Muchas gracias Juanes

Paz sin fronteras, esa debería ser la consigna mundial. Es así como llamaron al concierto ofrecido en la frontera colombo-venezolana el pasado 16 de marzo.

En verdad nunca he comprado música de Juanes, ni me he interesado por lo que realice o deje de hacer pero luego de los acontecimientos del domingo, me siento orgullosa que ese joven cantante sea colombiano.

Inicialmente Juanes tuvo la feliz idea de realizar el concierto para bajar las tensiones luego del desafortunado asunto de la incursión colombiana en Ecuador y, tanto el gobierno de ese país como el de Venezuela hayan enviado tropas a las fronteras y los vientos de guerra se hayan hecho sentir en nuestro territorio.

Al parecer Juanes tuvo un enorme ajetreo no solo haciendo invitaciones, conversando con cada uno de los artistas que asistiría, acordando cuántas y qué canciones llevarían,
sino coordinando con las empresas y gente que ayudaría a la realización del evento. Desde comunicadores sociales, grandes empresarios, músicos y trabajadores estatales, hasta la comunicación con políticos y todos aquellos que prestarían la logística necesaria para un evento de esa magnitud.

El concierto fue todo un éxito, no sólo fue visto en Colombia y Venezuela, sino que muchos pudieron seguirlo minuto a minuto en el exterior a través del canal internacional de Caracol.

El colombiano Carlos Vives fue el encargado de abrir el recital: "Soñemos que los secuestrados, policías y militares, vuelvan a casa (...) Toda esta energía va para ellos, para que eso ocurra", dijo. La muchedumbre estalló en gritos y aplausos.

Cuando le correspondió al ecuatoriano Velasco saludó así: "Yo nací aquí, en Colombia, en Venezuela, en Ecuador" y ustedes son las voces, el mandato que pide la paz". Una de sus canciones la interpretó acompañado de Juanes.

Luego el español Alejandro Sanz señaló que ahora "se está haciendo historia en esta frontera", y que "el mensaje es muy claro: No queremos guerra". Su canción “Corazón partío” fue interpretada junto a los demás invitados. Fue hermoso.

A su turno, Ricardo Montaner estuvo muy ecuánime, también habló de paz e interpretó canciones que el público sabía perfectamente. Tienes una voz muy bonita.

El más aplaudido, después de Juanes, fue Miguel Bosé, él es muy querido en este país, aquel día el público lo adoró.

El dominicano Juan Luis Guerra puso a cantar y a bailar a todos, “Ojalá que llueva café en el campo” la interpretó en compañía de los otros invitados, fue un momento muy emotivo.

Finalmente se presentó Juanes, que con su carrera y sus compromisos, no ha dejado duda de que cuando se decide a impulsar una causa, ya sea contra la siembra de minas anti-personas o en favor de la paz entre Colombia y Venezuela; lo que lo mueve no es el deseo de vender más, sino el anhelo sincero de contribuir a resolver los problemas.

Muchas gracias, que mi Dios bendiga a todos los cantantes que, a pesar de sus múltiples compromisos, acudieron al llamado de Juanes, que todas las fuerzas positivas concurran a favor de ellos y del anfitrión.

3 comentarios:

Ricardo Buitrago Consuegra dijo...

Dios, los bendiga y nos bendiga a todos, para que ojala podamos tener, paz sin fronteras.

Rud dijo...

Pues sí, hombre, necesitamos esa paz que anhelamos desde hace mucho tiempo.
Gracias por leerme.

Alí Reyes H. dijo...

Igual que tú, si antes no ponía atención a las canciones de Juanes, ahora lo hago y con mucha alegría, es un valiente, se tiró a la FARC encima al proponer ese concierto.

Te recomiendo que leas una extensa opinión que hago al respecto en el blog de la Zuliana maracucha en la entrada de este concierto