La dependencia a las redes sociales y su impacto en la cotidianidad



 Hace un año asistí a un foro relacionado con la dependencia a las nuevas tecnologías  en el cual se exponían los resultados de las investigaciones de diferentes Universidades sobre la preocupación cada vez mayor por la fuerza que han adquirido para la mayoría de las personas el hecho de estar conectados a Internet, ya sea en un Chat, en Skype, o en cualquiera de las redes sociales virtuales que desde que hicieran su aparición Facebook y Twiter se han convertido en el dolor de cabeza de muchos profesores y padres de familia.



Pero también la policía de tránsito encuentra a muchas personas conversando con su teléfono móvil o portátil mientras manejan lo cual ha sido causa de muchos accidentes automovilísticos.

 Sin duda, las nuevas tecnologías han beneficiado a toda la humanidad, gracias a ellas las comunicaciones han llegado a un nivel impensado, conocemos los acontecimientos de todo el planeta en cuestión de segundos, podemos "vernos" en tiempo real con un familiar que se halle al otro lado del mundo, realizamos transacciones bancarias desde la casa u oficina, hacemos pagos de impuestos a través de Internet, estudiamos, visitamos virtualmente un museo, encontramos rápidamente respuestas aceptables a inquietudes académicas, efectuamos teletrabajo y un largo etc.
 
Pero la preocupación de los investigadores va más allá de las actividades que puedan realizarse tranquilamente en casa, el asunto es que los teléfonos inteligentes han invadido nuestra vida, observamos su uso en la calle, en los medios de transporte masivo, en los parques, en los baños, mientras se conduce, en la mesa, en las aulas de clase, en el trabajo y posiblemente hasta en la cama. 

Si alguien contestara su móvil o celular estando en una reunión importante, debería ser por tratarse de algo supremamente urgente, pues sería una descortesía con las otras personas; igual si nos invitaran a comer y los chicos no hablaran por estar escribiendo en su aparatito, alguien debería explicarles el valor de las relaciones interpersonales. Sé que muchos profesores prohíben el uso de teléfonos portátiles en la clase, también los Bancos y las entidades públicas. Hay que hacer algo urgente para que los chicos vuelvan a practicar deporte y a encantarse con la lectura de un hermoso libro y dosifiquen la utilización de esas magníficas herramientas de comunicación virtual.

El 10 de octubre del presente año encontré un artículo excelente escrito por Tom  Catfield titulado en inglés “Seven rules to stop your phone taking over your life”, algo así como “Siete reglas para detener tu teléfono y hacerte cargo de tu vida”: aquí.

El 01 de noviembre encontré en un diario colombiano un artículo que prácticamente es la traducción del de la BBC,  titulado: “7 reglas para dejar la manía por el teléfono celular”, la dirección aquí. Muy interesante. 

En esta página, sólo noticias relacionadas:

20 comentarios:

Genín dijo...

Si, incluso ya le están dando nombre a varias enfermedades nuevas relacionadas con lo que relatas, el otro día lo vi en la TV.
Como siempre sucede con todo, el equilibrio es lo que debemos lograr, yo lo tengo mas fácil porque no me gustan las redes sociales y el teléfono solo lo uso para hablar cuando es necesario, sin embargo, Internet me ocupa bastante tiempo, no estoy seguro de tener dependencia, creo que no, estaré atento porque nunca dependencia alguna de algo es buena, como daño menor, quita mucha libertad y tiempo.
Besos y salud

Sara O. Durán dijo...

No pertenezco a redes, no me gusta la comunicación "solo por hablar" no tengo móvil con internet, no me gusta que me localicen a todas horas, el celular lo uso para cuando yo necesito hablar. Cuando estoy con alguien reunida y comienzan a twitear, me retiro, sin avisar. Podría sobrevivir sin computadora... les escribiría cartas a los amigos que hice por el blog.
Besos, feliz fin de semana.

esteban lob dijo...

Hola Rud:

Lo más inaceptable es que en los autos usen el celular, cosa que está prohibida en beneficio de todos, en lugar de darse la molestia de habilitar el "manos-libres".

Al menos este elemento baja el peligro de distracción a nivel de estar conversando con una persona que va al lado.

Un beso.

Carolina dijo...

Buenas tardes Rud, que tal va ese sabado, mandando muchos whatsapp? XD jeje, por favor que obsesion se ha vuelto este asunto de los telefonos y la conexion permanente... ufff ya no puedo cruzar una palabra con nadie, todos se han vuelto una nueva especie de zombies hipnotizados por las dichosas pantallitas. Es que debo ser yo la inadaptada, si, ya creo que si. Soy un dinosaurio unico, con decirte que ni celular tengo. Me canse del "acoso", decidi que no quiero ser ubicable jajaja ...y casualmente le venia diciendo a mi hijo que se fije cuando va cruzando la calle, que deje de mirar la pantalla que va a volar por los aires y que patatin y patatan pero el... no me hizo caso. Me dijo: ahh ummmmm si. Acto seguido, se encerro en su cuarto, parece que le llego un mensaje. Fin.

Mucho me temo que estamos perdidos en la red hace mucho tiempo, mi querida amiga =D

Un besote.

Alí Reyes dijo...

Muy buenas esas reglas, algo de eso ya practicaba debido a elemanetal cortesía.
Acabo de subir un comentario a tu entrada de LIBRE ALBERDRÍO que me gustaría que revisaras.

