Tipos de cuentos

Hay cuentos en prosa y en verso; cuentos populares y literarios, para todo público y para adultos; cuentos infantiles, cuentos de fantasía y fantásticos; cuentos de hadas y cuentos de terror; cuentos de aventuras y cuentos de ciencia ficción… Podría seguir clasificando de acuerdo con mis pensamientos o los diferentes tópicos que toquen los relatos.

Los cuentos populares son aquellos que han llegado hasta nuestros días por transmisión oral, son narraciones tradicionales; mientras que los cuentos literarios han sido concebidos y trasmitidos mediante la escritura y obviamente carece del juego de variantes característico de los cuentos populares.

Los cuentos fantásticos narran acciones cotidianas, comunes y corrientes; pero en un momento determinado aparece un hecho sorprendente e inexplicable desde el punto de vista de las leyes de la naturaleza. Los cuentos de fantasía relatan escenas de un mundo maravilloso, como “La bella durmiente”.

Los cuentos infantiles, por lo general, tienen al final algo que los autores llaman moraleja, como en los cuentos en verso de Rafael Pombo: “Mirringa Mirronga”, cuando estaban en pleno banquete los gatos, entró la dueña de casa y les dio una paliza… “Para que hagan cenas con tortas ajenas”.

Cuentos de Charles Perrault: Barba azul, caperucita roja, el gato con botas, la bella durmiente del bosque, la cenicienta, las hadas, los deseos, piel de asno, pulgarcito…

Los cuentos de La Fontaine comprenden cinco libros, en ellos destaca el dominio de la narración, la osadía en la elección y el tratamiento de los temas.

Cuento de invierno: comedia en cinco actos de William ShaKespeare, escrita en verso y en prosa.

Cuentos de Canterbury: conjunto de relatos en verso obra de Geoffrey Chaucer. La ficción que permite darle cierta unidad a esa serie de cuentos es una supuesta peregrinación de una treintena de personas que salieron desde Londres a Canterbury a visitar la tumba de Tomás Becket.

Cuentos infantiles y del hogar de los hermanos Grimm: blanca nieves, Hänsel y Gretel, los músicos de Bremen y Rumpelstilzchen.

"Cuentos de navidad" de Charles Dickens: constituida por una serie de cuentos con temas navideños, entre ellos, "Canción de navidad", y "El grillo del hogar".

"Cuentos narrados dos veces" de Nathaniel Hauthorne: el velo negro del pastor, y Wakefield que incluyen elementos de carácter simbólico y otros oníricos y misteriosos.

Cuentos de Guy Maupassant: La señorita fifí, La casa tellier, La belleza inútil...

6 comentarios:

Quidquid dijo...

Hola Rud:
Te has dejado un tipo de cuentos en tu exposición...: Los cuentos que nos explican nuestros políticos! o los periodistas... o en la TV...
Tu sólamente hablas de los bonitos cuentos que eran transmisores de leyendas, ideas o conocimientos, que normalmente nos explicaban nuestros antecesores... y que eran motivo de reuniones familiares junto al fuego o junto a la mesa.
Los que te has dejado, son los "Feos"...
Un feliz fin de semana,
Luis

esteban lob dijo...

Hola Rud:
Agregando el tipo de cuentos que expresa Quidquid, hay que considerar los de nuestros deudores y los de algunos maridos, en fin.
Hay una gran variedad de gamas en la materia.

Saludos.

Isabel Estercita Lew dijo...

Rud, no pensé que los cuentos fueran tan estructurados, pero mejor, así podemos desestructurarlos.
Me preguntaba si los mitos o leyendas urbanas entran en alguna categoría.

Saludos

Estercita

Genín dijo...

Has hecho un buen repaso a la diversidad de estructuras de cuentos, hace tiempo que no los leo, sin embargo se me da muy bien inventarlos para contarlos sobre la marcha a mis nietos, aunque a veces me encuentro en apuros cuando me preguntan sobre alguno que ya olvidé, pero invento de nuevo y listo! jajajaja
Es la ventaja de que tengan solo 6 y 4 añitos...
Besitos y salud

Rud dijo...

Luis, tengo que ver lo hermoso de la vida, que los políticos, economistas y otros se encarguen del lado opuesto:)
Esteban, los cuentos que inventan los deudores, algunos maridos, algunas esposas y otros "demonios", estarían en la categoría de "cuentos urbanos" o "costumbristas", este último por lo que ya se ha hecho costumbre la invención de mentiras "piadosas".
Estercita, aunque los cuentos en sí no sean estructurados, los literatos y profesores de esa materia se han encargado de ello. El artículo lo fundamenté en lo que generaliza una Enciclopedia de Literatura que tenemos en casa, no tenía todo ese andamiaje en mi mente, aquello referente a mitología no está en la categoría de "cuento", debería estarlo pues son mentiras y los relatos son cortos.
Respecto de las "leyendas urbanos", están justamente en la categoría de "leyenda". En Colombia tenemos algunos libros sobre mitos y leyendas, alguna vez he de escribir al respecto.
Bienvenido Genin, me da gusto conocer a un cuentista nato, para no olvidar los cuentos, puedes hacer un boceto de cada uno en el ordenador, así como los pintores guardamos los bocetos de nuestros cuadros.
Muchas gracias a todos por la visita, en la próxima los invito a beber un café colombiano, cordiales saludos.

Ricardo Tribin dijo...

Mucho aportas con tu interesante post, mi muy querida Rud.

Lo de Steve interesantisimo y de gran valor.

Un abrazo hacia La Bella Villa.......