El vaticano en reversa II y la Teología de la liberación


El doctor David Sánchez Rubio, profesor de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla (España), en la página 46 de su libro “Filosofía, Derecho y Liberación en América Latina”, dice que la Teología de la liberación es un movimiento filosófico contemporáneo que surgió en nuestra América latina a comienzos de los años 70, y se dedicó a desarrollar temas comunes relativos a conceptos de pobreza, dependencia, liberación, identidad cultural y humanismo entre otros.

La realidad latinoamericana, reflexionada y profundizada a la luz de la fe en la teología de la liberación, había ofrecido reorientación y hasta el momento había rejuvenecido la tarea del cristianismo y de la Iglesia católica, pero la jerarquía de esa iglesia siempre silencia lo que le parece inconveniente.

Siempre he creído que la verdadera teología brota de una espiritualidad, o sea del verdadero encuentro con Dios en la cotidianidad y en la historia. Fue así como la teología de la liberación nació cuando la fe de algunos sacerdotes afrontó la injusticia existente con los desposeídos y con todas las masas populares pues la realidad es que la iglesia católica siempre ha estado al servicio de las clases pudientes en las grandes ciudades con instituciones educativas para gente de estratos 5 y 6; no se ha visto que haya alguna escuela de propiedad del clero que sea para niños de las masas populares o si existe alguna es subsidiada por los clientes de bancos que reciben mensualmente cartas para que se adhieran a una causa pagada por ellos, pero el crédito se lo lleva la iglesia.

La teología de la liberación ha propugnado la opción por los pobres, pienso que con ello quiere la concienciación y la reflexión sistemática de sus propios límites y de los contextos de emergencia socio-culturales, anhela hallar el camino de la justicia social, desarrollo integral para tratar de erradicar la pobreza y las situaciones de opresión y violencia institucionalizada.

Los representantes más conocidos de este movimiento son: en Perú, Gustavo Gutiérrez a quien se le considera el pionero; en Brasil, Leonardo Boff, Juan Bautista Libânio, los obispos Pedro Casaldáliga y Helder Cámara; en El Salvador Jon Sobrino; en Chile el teólogo Ronaldo Muñoz, en Uruguay el jesuita Juan Luís Segundo. Todos ellos han sido amonestados por sus ideas o simplemente los han hecho callar.

El jesuita catalán llamado Jon Sobrino, residente en El Salvador desde hace muchos años, ha sido el último de la lista en ser censurado. En marzo de este año la lupa inquisitorial de la Congregación para la doctrina y la fe ha condenado su obra, acusan a Sobrino de "anteponer el Jesús histórico a su carácter como divinidad".

La opción por los pobres ha levantado polémica ante circunstancias mundiales y eclesiales distintas: para los latinoamericanos “pobre” significa el oprimido, el proletario, una persona explotada que lucha por su emancipación; muchas veces puede ser el miembro de una clase social que lucha para salir de un medio explotador y opresor. Es por ello que la Teología de la liberación desde el comienzo ha suscitado recelos en la jerarquía católica que la considera muy próxima al marxismo; pues para ellos la concepción de “pobre” es el humilde, el que confía en Dios. ¡Vaya! Cuestión cultural.

Por esas razones veo que el Vaticano está en reversa.

3 comentarios:

nacionalista catolico dijo...

Y eso que la iglesia en lo economico siempre la han considerado "socialista" en lo economico.


la teologia de la liberacion bueno yo tengo profunda reservas sino es desprecio para ser sincero leyendo tanto sus doctrinas, ideas y exponenetes y he llegado concluir que la cinco tesis filosoficas de mao seng tung y el libro verde qadafi tienen mas en comun que el cristianismo que esa teologia de "liberacion".

pero hablemos sobre la teologia de la liberacion digamos que tiene buenas intenciones (pero hay que recordar el camino al infierno esta lleno de buenas intenciones) peca de irrealidad economica total y tambine peca de ver la realidad como lo veria un niño de 12 años ( digo de 12 xq asi era mi vision del mundo cuando tenia esa edad) y que ideas fundamentales solo llegan a una misma frase " somos pobres es la culpa del gran capital, de estados unidos, oligarcas, yo no tengo riqueza porque alquien la acapara" y etc ( claro hablando en el sentido economico)y yo en cierta forma la entiendo xq en total yo pensaba asi cuando tenia 12 años despreciando el "capitalismo" xq era un sistema que hacia que una minoria fuera extremadamente rica y una gran mayoria extremadamente pobre.

