La diplomacia y sus funciones

Cada país, en el libre ejercicio de su soberanía, elige gobernantes que, a su vez nombran personas que puedan representar dignamente a la Nación en otro Estado, ellos son los agentes diplomáticos.

Pero también, para que haya orden, y el presidente no tenga que encargarse del cuidado de esos agentes diplomáticos, el gobierno posee un Ministerio de Relaciones exteriores que además de encargarse del buen funcionamiento de las Embajadas, está en la obligación de hacer frente a cualquier situación de índole internacional que se presente.

Determinados gobiernos llaman a quien está frente a dicho ministerio, canciller. Cualquiera sea su nombre, Ministro de Asuntos Exteriores o Canciller, es quien debe contestar, dar trámite o realizar una misión en la que se involucren el gobierno local y el de otra nación.

A mi parecer, quien primeramente debe pronunciarse en cualquier asunto internacional es el Canciller de la República, previa conversación con el primer mandatario. De ninguna manera es lícito, bueno o conveniente que otras personas que no tengan autorización estén haciendo los oficios diplomáticos pues eso le resta autoridad al Presidente y da la sensación que ciertos grupos o personas le están dando más importancia a un mandatario extranjero que al propio.

Si buscamos en un diccionario el término “diplomacia”, encontramos que no es otra cosa que la ciencia dedicada al estudio y práctica de las relaciones internacionales entre Estados. De aquí deberíamos remitirnos a “Estado”, que es la organización política de un país con personalidad jurídica independiente en el plano internacional, cuyos límites territoriales vienen determinados por los límites de su soberanía. Los límites internos de su potestad de mando los determinan los diversos niveles de poder de las restantes sociedades que convivan dentro de esos límites.

No es lícito que los gobernantes aficionados a las tablas, en cualquier encuentro popular o frente a cualquier micrófono despotriquen, minimicen, amenacen, difamen e irrespeten al gobernante de otro país. Si están molestos por algo, existe la vía diplomática, que posiblemente ignoren, o les falte asesoramiento.

También ignoran o quieren pasarse de listos aquellos que acuden a gobernantes externos supuestamente en busca de soluciones a conflictos que ellos mismos han provocado.

¡Protesto por la intromisión de gente extraña al gobierno en los exabruptos con Venezuela!

Y protesto, aún más fuertemente, por la manera grosera en que los gobernantes de Ecuador y Venezuela hablan de mi país. Colombia es un Estado soberano; que yo sepa, EU no va a construir bases militares pues ya están hechas; se trata de una cooperación que fuera bueno que sea discutida por el Congreso Nacional, es un asunto interno de Colombia y nada más.

El presidente ecuatoriano no tiene autoridad para decir que la presencia estadounidense en suelo colombiano constituya un peligro para Sudamérica, se ha olivado que su país ha tenido una base gringa por casi una década y ningún vecino le ha dicho que se haya sentido amenazado por esa base militar. Tampoco nadie ha cuestionado al gobierno venezolano por sus peligrosas relaciones con Rusia e Irán pues son libres determinaciones que los Estados soberanos de Ecuador y Venezuela han tomado.

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

...Ay Rud...Perdona que me ria un poquito de tu ...inocencia.

Me rio porque hablas de Venezuela como si hubiese forma de que en este pais se cumplieran las leyes -te advierto que no encuentro el acento en este teclado, te lo digo porque en Venezuela hemos llegado a un punto donde el Presidente hace lo que le viene en gana y no le importa denigrar o dirigirse groseramente a sus propios partidarios, cuanto mas a los que tienen ideas contrarias a el. El canciller no tiene ninguna experiencia en relaciones exteriores, fue nombrado por el presidente y punto. Es un cero a la izquierda como lo son todos los funcioanrios de gobierno, pues el que dice lo que hay que hacerse es el Presidente. Esto es mas parecido a una monarquia que a un gobierno democratico. De paso, ese señor que dirige los destinos de este pobre pais, esta clamando por una guerra con un enemigo exterior para alentar el chauvenismo con la creencia que los venezolanos cerraremos filas delante de el, sin saber que la historia demuestra que esto puede ser su perdicion, recordemos a Videla. Este señor quiere poner a los venezolanos contra sus hermanos colombianos...Pero en el nombre de Dios NO LO VA A LOGRAR porque el pueblo no apoya esa locura. El caso es que, si bien, no lo va a lograr, SI ESTA ATIZANDO LA GUERRA CIVIL...y no quiero decirlo...pero en eso si tiene posibilidades de ser exitoso...Dios nos ampare y nos favorezca.

Correa en Ecuador es solo un titere de el de aqui. Se que el pueblo de Ecuador no va a apoyar un absurdo tan grande...Dios tenga misericordia de esos dos pueblos

Rud dijo...

Estimado Alí,
Muchas gracias por tus comentarios, siempre tan acertados. Mira, cuando veo en los noticieros a ciertos presidentes, créeme que me parece estar viendo alguna comedia. No puede ser que pueblos inteligentes hayan apoyado a gobernantes tan desequilibrados.
En mi hogar, en mi entorno y todos los colombianos que conozco, nos sentimos identificados con el pueblo venezolano: la misma historia desde la conquista hasta la independencia; similares antepasados, unidos por el llano y el Caribe… "Tu patria es mi patria; tu bandera es mi bandera…"
Es preocupante lo que sucede allá, aquí y en la vecindad. ¡Qué mi Dios nos ampare!
Cordiales saludos