¿Qué es la piratería?


Una de mis ahijadas que ya se encuentra en secundaria me preguntó: ¿de qué se trata la piratería?

Primeramente es la depredación o violencia cometidas contra un buque, personas o cosas que en él se encuentren. Son una clase de asaltos realizados en el mar por la tripulación o los pasajeros del mismo o de otro navío.

¿Pueden detener a los piratas?
Claro que sí. Los barcos vigías o barcos mercantes de cualquier Estado, pueden detener al buque sospechoso; su carga puede ser confiscada y su tripulación juzgada de acuerdo con las leyes del país de la embarcación que le
haya hecho prisionero.

Has tenido una confusión acerca de lo que es la piratería pues al término conocido desde antaño, derivó la actual acepción que es la que nuestros niños y jóvenes conocen: robo de un bien intelectual o artístico ajeno; o simplemente la copia de canciones y filmes sin pagar regalías.

¿Cuándo comenzó la piratería?

Probablemente desde que los fenicios dieron inicio a la navegación. La conformación geográfica del Mediterráneo favorecía la organización de los piratas y su práctica de técnica de ataque que consistía en el asalto por sorpresa.

Existieron reyezuelos que utilizaron los piratas para luchar contra el antiguo Imperio Romano. Un tiempo más adelante fueron los nórdicos quienes ocuparon el centro de la actividad pirática, infestaban las costas occidentales de Europa. Luego la piratería se llevó a cabo en el norte de África con los piratas berberiscos, acrecentados por los musulmanes andaluces expulsados de España en 1492 que unidos a los corsarios del Sultán de Constantinopla, llegaron a dominar las tres cuartas partes del Mediterráneo encabezados por los hermanos Barbarroja que hicieron de la piratería una empresa.

¿Alguien acabó con los berberiscos?

En el siglo XIX, durante la dominación francesa de Argel los exterminaron.

¿En América hubo piratería?
El escenario de la piratería se cambió a América durante la edad moderna. El sistema comercial de monopolio hispano atrajo a los piratas, pri
ncipalmente a las Antillas. Existió una ayuda encubierta a los piratas de parte de los gobiernos: inglés, francés y neerlandés. Su objetivo era robar a los barcos españoles que de América se dirigían a la península Ibérica.

A raíz de la piratería en América nacieron los bucaneros y filibusteros que eran otro tipo de piratas. Los gobiernos involucrados con los piratas y corsarios argüían acto de rebeldía el hecho de ese apoyo pues no aceptaban el monopolio hispano y portugués en la trata de africanos, lo que le dio carácter político a esa terrible actividad.

¿Se acabaron los piratas marinos?

Desafortunadamente no. La ambición de ciertos gobernantes fue tan inmensa que llegaron a transformar a barcos mercantes para el ejercicio de la piratería. En el siglo XIX, esa actividad prácticamente se extinguió en el hemisferio occidental y se pasó al Índico, con base en Madagascar. Posteriormente, durante el siglo XX sí hubo casos aislados en las costas de África, China, golfo Pérsico y Polinesia.

¿Hay de esos piratas en este siglo?

Sí. Actualmente en las costas cercanas a Somalia están actuando infinidad de piratas. El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de ONU ha advertido acerca de que millones de personas en el este de África podrían pasar hambre y se incrementarían las tasas de malnutrición si los piratas somalíes continúan secuestrando los barcos proveedores.

En esta semana han sido atacados varios barcos, entre ellos uno con bandera estadounidense y con 27.000 toneladas de alimentos del PMA, como harina de maíz, lentejas, guisantes, soja y harina de trigo; según el diario "El País", logró escapar.

En el diario "El Mundo" he visto que un señor llamado Russel Feingold cree que para frenar la piratería a largo plazo en esa región es necesario estimular la creación de un gobierno central funcional y legítimo en Somalia, algo de lo que ha carecido ese Estado en las últimas dos décadas pues un país destruido por las guerras no puede ser capaz de ofrecer a sus jóvenes oportunidades de empleo.

¿Es más fácil erradicar la piratería de los CD que la otra?

La “piratería” contra la que han luchado cantantes y productores cinematográficos en la actualidad es quizás más fácil de erradicar pacíficamente que el terrible mal que ha vuelto a aparecer con furia en las costas somalíes.

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Esto de piratas en pleno siglo XXI es una muestra de atraso terrible. Pero es algo relativamente fàcil de controlar, no asì la piraterìa de autores que es màs desoladora para la cultura humana que la otra.
--------
En cuanto al post anterior y el respeto a las religiones...Perfecto...Pero un momento. EN TANTO Y CUANTO no colide con los otros derechos tan fundamentales como ese. Ejemplo, la libre expresiòn y la dignidad de la mujer.

Rud dijo...

Mira, Alí, lo de la actual piratería en los mares africanos, no es tan fácil de erradicar pues tienen sus bases en tierra y mientras persista la miseria y el hambre, los hombres han de tratar de buscar el sustento como puedan. Además de que siempre ha habido delincuentes que buscan la vida fácil; pero tienes mucha razón acerca del asunto prácticamente incontrolable del plagio de obras de arte, libros, composiciones y canciones. No solo atenta contra la expresión cultural libremente expresada sino que la originalidad y los derechos ajenos se está quedando sin piso.
De otro lado, respecto de la libertad de expresar nuestras opiniones religiosas, no quiere decir que podamos irnos contra la sensibilidad ajena.
Muchas gracias por pasar por aquí.
Saludos