La dicotomía sobre las vacunas





¿Qué son las vacunas?

Son un preparado de antígenos que una vez dentro del organismo provoca la producción de anticuerpos y con ello una respuesta de defensa ante microorganismos patógenos. Dicha respuesta genera, en algunos casos, cierta memoria inmunitaria produciendo inmunidad transitoria frente al ataque patógeno correspondiente.

¿Cuándo comenzó la producción de vacunas?

A finales del siglo XVIII: primera vacuna contra la viruela.

En el siglo XIX: vacunas contra el ántrax, rabia, tétanos, difteria y la peste.

En el siglo XX: Vacunas contra la tos ferina, la tuberculosis, fiebre amarilla, tifus, gripe, poliomelitis, sarampión, paperas, rubéola, varicela, meningitis, hepatitis A y B.

En la actualidad se encuentran en proceso de estudio: primera vacuna para el virus del papiloma humano (principal factor de riesgo del cáncer de cérvix) y primera vacuna para prevenir la adicción a la heroína y a la cocaína.

La discusión:

Desde hace un largo tiempo el tema de las vacunas ha causado una verdadera dicotomía entre quienes saben que se trata de un medio de medicina preventiva y quienes descartan totalmente su uso argumentando que los chicos correrían peligro con ellas.


Pero no hay mayor peligro que dejar a nuestros niños sin vacunación, tenemos ejemplos recientes de chicos muertos con difteria o contagiados de sarampión porque sus padres creyeron que era lo mejor para ellos, pero luego les ha entrado un profundo sentimiento de culpa puesto que es mejor prevenir. Las molestias que causen a los pequeños son mínimas ante el cuadro de horror que podría vivirse con la enfermedad.


Concienciar a la población:

En la actualidad todo se denuesta: el sistema, la administración pública, la prensa, los transgénicos, las vacunas, etc. Deberíamos comenzar un debate acerca de las conveniencias o no de inmunizar a los niños, pero con razones científicas, no emotivas. Sería magnífico convencer, sobretodo a los grupos más vulnerables, que las vacunas poseen más beneficios que efectos secundarios.

“No vacunar a un niño no solo le puede perjudicar a él, sino a quienes le rodean, ya que se debilita la inmunización de grupo”.

23 comentarios:

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Indudablemente, Rud, los beneficios son incalculables, no aceptarlo es poner en riesgo la salud de los niños. Puede haber reacciones adversas en algunos casos, pero la experiencia nos dice que se han salvado muchas vidas.

Un abrazo.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Deberíamos buscar la vacuna contra la muerte y la guerra...
Te bendigo
Isaac

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

Gracias a ellas podemos viajar por todo el mundo con un mínimo de tranquilidad, si bien hay que tener en cuenta que en muchos casos las reacciones o efectos secundarios son muy acusados. He conocido varios casos L respecto. Saludos

Alfred dijo...

Desgraciadamente hemos tenido un caso en mi ciudad, Barcelona, de la muerte de un crío a causa de una difteria, enfermedad totalmente controlada, gracias a la vacunación.
No puedo entender está actitud contra las vacunas cuando está demostrado sus beneficios en la prevención de enfermedades que hasta ahora eran gravísimas.
Gracias por tu artículo, es muy clarificador.
Un fuerte abrazo

CHARO dijo...

Pienso que la vacuna es un método muy eficaz para la prevención de enfermedades. Conozco a gente que no creen ellas y no se la ponen a sus hijos con el riesgo que ello conlleva no solo a sus propios hijos que pueden enfermar sino a los demás niños que corren el peligro de ser contagiados.Besicos

Mari-Pi-R dijo...

Afortunadamente que la tenemos y podemos beneficiar de ella, aunque hayan habido casos, pero siempre es mejor hacer la prevención a los niños y mayores.
Yo me vacuno desde hace algunos años por la gripe y me va bien.
Besos.

Genín dijo...

