El reloj biológico

Una buena parte de las funciones vitales de nuestro organismo obedecen a un mecanismo preciso llamado reloj biológico: el balance de los fluídos corporales, el momento de ir a dormir o despertamos, la hora de alimentarnos y otros.

Cuando dicho ritmo falla, puede ocasionar trastornos de comportamiento como tener sueño muy temprano o querer acostarse demasiado tarde; depresión, cansancio, pérdida de la memoria y otros.

El reloj biológico es una especie de llave maestra que se halla en nuestro cerebro, la cual rige nuestras actividades y que con un ejercicio de buena voluntad podemos controlar en viajes hacia otro continente o cuando varían las estaciones, por ejemplo.

Cuando hay que adaptar al organismo a un nuevo horario de descanso, comidas y demás, nuestro reloj biológico sí colabora; lo único que no se puede evitar es sentir más cansancio de lo normal.
Es por ello que cuando hay competencias deportivas en lugares al otro lado del mundo, aquellos equipos bien protegidos y con recursos económicos suficientes, llevan a sus pupilos con anticipación para que su organismo se adapte a las nuevas condiciones que ha de enfrentar.

7 comentarios:

Rayén dijo...

Hola amiga:

Es increíble pero todo responde a una determinada secuencia, a un tiempo.

Es por eso que yo te paso a saludar y a dejarte mis mejores deseos para estas Fiestas que se acercan.

Un abrazo gigante.

Genín dijo...

Yo soy un noctámbulo empedernido, no tienes mas que ver la hora que es ahora cuando escribo, y es que nunca me acuesto antes de las cinco de la mañana, luego,siete u ocho horas después, me levanto, mi reloj biológico debe de estar el pobre totalmente despistado, pero yo no tengo los síntomas que dices, duermo lo mismo, como igual, lo que no hago es desayunar, el resto como a las horas normales.
Besos y salud

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Rud:

Muy cierto, el organismo tiene la capacidad de adaptarse a nuestra rutina de vida, así la cambiemos vuelve y retoma el ritmo.

Muchas gracias por tu amistad y cariño.

¡Feliz navidad!

Un abrazo.

Perdona el comentario suprimido, fue un error involuntario.

David C. dijo...

Es importante como tú dices nuestro reloj biológico.

Ricardo Tribin dijo...

Queridisima rud,

Me identifico plenamente con ese reloj.

Te deseo unas felices Navidades!!!

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Rud:

Dios te guarde y te bendiga..

¡Feliz Navidad!

Abrazos.