El pesimismo

Algunas personas llevan al extremo sus sentimientos negativos al punto que parecería que fuesen capaces de poner una gran muralla entre la realidad y sus lúgubres pensamientos pues se vuelven incapaces de discernir y darse cuenta que la vida no es tan trágica como creen.

¿Qué es el pesimismo?

Es la propensión a juzgar las cosas por su aspecto más desfavorable.
Pienso que el pesimismo es el resultado de una insistente acumulación de enfados, decepciones y fracasos a lo largo de toda una vida (si quienes se instalan en él son personas ya maduras), o puede ser una actitud voluntariamente elegida, una posición supremamente negativa ante ellos mismos y ante los demás que responde a percepciones muy subjetivas, opiniones poco razonadas e incluso a un cierto modo demasiado personal de entender las cosas.

Al pesimista no le satisface nada, al menos es lo que expresa cada vez que se le presenta alguna oportunidad, se empeña en saberse infeliz y tiene la penosa facilidad de amargarle la vida a quienes tenga a su lado.

¿Cómo actúa el pesimista?

Primeramente en una conversación termina haciéndose la víctima, siempre ve todo de manera negativa o desfavorable, con insatisfacción y tristeza; es campeón en formar y formarse problemas de la nada, generalmente se tortura con todo lo inconveniente que le haya pasado o crea que le pueda suceder.

Es muy común que elija un problema muy negativo que le haya sucedido en el pasado, que lo fije para siempre en su cerebro de manera imborrable para traerlo al presente una y otra vez, parecería que su existencia sólo girase en torno a ese recuerdo.

Da la impresión que el pesimista quisiera flagelarse constantemente con sus pensamientos negativos y de paso mortificar hasta el cansancio a quien le acompañe.

Para tener en cuenta:

Algunas veces los pensamientos y manifestaciones pesimistas, podrían ser reflejo de la existencia de un trastorno emocional caracterizado por el abatimiento y la infelicidad, los médicos lo llaman depresión.

Una reflexión:

Nosotros somos los únicos responsables de lo que nos suceda.

10 comentarios:

Isabel Estercita Lew dijo...

Hola Rud, el pesimismo crónico es sin duda una patología.
Los que eligen tomar siempre una posición negativa, me transmiten una sensación de "miedo a ser feliz"
Es mi humilde punto de vista

besos

Estercita

tia elsa dijo...

Es un tema muy interesante, pienso que como todo es producto de nuestra mente, segregación de hormonas y procesos químicos puede cuando es muy profundo y constante ser una patología. Besos tía Elsa.

esteban lob dijo...

Hola Rud:

Lo dices todo en forma simple y concreta. Sin embargo, por experiencias con seres queridos, debo decir que el que se convierta en patología insuperable, si no recurres a la ciencia médica, es una realidad incluso en personas por lo general felices.

Un beso.

Juan dijo...

Hola, Rud, éste es un tema muy importante.
Todo lo que pensamos, decimos y hacemos es lo que tenemos. De esta forma si somos pesimistas atraemos todo lo malo que presentimos que va a suceder.

Si el pesimismo se asienta en la sociedad hace que haya mucha tristeza y pena hasta llegar a la depresión general.
Un abrazo y feliz día.
Juan Antonio

Catalina Zentner dijo...

Hola, Rud, por suerte supe vencer al pesimismo en base a fuerza de voluntad y apego a todo lo bello que nos ofrece la vida.

Gusto en leerte.

Cariños,

Alondra dijo...

Muy buen tema, a veces confundimos algún momento bajo y definimos a los otros como pesimistas, pero personalidades tal y como las describes mejor tenerlas alejadas de uno, nos pueden contagiar jejeje...
Besitos

Rud dijo...

Hola, Isabel Estercita
Tienes razón, el miedo a ser feliz puede ser una de las causas del pesimismo, no lo había pensado.
Un gran abrazo


Hola, tía Elsa
Tampoco había pensado que las hormonas pudiesen estar de por medio, muchas gracias.
Un abrazo


Hola, Esteban
Parece que he escrito alegremente el artículo pues no se me había ocurrido la idea de que un médico pudiera curar el pesimismo; posiblemente cuando sea patológico. Supongo que ha de ser un Psicólogo. Estoy aprendiendo, muchas gracias, estimado amigo.
Un abrazo


Hola, Juan
Parece que somos el resultado de nuestros pensamientos. Esperemos que nunca llegue la depresión general; siempre habrá un mejor mañana.
Cordiales saludos y un abrazo


Hola Catalina
Me alegra muchísimo que hayas podido vencer el pesimismo, estoy segura que con esfuerzo todo se puede. Muchas gracias por pasar por aquí.
Un abrazo


Alondra querida, me fascina tu buen humor; sí existen personas como las que describí, créeme que pueden hacer mucho daño a quienes les rodean.
Un abrazo

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Yo creo que el pesimismo puede curarse. Pero hay que estar dispuesto a salir del patrón de crítica, queja o victimismo y asumir la responsabilidad de cada uno para mirar la vida de otra manera

ruben eduardo rodriguez acosta dijo...

hola! xfa metete en este link y pulsa me gusta https://www.facebook.com/EntreChamos?hc_location=timeline

ruben eduardo rodriguez acosta dijo...

hola! xfa metete en este link y pulsa me gusta https://www.facebook.com/EntreChamos?hc_location=timeline