¡Todos podríamos contaminarnos!

El SIDA, síndrome de inmunodeficiencia adquirida, ha sido siempre y será noticia, desde que fue descubierto, hasta que alguna vez se encuentre una vacuna eficaz contra esa enfermedad.

Cualquier ser humano puede infectarse con el virus del SIDA, desde un feto, hasta un anciano; un multimillonario o alguien que viva en la marginalidad; una persona sana, como también algún enfermo.


Ella no es enfermedad de cierto tipo de personas o con gustos sexuales inusuales o diferentes. ¡Todos podríamos contaminarnos! Cuidado con las agujas, con las transfusiones, con las diálisis, con las relaciones sexuales sin protección.

Según Bernard Hirschel, profesor de infectología de la Universidad de Ginebra, los tratamientos contra el SIDA son más eficaces que los preservativos en África, ha dicho en la XVIII Conferencia que se desarrolla en Viena desde el 18 de este mes, hasta mañana. El profesor Hirschel, se refería al tratamiento antirretroviral.

El ser humano siempre listo para distraerse y gozar con lo mínimo, alguna vez que no tenía qué hacer se inventó toda clase de "cumbres", conferencias, seminarios y otros que terminan siendo, por lo general, una agradable reunión de amigos, que llevan algunos puntos para discutir, buenas intenciones que se quedan en el portafolio y siempre culminan realizando sugerencias o suscribiendo acuerdos con recomendaciones que nadie pone en práctica.

En realidad deberíamos todos trabajar en la prevención, no sólo a nivel de hogar, escolar o colegial; deberíamos concienciar a toda la población y penalizar a aquellos que se hayan dedicado a contagiar a otros, incluidas a sus parejas.
Lo m
ejor que se ha hablado en dicha conferencia es la aceptación de que esta enfermedad, en muchos casos, va ligada a los estupefacientes pues poseen un alto índice contaminante a través de las jeringas.

Así que la lucha contra el SIDA debería ir paralela a
la revisión transparente de la efectividad de las políticas anti drogas actuales; aumentar las opciones de tratamiento de los drogadictos para que dejen su dependencia viéndolo como un asunto de salud pública.
Quien tiene SIDA es una persona tan digna de consideración como cualquier otro. No olvidemos que mañana podríamos ser nosotros.

4 comentarios:

Quidquid dijo...

Hola Rud:
He estado unos días fuera y hoy paso solamente para desearte un buen fin de semana,
Luis

Isabel Estercita Lew dijo...

Rud, también creo que deberíamos seguir trabajando en la prevención, que esta debería también ser materia obligatoria en las escuelas y medios de comunicación, (que estos sirvan para algo). Siento que últimamente las campañas están casi congeladas, al menos en mi país, no quiero pensar que ello se deba a los cócteles antirretrovirales

Besos

Estercita

esteban lob dijo...

Hola Rud;

Es muy cierto que las reuniones de
cumbres, generalmente desilusionan y producen poco.

Me uno a Quidquid para desearte un buen domingo.

Rud dijo...

Hola, Luis
Me alegra muchísimo que estés de vacaciones, diviértete y sé feliz.

Hola Estercita
Dicen que es mejor prevenir que curar y tu idea de llevar la prevención del SIDA a las escuelas es sumamente importante. En realidad el congelamiento de las campañas (como dices) es un desafortunado hecho que algunos deberíamos denunciar con el fin de evitar terribles consecuencias.

Hola, Esteban
Tienes mucha razón. Muchas gracias por tus pensamientos positivos.

Cordiales saludos a todos :)