Hablemos las cuestiones teologicas el cristianismo puede ser compatible con el socialismo, no de iniguna manera solo hay que leer 2 de los 2 mandamientos como "no robaras" y "no codiciaras los bienes ajenos de tu projimo" es decir el cristinismo reconoce la propiedad privada y el respeto a ella es decir, capitalismo ( en un sentido amplio) ademas que reconcoe la individualidad del hombre casi que explicitamente cuando en mateo dice " que el reino de dios vive dentro de cada persona" no en un grupo de personas o una parte de la poblacion, sino dentro de cada "individuo" y eso va enc ontradiccion con lo que dicen en rebelion,org citando lo que dicen "El desarrollo de comunidades cristianas de base entre los pobres como la nueva forma de la Iglesia y como alternativa al modo de vida individualista impuesto por el sistema capitalista."

Ademas si tomamos en cuenta que toma la teoria economica de un Karl marx un borracho ateo que nunca piso una fabrica o un molino que estuvo en grupos satanicos y ocultista durante su juventud, me parece que ya tiena una columna mala la teologia de la "liberacion".


La realidad de latinoamerica no es por culpa del capitalismo es por la falta de este, gran parte de la pobreza es que la gente piensa que ese idolo llamado estado-gobierno tiene que proveerles desde educacion hasta ropa y zapatos ( como es la revolucion bolivariana), o entregan libremente su destinos y libertades a salvadores de la patria ( como evo morales, chavez, correa, peron, etc ) en vez de hacer lo que tienen que hacer es decir, trabajar y demandar al gobierno quue permite el libre disfrute de la riqueza generado por el trabajo ( es decir mantenr la inflacion 0% y ls impuestos mas bajos posibles) asi de sencillo pero aqui en esta parte del continete se prefiere el marxismo antes que el trabajo.


postdata : por cierto como un consejo de amigo te recomiendo no que no leas si no que no te fies mucho de rebelion en xq primero esta dirigido por socialadolescentes y segundo hablado de una experiencia personal, yo conosco uno de sus articulistas que es revolucionario autentico sobreto d xq recibe subsidios y salarios por el glorioso gobierno del pueblo de chavez y asi como el muchos demas escritores en esta pagina que estan muy bien "subsidiados" para escribir lo que escriben.


hasta luego

Rud dijo...

Tus conceptos son tan respetables como los de aquellos que se han propuesto trabajar a favor de ciertos grupos. Si sus opiniones te parecen infantiles también respeto tu particular modo de entender ciertas posturas.
Difiero mucho del concepto de que los responsables de la pobreza sean los capitalistas. Quienes así piensan deberían saber que es supremamente necesario que exista el capital para poner industrias y empresas que puedan dar empleo a mucha gente; ayudando de esa forma al desarrollo económico.
No voy a entrar en análisis acerca del por qué hay tanta pobreza, pero muchas veces he pensado que quien trabaja más tiene mejor posibilidad de una vida digna; la historia ya ha demostrado que el socialismo no ha servido como alternativa política, ni socio-económica.
Sé que han tachado de marxista a las teorías de la Teología de la liberación pero no puedo asegurar que lo sean pues para ello tendría que analizar la extensa obra escrita que existe al respecto.
Te agradezco la recomendación que me haces acerca del portal “rebelión”, en verdad leo más libros que publicaciones de Internet; sucede que generalmente veo muchas opciones (si el tiempo me lo permite) y prefiero, por lo general aquellas que se salen de lo común. De esa manera se puede formar una discusión. Claro que si sus articulistas son “revolucionarios subsidiados”, como dices, prefiero leer algo realizado por personas más libre-pensadoras.
Muchas gracias por leerme.

filomeno2006 dijo...

Libro de Sánchez Rubio mencionado en "La Linterna" de la Cadena Cope