Te digo que como todos pienso que la explotación no debe existir en ningun sentido pero..en niñas o niños es imperdonable, no les dejamos vivir su niñez e inocencia y así nos vá
Me uno a tus palabras "no a la explocación"
Un abrazo grande amiga

retazosmios dijo...

Después de un corto período vacacional, pasando a saludar a los amigos.
Un fuerte abrazo Rud y te deseo un excelente mes de septiembre.

Dionisio Álvarez T. (DAT) dijo...

Es tremendo, angustioso y dramático RUD, cuanto comentas a cerca de la explotación de los niños y todo ello parte de una paupérrima realidad social, desde la cual se ven abocados los progenitores... y las sociedades en las que crecen no aplican los servicios sociales y la protección del menor en toda su extensión y realidad, es todo un problema más añadido a la hambruna por falta de recursos alimentarios. Gracias RUD por tus aportes sensibles y humanos. Un abrazo

Rud dijo...

Domingo 04 septiembre 2022

Hola, Trecce
Es muy real lo que expresas, no tenemos que pensar en casos en Afganistán, o en Indonesia, porque muy cerca existen demasiados ejemplos del maltrato que reciben infinidad de niñas y, que en general, son excluidas por el hecho de su feminidad; como lo que expones, qué dolor por ellas.
Cordiales saludos



Hola, estimada Stella
Ha de ser cierto lo que dices, a lo mejor, esté ese comentario en la anterior publicación, ya he de ver, millones de gracias :)
Ningún ser humano debería ser explotado o tratado con exclusión, menos aún, por razón de su género.
Un fuerte abrazo.

Rud dijo...

Domingo 04 septiembre 2022

¡Juan!
¡Qué maravilla que puedas realizar vacaciones pausadas, de tal manera que no tengas que estar demasiado tiempo, lejos de ese precioso jardín! ;)
Feliz septiembre para ti también, un enorme abrazo.



Estimado Dionisio
Ciertamente los progenitores son quienes en primer lugar, en una cantidad enorme, son protagonistas de ciertos abusos, quienes obligan a sus hijas a quedarse en casa realizando tareas que les corresponde a ellos; o las envían a trabajar en casas de gente más adinerada.
En verdad, la protección del Estado, es muy bonita en los textos de Derecho; pero en casi todo el mundo, brilla por su ausencia.
Mil gracias por tus amables palabras. Un abrazo.

Ester dijo...

Es un drama, y ocurre mas de lo que creemos, no se porque con tanta gente lista que lo estudia no encuentran una solución y mientras las niñas siguen sufriendo. Un abrazo triste

Rud dijo...

Martes, 06 septiembre 2022

Estimada Ester
En verdad un número indeterminado de “gente lista”, como dices, estudia los problemas sociales, les exponen el problema a las autoridades, pero a los políticos sólo les interesa llegar al poder y disfrutarlo.
Mil gracias por tu amabilidad; también me entristecen estos temas, pero pienso que es mi deber, visibilizarlos.
Un abrazo, con cariño.

Mucha dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.