Universo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola! la verdad que a mí no me atraen nada las nuevas tecnologías y no hago uso de ellas apenas. Veo gente en mi entorno totalmente enganchada a los móviles, tablets, redes sociales... es como un juguete, aunque como parte positiva, veo que la gente está más comunicada que nunca antes, y eso es muy muy positivo. Un saludo

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Lo malo no es la tecnologia, lo malo la dependencia que genera al estar siempre conectados, se convierte en un vicio muy chocante para quienes tratamos de comunicarnos por medio de la voz y la palabra.

Un abrazo.

Antonio Fernández López dijo...

Todos los elementos nuevos que vamos integrando a nuestra vida creo que tienen una facultad parecida: que pueden dominarnos a nosotros, lo cual sería dramático, o pueden ponerse a nuestro servicio, lo cual es magnífico. Esto mismo le pasa al móvil o a cualquiera de los componentes electrónicos.
Pere Gimferrer es un poeta acojonante. Vale la pena leer su poesía o cualquiera de sus obras, que además es muy culto. Un beso poético

YoSueño dijo...

Bueno yo el móvil lo justo, a veces pienso cuando me viene la factura, que poco gasto, y pienso seré la única. Un ABRAZO
FELIZ FIN DE SEMANA

Universo dijo...

Pues creo que no soy mucho de redes sociales, por no gustarme no me gusta ni el “Facetbook”, con el blog ya tengo bastante.
Rud un abrazo de luz.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querida Rud.

Tu crónica es muy sabía al referirse a esta nueva adicción.

Gran abrazo.

Lapislazuli dijo...

Se ha generalizado tanto que perdio su virtud para convertirse en un fastio
muy claras la reglas, a usarlas
Abrazos

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Si...otra adicción, de la cual no somos muy consientes...

paz

Isaac

fus dijo...

Todas las nuevas tecnologìas utilizadas en su justa medida es beneficiosa para la humanidad.

un abrazo

fus

Rud dijo...

Hola, Genín
Es verdad, sería bueno lograr el equilibrio. No creo que tengas dependencia a Internet. Según he leído, ella es caracterizada por modificaciones del comportamiento y reacciones un tanto irascibles cuando los afectados no pueden acceder a una red social, o no pueden conversar con los amiguetes en un Chat, etc.
Un gran abrazo



Tampoco yo, Sara querida
Antes de Internet les enviaba cartas a mis familiares y amigos con dibujos incluidos; lo bueno de Internet es que llegan casi instantáneamente, se pueden intercambiar fotografías, podemos conversar en tiempo real con un ser querido ausente y lo podemos observar a través de la webcam.
El tiempo que estimo para estar frente al ordenador depende del trabajo que esté ejerciendo, pero para Internet francamente lo raciono mucho.
De todas maneras en la red he conocido a gente maravillosa :)
Un gran abrazo



Hola, Esteban
Afortunadamente está tipificada como infracción, la absurda acción de conversar por teléfono mientras se conduce un automotor.
La opción del "manos libres" sólo atenúa la falta pues aunque no se descontrola físicamente la persona por tener ocupada una mano, sí puede ser causa de distracción fatal dependiendo del tipo de conversación ;)
Un fuerte abrazo

Rud dijo...

Carolina linda
Esto que dices encierra a las mil maravillas el problema: "todos se han vuelto una nueva especie de zombies hipnotizados por las dichosas pantallitas"; desafortunadamente eso encaja perfectamente entre los jovencitos.
Por fortuna no todos estamos enredados; al menos a la mama le toca tener los pies bien puestos sobre la tierra :)
Un gran abrazo



Hola, Alí
Qué bueno que has tocado el tema de la cortesía; palabra que se ha vuelto totalmente obsoleta al momento que timbra el aparatito. También personas que parecen muy educadas interrumpen una conversación amena para contestar a un mensaje de un desconocido que está en el Chat o se nota ausente porque quiere leer lo que diga un amigo virtual en su cuenta X.
Un gran abrazo



Hola, Víctor
Ciertamente ahora la gente está más comunicada, las nuevas tecnologías tienen muchísimos lados positivos, sólo hay que dosificarlas cuando sea necesario :)
Un abrazo



Hola, Rafael
Muy cierto lo que dices.
Un gran abrazo

Rud dijo...

Hola, Antonio
Si nos dejáramos dominar por la tecnología, las nuevas generaciones estarían totalmente perdidas.
Pere Gimferrer, lo he puesto en la lista de autores que lea cuando mi trabajo disminuya; muchísimas gracias por la sugerencia y por el beso poético :)
Un abrazo



Hola, Yo Sueño
No eres la única en utilizar poco el móvil :)
Un fuerte abrazo



También yo, querida Universo
He quedado toda iluminada con tu abrazo de luz, muchas gracias.
Un gran abrazo de pensamientos positivos



Hola, Ricardo
Muchas gracias por tu comentario.
Un gran abrazo

Rud dijo...

Hola, Lapislázuli
Es bonito tener nuevamente tu visita; fuera bueno seguir esas reglas.
Un abrazo



Hola, Isaac
Esperemos no caer en ese extremo :)
Paz también para ti, muchas gracias



Hola, Fus
Ciertamente todo lo que utilicemos en su justa medida nos beneficia a todos.
Un gran abrazo

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola! interesante artículo, como de costumbre. He visto casos de drogodependencia y síntoma de abstinencia y es terrible verles en ese estado; no puedes hacer nada por ellos, te sientes impotente. Un saludo