¿Se le subió el triunfo a la cabeza al Cigala?

Todas las veces que he tenido el gusto de escuchar a Diego, "El cigala", me ha parecido un cantante de flamenco en verdad extraordinario, le pone mucho sentimiento a la interpretación y su voz entre dulce y quejumbrosa atrapa al público.

En el 2002 el director cinematográfico Fernando Trueba produjo "Lágrimas negras", disco que unió al Cigala con el cubano Bebo Valdés al piano, y se publicó en 2003. A partir de dicho acontecimiento se le comenzó a conocer Internacionalmente pues le hizo merecedor de algunos premios como mejor disco del año y principalmente un Grammy.

Al parecer su éxito no sólo ha sido el resultado de haber "resucitado" algunos temas caribeños, sino su estilo diferente muy bien logrado. Además tengo entendido que en este año ha grabado un álbum de tangos.

¿Qué bonita historia la de este señor, verdad?

Pues me ha sorprendido leer en el diario "El Mundo", que "el cigala" ha dejado plantado a su público en la ciudad de Santo Domingo en la República Dominicana porque supuestamente no le estaban prestando atención.

Legalmente dicho señor ha incumplido el contrato de cantar en un Hotel durante tres horas. Quienes pagaron para cenar en ese lugar, no tenían en mente el menú, sino la presentación de un cantante que admiraban.

El señor Diego, como se llame, debería enterarse acerca de la idiosincrasia de las personas en cada país. Cuando un caribeño sale a divertirse, lo hace a su manera. A él lo contrataron para cantar, los presentes podían estar bebiendo, comiendo o besándose, eso no era asunto de él, debía cumplir el contrato.

La gente asistió a ver a Diego el cigala. Las personas no acudieron allí a escuchar un concierto de Schubert, ni a un oficio religioso, fueron a distraerse. Si desea tanta solemnidad que sólo cante en los templos.

3 comentarios:

Quidquid dijo...

Hola Rud:
El flamenco es un arte al que no le tengo ningún interés y sus artista me son prácticamente desconocidos...
Que tengas un feliz fin de semana,
cordiales saludos,
Luis

Alí Reyes H. dijo...

En mi caso, un venezolano, el flamenco es un género que me encanta, eso gracias al grupo Gipsy Kings que me enseñaron a disfrutar de tan bella música. Pero en este caso...hay un factor humano, todo artista se debe a su público y debe respetarlo, si acaso quiere que el público esté pendiende totalmente de su música, que organice un concierto, pero no puede esperar que en un restaurant la gente no coma o haga comentarios mientras lo oyen. A propósito de El Cigala, te recomiendo que entres a la sección MÚSICA o ESPAÑA de Tigrero y busques el artículo ¿QUÉ SERÍA DEL CASTELLANO SIN AMÉRICA? en donde Milagros Socorro hace una semblanza acerca de El Cigala que sé que te va a gustar

Rud dijo...

Hola, Luis
También desconozco el arte flamenco. A este señor lo he escuchado un par de veces debido a que mi esposo compró unos videos musicales que lo incluían.
Para mí es ese tipo de cantante que sólo soporto un momento; pero fue agradable pues tiene un estilo diferente, aunque por aquí no es muy amada la música flamenca, al menos en mi familia.

Hola, Alí
Sé que no te es indiferente el Cigala debido a que leí un par de veces tu excelente artículo "Qué sería del castellano sin América". Cuando vi en diario el mundo el mal comportamiento de este cantante con "su" público, me prometí no volverlo a escuchar (no lo he de extrañar), parece que se puso de moda ese asunto, pues días antes había leído que lo mismo había hecho en un restaurante de Londres un chico de apellido Iglesias.

Feliz fin de semana a los dos