Yo me he quedado asombrado al enterarme de los que pregonan esas teorías absurdas en contra de las vacunas, no seriamos los millones de habitantes que somos sin ellas, en fin, cada loco con su tema, una verdadera pena y deben de sentirse fatal aquellos padres que han visto enfermar y hasta morir a sus hijos, por no vacunarles, verdaderamente increíble, que lástima...
Besos y salud

AMALIA dijo...

Creo que los beneficios que aportan son muy ímportantes. Siempre es mucho mejor prevenir.

Pueden evitar males mayores.

Deseo te encuentres bien.
Un beso grande

Abuela Ciber dijo...

Es parte de nuestro deber como padres vacunarlos y protegerlos, buenisimo tu aporte
Cariños y positiva semana

CRISTINA dijo...

Hola querida amiga! Interesante entrada, creo que las vacunas aportan más beneficios positivos que negativos, claro que luego existe el libre albedrío de las personas, para usarlas o no.
Un inmenso abrazo desde el corazón.

Alí Reyes dijo...

Es increíble que a estas alturas todavía haya gente que critica a las vacunas...Pero te lo creo. Lo importante en todo caso, y hay que tomarlo mucho en cuenta, es que a la hora de aplicarla, el paciente debe gozar de buena salud

RECOMENZAR dijo...


La vacuna del papiloma trae muchos problemas he leido los estudios y hay tantos tipos de virus del papiloma que aunqye las jovenes se las den siguen expuestas
Es mejor y mas seguro usar condon
interesante tu topico me ha encantado

AMALIA dijo...

Espero estés bien.
Te dejo un abrazo con mis mejores deseos.

ReltiH dijo...

UN POST SUPER IMPORTANTE. GRACIAS POR COMPARTIR.
ABRAZOS

Joaquín Galán dijo...

Hemos sido millones los que nos hemos vacunado en la infancia y aquí estamos para contarlo,cosa que de no habernos vacunado de casi todo lo "vacunable" es posible que no estuviéramos ya aquí.Hay que tener en cuenta que antes de la llegada de las vacunas de forma masiva los niños podían morir de un simple sarampión o de difteria.Por tanto,a pesar de que ciertos riesgos es posible que existan para algunos niños al vacunarse,es un riesgo mínimo comparado con los beneficios que se reciben.

Interesante tu entrada,Rud.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Mi querida Rud.

Las vacunas son buenas.

Sin embargo de niños les temíamos mucho, sobretodo por la inyección.

Un abrazo grande?

Magnifico post!!

Alondra dijo...

Hoy en día es un tema muy estudiado, las vacunas se obtienen a partir de un procedimiento por el cual se debilita el microorganismo que causa la enfermedad. Cuando la vacuna se administra a una persona hace que el cuerpo lo reconozca y produzca defensas contra la enfermedad. Considero que hoy deberían ser obligatorias y gratis para toda la población infantil. Todavía recuerdo mi sarampión, mi tosferína... por supuesto mis hijos tuvieron su cartilla de vacunas siempre actualizada.
Muy buen tema. Un abrazo amiga

Rud dijo...

Jueves 23 julio 2015

Efectivamente, apreciado Rafael
Las capañas de vacunación han salvado muchas vidas, aunque tengamos que cuidar a los pequeños de las ya conocidas reacciones que son preferibles a enfrentar la enfermedad.
Cordiales saludos, un abrazo



Estimado Isaac
Sería magnífico poseer unas vacunas contra la guerra y la violencia; pero personalmente sí deseo morir algún día, así que no quisiera una vacuna contra la muerte :)
Cordiales saludos, un abrazo



Tienes razón apreciado Víctor
Algunas personas han tenido efectos secundarios adversos, quizás porque las vacunas únicamente se pueden suministrar cuando las criaturas están en excelente grado de salud, situación que a veces no toman en cuenta los vacunadores. Y, sí. Las vacunas nos dan más tranquilidad cuando viajamos, sobre todo tú que eres un viajero incansable :)
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Jueves 23 julio 2015

Es verdad estimado Alfred
Lo leí en la prensa; era algo alucinante pues la criatura se encontraba en el primer mundo, pero sus padres optaron por seguir la nueva moda: “llevar la contraria en todo”.
Cordiales saludos, un abrazo



