Los fantasma del pasado



Hace unos días una persona me comentó que su cuñada había tenido una hija preciosa, que la ama intensamente pero que no quisiera herirla pues constantemente le rondan los fantasmas del pasado.

Pero, ¿Qué son los fantasmas del pasado?

Ella, al parecer, se ha referido a aquellas heridas psicológicas que ha ido acumulando a través del tiempo por un suceso que la marcó, probablemente, quizás la maltrataron de alguna manera, posiblemente la discriminaron o no le dieron todo el afecto que ella necesitaba.

¿Existe algún remedio para no vivir rumiando ese dolor?

Todos en algún momento de nuestra existencia hemos sufrido algún inconveniente, pero siempre tenemos que disculpar; ese es el mejor antídoto contra cualquier posible resentimiento por tratos injustos o por sucesos que nos hayan provocado una grave crisis. 

No hay que olvidar que los pensamientos nos afectan según de la clase que sean, si fueran positivos nos sentiríamos más sanos; si fueran negativos…

Creo que lo mejor es olvidar las ofensas, pues si no disculpamos los males del pasado, podemos echar a perder el presente pues quien anda con esos “fantasmas” puede hacer mucho daño a quienes le rodean.

Ello me recuerda una frase de la película “El espinazo del diablo”:

¿Qué es un fantasma?

Es un evento terrible condenado a repetirse una y otra vez, un instante de dolor, quizás algo muerto que parece por momentos vivo aún, un sentimiento suspendido en el tiempo, como una fotografía borrosa, como un insecto atrapado en ámbar.
Un fantasma, esa soy yo.

15 comentarios:

Genín dijo...

Yo nunca he visto uno, en cualquier caso prefiero relacionarme con gente de carne y hueso :))
Besos y salud

Mari-Pi-R dijo...

Estoy perfectamente de acuerdo que hay que olvidar y perdonar, tengo a una persona muy cerca que todavía vive con los fantasmas del pasado porque no quiere perdonar.
Siempre muy profundo, un beso.

Carolina dijo...

Perdonar es muy sanador, mirar para adelante es maravilloso, pero existe un tipo de daño moral profundo que es casi imposible de borrar y ciertas personalidades pueden sentir que perdonar al victimario seria revictimizarse.
Es un tema muy complejo, como una gran cicatriz en la piel, imposible de quitar del todo.
Un beso, muy interesante tu entrada.

Abuela Ciber dijo...

Querida Rud

El 28 del cte. mi blog cumplió sus primeros 6 años!!!
y una amiga me envio este email que deseo compartir con Ustedes, porque es la esencia de mis sentires.
Ademas..... agradezco a cada uno de Ustedes sus visitas y amables comentarios que hacen posible que las energias se renueven.

Gracias por siempre estar !!!!!!!
Abu.
............................

El camino hacia la realización personal y la paz mundial son uno en lo mismo: preocuparse por los demás.

Pide no sólo para ti, sino para todos.

Toma no sólo para ti, sino para compartir.

Haz no sólo para ti, sino para el mundo.

(Gracias Tona)

AMALIA dijo...

Habría que dejar atrás todo lo negativo aunque, algunas veces, es un poquito difícil olvidar del todo.

Pero pienso que es importante tratar de ser optimistas y pasar página.

Besitos.

Felipe Tajafuerte dijo...

Quizá perdonar resulte más sencillo que olvidar. Ésto último no es tan fácil. Un saludo desde mi mejana

Alí Reyes dijo...

¡Qué difícil es perdonar! Pero qué necesario es. Creo que no hay nadie que diga que no está excento de este problema.
He tratado de ver el video pero no me corre...Tendré que verlo en otra ocasión.
---------
En otro orden de ideas, no te inquietes por lo del libro que en verdad no ponen avisos pero esta gente es responsable, te lo digo yo que he trabajado con ellos
---------
Acabo de colocar una entrada que tiene que ver con Colombia y te la dediqué a ti. También tiene un llamado para video. Estoy seguro que te gustará

YoSueño dijo...

Perdonar y reconocer nuestros errores es lo mas apropiado, no debemos echar la culpa a nadie nuestros miedos son nuestros, cada uno con los suyo, y reconocerlos y enfrentarse a ellos es lo que se tendría que hacer, para liberarlos. Un Fuerte ABRAZO

noche oscura dijo...

Tú no eres ningún fantasma, te lo seguro.
Besos.

El relato me gustó, encierra cierta música que me sienta bien.

Gracias.

Rayén dijo...

Dicen que el tiempo sana las heridas del alma.Hay que darse permiso para ser feliz, no es bueno vivir y revivir una pesadilla.
Todos, a veces, cargamos con nuestros fantasmas.
Un abrazo inmenso amiga.

esteban lob dijo...

Lo mejor, apreciada Rud, es congeniar con todo tipo de fantasmas, para no amargarnos la vida.

Abrazo.

Universo dijo...

La medicina mas poderosa contra los fantasmas del pasado es el perdón. Es la llave para su liberación, pero lo más importante es el perdón hacia nosotros mismo, y luego hacia los demás. Interesante tu entrada para un dialogo muy profundo.
Rud un fuerte abrazo.

Rud dijo...

Mis muy amables amigos virtuales
He estado fuera de casa y por dicha razón no os he podido visitar, pero os prometo que tan pronto termine de poner en orden mi agenda, voy a pasar a deleitarme con cada uno de los escritos de vuestros respectivos blogs.
Muchísimas gracias por vuestros amables comentarios.
Cordiales saludos y muchos abrazos para todos.

noche oscura dijo...

Gracias. Un abrazo.

Un beso.

Meri Ruiz dijo...

No soy de las personas que se aferran al pasado, creo que lo mejor es mirar para adelante porque eso nos permite evolucionar. De todos modos, me gusta evocar buenos recuerdos, aromas, sensaciones de otros tiempos, siempre y cuando sean placenteros. Sigo por aquí... Saludos!