¿Por qué se suicidan los jóvenes?

El número de suicidios ha crecido y cada vez se concentra en edades más tempranas.
Hoy hablo de este doloroso acontecimiento pues el sábado anterior, un amigo de mi hijo menor, ha tomado la resolución de acabar con su, quizás, difícil vida; algo que tiene destrozado a mi retoño.

¿Qué motiva el suicidio de alguien que creemos que tiene toda la vida por delante?

Los motivos son diversos y varían mucho de una comunidad a otra, de una región del mundo a otra, incluso, en algunos casos como en las localidades islámicas el suicidio tiene carácter religioso; así que puede decirse que generalmente las causas son emotivas, socio-culturales y derivaciones psicopáticas.

Según los Psicólogos, existe el comportamiento suicida el cual es impredecible. A nadie le sale la idea de acabar con su vida de la noche a la mañana; por lo general primeramente se presentan cambios en la persona o ciertas señales como la tristeza, la idealización suicida, la entrega de algo que cree
valioso, los trastornos del sueño y falta de apetito.

Luego viene la queja del indiviudo que cree no importarle a nadie, el aislamiento, la amenaza suicida, la planificación del suicidio, el escribir notas de despedida, el incremento de consumo de alcohol, drogas u otras sustancias adictivas.

Sin embargo, no siempre hay una señal que avise a las personas cercanas el fatal desenlace.
Es posible que la procesión de inquietudes, desengaños, falta de afecto y contrariedades varias se acumulen y la persona no comunique su estado.

Sucede que nadie desea escuchar acerca de problemas, todos nos quieren alegres, positivos, sanos, llenos de sueños y contagiosa risa. "Hoy quiero ir a tu casa pues eres tan festiva que me contagias"; eso dicen, pero nadie sabe si esa persona sólo posee una especie de maquillaje como los dulces payasos para derrochar "felicidad", para sentir la algazara de otros.

Le envío un abrazo al chico suicida, allá en el universo inmenso en donde su mente se halle, donde los sueños se condensan, espero que pueda entonar dulces melodías con su guitarra, y las hadas y las fuerzas positivas del universo canten con él y reciba millones de aplausos.

Paz en su tumba.

12 comentarios:

Genín dijo...

Es curioso, ahora que lo pienso, ni siquiera podemos decir, "pobrecito todo lo que se pierde", todo lo que tenia por delante, en realidad el no lo sabrá nunca, ni se puede arrepentir, no le dolerá en absoluto si tuvo la suerte de morir sin sufrir, nada de nada, porque ya es sencillamente eso...NADA.
Los que realmente sufrimos somos los que nos quedamos aquí.
Besitos y salud

Natalia Ortiz dijo...

Vaya, qué triste noticia Rud... Me pregunto qué le habrá motivado a tomar esa decisión. Quizás lo estuviera pasando mal.
Por lo general, a nadie le sale la idea de acabar con su vida de un día para otro, pero quizás, a veces ocurra. Recientemente, oí la noticia de que un profesor que trabajaba en la universidad de Oxford, si no me equivoco, se suicidó al poco de que lo despidieran, posiblemente por su condición sexual.
Y como bien dices, yo considero que la gente no quiere saber nada de malas noticias, de problemas, de tristezas... sólo alegrías y felicidad. Muchos huyen de lo malo, y con ello, abandonando a los supuestos amigos, ya que no les ayudan.
Genín tiene razón, los que sufrimos somos los que nos quedamos.
Un beso, Rud

Adrián J. Messina dijo...

Es interesante la mirada.
Realmente tener una mente debilitada de tanto autocastigo y tantos sentimientos contrariados sin ser expresados, son una bomba de tiempo, y hasta me animo a decir para cualquiera. Algunos pueden suicidarse, otros terminan padeciendo en su salúd a lo largo de la vida.

Un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Rud, no veo has abierto el espacio para los seguidores, cuando lo hagas me avisas.
que tengas un bonito fin de semana.
un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Rud:

¿Cuánto de culpa tendremos los adultos..?

Abrazos.

tia elsa dijo...

Pucha que triste, yo sufrí en mi familia el suicidio de una jóven muy hermosa, aún lo recuerdo y el corazón se me estruja. Besos tía Elsa.

Alondra dijo...

¡Hola Rud! es un tema muy fuerte, sobre todo cuando se trata de un joven que tiene una vida por delante...
Los adultos pensamos que los chicos lo tienen todo y que no sufren, lástima que alguien no le tendiera una mano, sólo la muerte no tiene solución.
Besitos

Rud dijo...

Hola, Genín
Me da gusto volver a "verte". Ciertamente el sufrimiento lo siente quien está vivo; da pesar por los familiares que han de preguntarse a diario por qué el chico tomó ese camino.
Un abrazo; cordiales saludos.


Estimada Natalia
Al parecer era un chico normal. Por lo general nadie quiere "molestar" a otros con sus problemas; eso es lo malo. Eso me enseña a ser más abierta con otras personas, por acaso quieran confiar sus preocupaciones.
Un abrazo


Hola, Adrián
Es cierto, conozco a alguien que se ha auto-flagelado intelectualmente durante tanto tiempo que ahora tiene constantemente depresión. Es una lástima que alguien tan inteligente no logre controlar los pensamientos negativos. En el caso de los jovencitos, el mismo hecho de serlo les impide un raciocinio más profundo.
Un abrazo


Hola, Ricardo
Siempre agradezco tu visita. En verdad no he abierto espacio para seguidores, lo he de hacer cuando tenga un tiempo extra. Muchas gracias
Un abrazo

Rud dijo...

Estimado Rafael
Has puesto el dedo en la llaga. Los adultos tenemos mucha responsabilidad respecto de los sucesos que vivan nuestros hijos.
Desafortunadamente, en la actualidad muchos padres emigran sin pensar que sus niños necesitan más del afecto que del dinero.
La madre del joven suicida está trabajando en España. Eso no quiere decir que la culpe.
La mente es insondable.
Un abrazo


Estimada tía Elsa
Es verdaderamente muy triste; yo no lo conocía, pero lo he sentido a mi hijo muy afectado por lo sucedido. Que mi Dios nos ampare.
Un gran abrazo


Estimada Alondra
Es un tema que me estremeció y con mis palabras quise rendir un homenaje póstumo al joven desconocido; quería, en cierto modo reconfortar a mi hijo.

Cordiales saludos, un abrazo.

Marta Salazar dijo...

Lo siento... lo siento mucho, de verdad... queida Rud, no creo que se suiciden los jóvenes hoy más que ayer... la semana pasada leí una obra de teatro alemana ("Frühlingserwachen", de 1890 y los profesores hablaban ya de las "epidemias de suicidios" en los colegios... Un abrazo y rezaré por él...

David C. dijo...

Falta mucho compartir de amor en el mundo. Hay tantas mentiras, hipocresía, maldad, egoísmo que la gente ya sólo piensa que no hay solución. Y la solución es el amor.

Valery Gutierrez dijo...

Casi siempre los jovenes hacen esto ya que no tienen a Dios en sus vidas,se necesita conocer a Dios a traves de una experiencia personal que es la que nos llevara por encima de todas las dificultades que existen en este mundo y de esta manera no dejarnos acorralar del enemigo (satanas) hasta tomar la decision de suicidarse es una lastima que los jovenes y adolecentes no vean esta realidad y decidan entregar sus vidas a Dios y prefieran los placeres de este mundo para tener un triste final. Besos y Abrazos y ojala les sirva esto de reflexion....