Honduras y la libre autodeterminación de los pueblos


¿Qué es autodeterminación?

Es el derecho de los habitantes de un territorio nacional a decidir su independencia y régimen político sin recibir presión alguna del exterior.

¿Qué es la libre autodeterminación de los pueblos?

Es el conjunto de facultades individuales y colectivas concentradas a las que se puede denominar soberanía, y la existencia del Estado es una forma de materialización del derecho de autodeterminación de los pueblos.

La expresión ha sido utilizada muy a menudo por la retórica internacional, generalmente usada de manera inexacta pues se desconoce el valor real del término “autodeterminación”, por ello existe una confusión generalizada sobre su concepto y sus límites.

La autodeterminación puede basarse en una necesidad, por ejemplo cuando en el curso de los acontecimientos humanos se hace necesario que un pueblo disuelva los lasos políticos que hayan tenido dependiente de otros, como en los casos de declaraciones de independencia que han llevado a muchos países a tomar su propio rumbo.

La Carta de las Naciones Unidas se refiere a este tema pues enuncia en su Art.1, literal dos como uno de los propósitos de la organización, el de “fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto, en el principio de igualdad y autodeterminación de los pueblos”.

La autodeterminación se puede ver desde tres ángulos diferentes:

1- El derecho de los Estados a determinar libremente su condición política, esto es la facultad de un pueblo de darse la forma de gobierno que le plazca, como principio de democracia

2- El derecho que tiene cualquier Estado de mantener su actual forma de organización política y económica, o a cambiarla si así lo desea, sin interferencia de otros Estados; eso excluye no sólo la fuerza armada, sino también cualquier otra manera de injerencia o de tendencia atentatoria en contra de la “personalidad” de un Estado, de sus elementos no sólo políticos y económicos sino también la cultura que lo constituya. Esta acepción se identifica con el principio de soberanía.

3- El derecho de un pueblo, con clara identidad y evidente carácter nacional, a constituirse en Estado con el fin de organizar de manera propia su vida política sin interferencias de otros Estados.

Por consiguiente, ninguna Organización, ni Estado alguno debe intervenir en los asuntos internos de otros pueblos. El Derecho Internacional destaca, no sólo la completa autonomía del Estado soberano en sus asuntos internos, ya que este derecho rechaza la interferencia en los asuntos internos de cada Nación, sino también una segunda cualidad de soberanía: la independencia del Estado soberano.

La OEA no tiene derecho a interferir en la situación política de uno de sus Estados miembros, menos aún expulsarlo de su seno por haber supuestamente roto el orden constitucional; después de que días antes ha provocado el reingreso a la organización a un país que no vive en democracia desde hace 50 años.

La OEA, cometió el atropello de expulsar a Honduras por no seguir sus instrucciones; eso es injerencia. ¿En dónde queda el derecho a la autodeterminación de los pueblos? Únicamente los hondureños deben decidir sobre su vida política; sólo ellos son conocedores de los errores que haya cometido su mandatario. El presidente de una nación no es un reyezuelo que pueda pasarse por encima del orden constituido, pues si lo hace, existen mecanismos en cada país para destituir a quienes se hayan alejado de la legalidad.

Quienes solamente seguimos los acontecimientos desde la distancia, hemos tenido noticia que el depuesto presidente Zelaya quiso pasar por encima de las normas constitucionales de su país, así que el Congreso lo destituyó y me recuerda los muchos momentos de esa naturaleza que ha vivido Latinoamérica, sólo es de echar un vistazo a algunos de quienes se pusieron en frente de la supuesta salvaguarda de la democracia en Honduras:

El señor Chávez, lo sabe todo el mundo, se dio a conocer por romper el orden constitucional de su país; efectuó un golpe de Estado, que le constó algunos años de cárcel en donde se preparó, de alguna manera, para llegar al poder de una manera más ortodoxa. También es conocido como uno de los autócratas mesiánicos que en este momento lideran un movimiento que ha comenzado a ser una verdadera peste en nuestra América.

Otro “gran defensor de la democracia ajena” es el señor Correa de Ecuador, quien parece fallarle la memoria: primeramente fue ministro de un gobierno que fue fruto de un golpe de Estado: Cuando comenzó a ejercer como mandatario de dicho país, lo primero que hizo fue desconocer la Constitución, destituir, sin derecho, a muchos congresistas y gobernar sin dios ni ley pues al parecer carece de un Congreso que lo fiscalice.

