La desintegración de la familia

Se cree que una familia unida contribuye a la buena formación de la prole, sobretodo, cuando la madre se ocupa de las tareas domésticas y el padre sale a buscar el sustento mediante su trabajo. Este modelo existió un buen tiempo hasta que vino el feminismo, la supuesta emancipación de la mujer y el marketing.

El feminismo, del que puedo ocuparme en otro momento, emprendió la propagación de la idea de que la mujer también podía salir del hogar para realizar diferentes tipos de tareas según sus capacidades; cierto, pero pernicioso para las criaturas que mientras tanto se quedaban solas en casa.

Lo que llamo supuesta emancipación de la mujer fue otro punto de batalla de las feministas, pero ayudado por algo que día a día se fue metiendo en los hogares de todos: el marketing. Sí. Estoy segura que si a diario no nos "bombardearan" con infinidad de propagandas sobre productos que en verdad no necesitamos, muchísimas madres de familia prefirieran ellas mismas criar a sus hijos, en lugar de matarse trabajando en una oficina para poder comprarles lo inimaginable.
De todas maneras lo dicho hasta el momento, poco a poco se convirtió en motivo de alejamiento de las mínimas obligaciones familiares, el dinero pasó a reemplazar el abrazo cariñoso y el hogar de pronto se ha encontrado a la deriva.

Pero aunque muchos crean que el divorcio y la profesionalización de la mujer sean los culpables de la desintegración de la familia, en Latinoamérica muchos hogares se han desbaratado debido a la emigración de uno o de ambos padres los cuales emprenden grandes viajes en busca supuestamente de una mejor vida para su descendencia, muchas veces hasta mueren en el intento.
En el caso concreto de los emigrantes colombianos, la mayoría lo han hecho por miedo, por amenazas, por snobismo y algunos con miras a poder construir una mejor vivienda, comprar objetos lujosos y darse posteriomente una existencia más tranquila.

¿Vale la pena emigrar a pasar trabajos, aguantar la xenofobia y vivir miserablemente por enviar dinero para construir mansiones y llenar a los hijos de aparatos y objetos absurdos?

¿Por qué no quedarse cerca de los niños, criarlos con cariño y con la idea de que con el esfuerzo familiar se puede salir adelante sin poseer todo lo que el marketing nos brinde?

La desintegración de la familia ha traído como consecuencia el aumento de la delincuencia juvenil, la aceleración de la formación de bandas delincuenciales puesto que la criatura crece pensando que el dinero lo arregla todo, la falta de afecto, la soledad, el consumo de sustancias nocivas y el suicidio, entre otros.

11 comentarios:

Luis dijo...

Hola Rud:
Tristemente es un tremendo tema el que citas. Los que ya tenemos cierta edad y hemos vivido otras etapas, todavía notamos más el contraste y nos hace pensar en un fracaso social y en una falta de todo tipo de valores...
Cuando en vehículo se salta la velocidad permitida, se acostumbra a estrellar...
Esperemos que las aguas vuelvan a su cauce lo antes posible...
Un cordial saludo,
Luis

Balovega dijo...

Hola y buenas noches..

Hubo problemas con Blogger y no he podido venir antes a saludarte..

Un tema duro el que hoy nos traes amiga..

Pasa buen fin de semana..

Larisa dijo...

Cantidad de complicaciones que se ahorrarían de un modo sencillísimo: no casándose.

No me veo capaz de formar una familia típica. ¿Cómo hacerlo, si ni siquiera sé lidiar conmigo misma?

Petons.

Jota Mate dijo...

Hay que hacer esfuerzos por compatibilizar la integración de la mujer al trabajo y la estructura de la familia.
Conozco muchos casos en lo que eso es posible y donde la jerarquía de valores lo hace posible.
En países pobres, todo se complica pero el apoyo mutuo entre padres, hijos, hermanos y resto de la familia es la única receta que funciona.
Valiente blog el tuyo, Rud.
Saludos.

esteban lob dijo...

Hola Rud:
Es un tema controversial y de muchos matices. En Chile viven miles de peruanos que han venido en busca de mejor suerte y muchos casos son conmovedores, estando tanto la madre como el padre en esta tierra y los hijos con los abuelos en su patria.

(Notable es el caso de "las madres" de tu post anterior).

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Rud:

La familia es y seguirá siendo el eje de la sociedad y el motor de nuestras vidas.

Muy bonito e interesante tu blog, gracias por visitarme, te sigo.

Abrazos.

Alí Reyes H. dijo...

Un tema muy espinoso que no me dà erramientas para opinarlo

Marta Salazar dijo...

de acuerdo con Jota Mate.

buena pregunta:

¿Vale la pena emigrar a pasar trabajos, aguantar la xenofobia y vivir miserablemente por enviar dinero para construir mansiones y llenar a los hijos de aparatos y objetos absurdos?

Rud dijo...

Hola, Luis
Esperemos que nuestra sociedad no se estrelle contra nuestros propios errores pues le estamos dejando a nuestra descendencia un futuro muy oscuro.
Cordiales saludos


Hola, Balovega
El problema de blogger parece que nos afectó a muchos.
El tema de la desintegración familiar es duro, pero pienso que deberíamos prestarle más atención.
Cordiales saludos


Estimada Larisa
Si no formáramos pareja, el ser humano poco a poco se extinguiría. La familia es la sociedad más importante del conglomerado humano.
Sé que con el tiempo, querida amiga, vas a encontrar tu alma gemela que te haga sentir maravillosa.
Un abrazo


Hola, Jota Mate
La manera de hacer compatible el trabajo femenino remunerado, sería coordinando los horarios con la pareja para no dejar solos a los hijos en momento alguno.

Ciertamente que en los países pobres estos asuntos tienden a complicarse, pero también se podría hacer hasta lo imposible para no desintegrar a la familia.
Cordiales saludos

Rud dijo...

Hola, Esteban
Ciertamente que el tema es controversial y muchas veces en un pequeño artículo no hay cómo revestirlo de la cantidad de matices que le acompañen.

A propósito, acabo de tocar el tema de los abuelos que les toca criar a sus nietos, principalmente debido a la emigración.
Que pases un excelente fin de semana


Hola, Rafael
Si el eje de la sociedad tambalea, ¿qué mundo vamos a dejarles a nuestros descendientes?
Muchísimas gracias por tu visita.
Un abrazo


Alí
Efectivamente el tema es espinoso, como dices. Sucede que es algo que duele pues la buena marcha de la sociedad comienza en la familia.
Un abrazo


Estimada Marta
Vamos a seguir haciendo esfuerzos para que las parejas velen más por sus propios hijos y concienciar a la sociedad al respecto.
Un gran abrazo

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Tremendamente real, Rud. Tristemente es así y muchos parecen no darse cuenta