Es un punto a tener en cuenta, apreciada Charo
Sería magnífico emprender una campaña de concienciación para que los incrédulos no pongan en peligro a la población que trata de seguir los parámetros indicados por los funcionarios de la salud pública.
Cordiales saludos, un enorme abrazo



Mari querida
En realidad es una bendición poder existir en una época en la cual la ciencia ha avanzado a pasos agigantados de manera que podemos gozar de mejor salud y de tranquilidad respecto a las enfermedades infantiles desaparecidas algunas de ellas gracias a las vacunas.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo


No es para menos, estimado Genín
Oponerse a la medicina preventiva como son las vacunas, parece absurdo puesto que quienes tenemos hijos comprendemos que el dolor que les ha de causar la enfermedad y posible deceso de uno de los chicos ha de ser algo verdaderamente atroz.
Cordiale saludos, un gran abrazo

Rud dijo...

Jueves 23 julio 2015

Es cierto, apreciada Amalia
Siempre es mejor prevenir que curar. Muchísimas gracias por tu preocupación, ya me encuentro saludable.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo



Es verdad, apreciada Abu
Parte de protegerlos es tratar de mantenerlos alejados de posibles enfermedades, mediante la vacunación oportuna. Muchas gracias por tus buenos deseos.
Cordiales saludos, un enorme abrazo



Querida Cristina
Es indudable que el libre albedrío sea lo que ha llevado a muchos padres a no vacunar a sus críos en detrimento de su salud. Cuando existen medios, probados por la ciencia, para combatir o tratar de erradicar ciertas enfermedades, me parece que habría que discernir mucho acerca del pro y del contra de la situación; con libertad, pero pensando que somos responsables de la salud infantil.
Cordiales saludos, un amigable abrazo lleno de paz

Rud dijo...

Jueves 23 julio 2015

Tienes mucha razón, estimado Alí
Cuando yo iba con mis hijos a hacerlos vacunar, el médico siempre me preguntaba si estaban saludables, de lo contrario podría ser contraproducente. Realmente es un dato que debemos tener muy presente. Muchísimas gracias.
Cordiales saludos, un gran abrazo



Apreciada Recomenzar
Dentro del grupo de vacunas no he puesto la del papiloma pues en realidad se encuentra aún en estudio, el cual va avanzando por buen camino; en este momento están aprobadas tres, una de ellas es nona Valente y deben aplicarse antes de que la persona sea sexualmente activa. Ciertamente son cerca de 200 los virus que causan daño. Para evitar ésta y otras enfermedades de transmisión sexual debería educarse a la población sobre el uso del condón; aunque éste no proteja durante el sexo oral.
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Jueves 23 julio 2015

Millones de gracias, Amalia querida
Los pensamientos positivos de las otras personas me han hecho mucho bien.
Un fuerte abrazo



Hola, ReltiH
Muchas gracias por tu visita y tus amables palabras.
Cordiales saludos, un abrazo



Es cierto, apreciado Joaquín
Por ejemplo, el descubrimiento del bacilo de koch y la consiguiente vacuna, la tuberculina, libró al mundo por un buen tiempo de la temible tuberculosis. Y en realidad la medicina preventiva ha mejorado nuestra calidad de vida.
Cordiales saludos, un gran abrazo

Rud dijo...

Jueves 23 julio 2015


Muchas gracias, Anónimo
En realidad cuando iban a los colegios a realizar vacunación masiva, eran momentos de gran tensión pues casi todo el alumnado se ponía muy nervioso. Por un momento me has hecho volver a mi época estudiantil :)
Cordiales saludos, un abrazo



Apreciada Alondra
A mí solamente me dio varicela. En mi país había campañas de vacunación obligatoria, iban expresamente a escuelas y colegios, lo cual era una buena estrategia pues los alumnos no podíamos negarnos, mientras que en el hogar no podría faltar algún padre de familia que no quisiera que sus niños recibieran las vacunas. Mis hijos también tienen su cartilla de vacunas; es algo para sentirnos tranquilas, aunque hayan tenido fiebre un par de días.
Cordiales saludos, un enorme abrazo