La mayoría de latinoamericanos que han condenado a Honduras, están escupiendo hacia arriba, sin fijarse a cuántos presidentes han destituido en la historia reciente. Eso, además de irresponsabilidad, es tener una clara injerencia sobre un Estado soberano.

Del concepto de soberanía se deriva un grupo de principios fundamentales de derecho internacional, especialmente el de la igualdad de los Estados y el del deber de abstenerse de interferir en los asuntos internos o externos de otras naciones igualmente soberanas.

8 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Muy buena tu entrada. Esperemos que podamos sentar un precedente en cuanto a los presidentes violadores de la constitución.

Alí Reyes H. dijo...

Antes que nada, quiero aclarar que a Inzulza le queda muy bien el nombre pues ha actuado precipitadamente echando a perder màsel asunto, por otro lado creo que Zelaya se estaba convirtiendo en otro tìtere de Chàvez en Centroamàrica.

Aclarando estos dos puntos procedo a decierte que GOLPE DE ESTADO A UN PRESIDENTE ELECTO, ES MALO, LO HAGA QUIEN LO HAGA. Condeno los dos golpes de estado frustrados que hizo Chavez en Venezuela, pero condeno tambièn el de Homduras. Repito, la ilegalidad no puede ser combatida con màs ilegalidad. Las cosas hay que hacerlas bien porque si no, todo se vuelve un despelote y el remedio puede ser peor que la enfermedad. Lo que pasa hoy en Honduras es un buen ejemplo de ello.

Martha Colmenares dijo...

Hola, enlacé tu entrada a la que acabo de postear: "Bravo Honduras"
Abrazos

Rud dijo...

Hola, Martha, muchas gracias por tus palabras. Sí fuera conveniente que la comunidad internacional se interesara más por ciertos asuntos que llevan a las naciones por caminos escabrosos.
Últimamente son algunos los gobernantes latinoamericanos que han violado las Constituciones de sus respectivos países y sus incondicionales los mantienen en el poder. Pero existe algo que se llama la revocatoria del mandato que también está contemplado en casi todas las Cartas políticas. Esperemos que la democracia salga favorecida en todas nuestras actuaciones. Cordiales saludos, muchas gracias por el enlace.
¡Hola, Alí!
Tus conceptos siempre me han parecido muy importantes. Aprecio que estés de acuerdo en algunos puntos de mi escrito. Tienes razón, el procedimiento que emplearon para sacar del poder al señor Zelaya no estuvo correcto, pero él fue quien primero violó los textos de la Carta Magna hondureña.
He leído hace un momento una entrevista de una persona que con autoridad y pleno conocimiento de los hechos habla de los acontecimientos de ese interesante país centroamericano: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/12/internacional/1247374537.html
Para mí un golpe de Estado es algo muy grave, pero es menos ilegal cuando el mandatario derrocado ha dejado a un lado lo constitucional y se ha erigido en dictócrata.
Lo desafortunado en verdad es que no hayan llevado el proceso de revocatoria del mandato como lo manda la Ley.
Cordiales saludos.

César, Chile dijo...

¿En qué momento violó Zelaya la constitución hondureña?
Me parece que su único pecado fue intentar realizar una encuenta para averiguar si el pueblo hondureño consideraba pertinente replantearse la constitución del país que, dicho sea de paso, es el fruto de la intervención militar que sufrió Honduras, al igual que casi toda america latina, durante los setentas y ochentas (la constitución es del 82)

Honduras no se autodetermina, son un pequeño grupo de oligarcas lo que deciden arbitrariamente, y violando ellos mismos las leyes del país, los que detentan el poder y a los que les conviene mantener el statu quo político y económico del país.

saludos hondureños
mi más sentido pésame.

César Sánchez
Chile

Anónimo dijo...

Aparentemente hay ilegalidad y un golpe de estado en honduras pero nada mas lejos de la verdad, si consideramos el punto de partida y el punto es que Zelaya pretendio violar su constitucion para reelegirse y continuar en el poder.- eso si es ilegal y anticonstitucional. No hay golpe de estado actualmente puesto que el ejercito no ocupa el poder, sino que este esta en manos de un civil. por otro lado incluso la ONU esta violando sus principios ya que uno de ellos es precisamente no intervenir en los asuntos internos de los pueblos y repetar su libre autodeterminacion.

Anónimo dijo...

WWW.RESISTENCIAHONDURAS.NET

erick joel macias gutierrez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.