El museo de Orsay en París

Cuando los amantes del arte visitan París, hay dos sitios que no dejan de visitar: el museo del Louvre y el sector llamado Montmartre. En los últimos años, más exactamente a partir de 1986 existe un lugar que vale la pena que el visitante admire: el museo de Orsay.

El hermoso edificio había servido hasta 1939 de estación de ferrocarril en la línea París-Orleans, luego tuvo diferentes usos hasta que en 1978 lo declararan monumento histórico, en aquel año las autoridades francesas decidieron crear el organismo encargado de transformarlo en museo. En la entrada el gran reloj de aguja, recuerda al visitante que el edificio originalmente fue una estación ferroviaria.

El museo de Orsay alberga una extensa muestra de pinturas y esculturas de la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX de estilo impresionista y post-impresionista. Contiene también una muestra de esculturas (de Carpeaux, Daumier, Degas, Rodin…), artes decorativas, maquetas, fotografía, cine y arquitectura, obras todas ellas pertenecientes al fondo del Museo del Louvre.

Algunos artistas cuyos trabajos se encuentran expuestos en el Museo de Orsay: Edouard Manet (Olimpia), Claude Monet (La merienda campestre), Pierre-Auguste Renoir (El molino de la Galette), Coubert (El origen del mundo, El Taller del pintor), Degas (Bailarina vestida), Gauguin (Autorretrato con cristo amarillo), Ingres (La fuente), Van Gohg (La iglesia de Auvers). etc.

El museo de Orsay es espectacular, su decoración respeta la estructura original del edificio y además su terraza ofrece una panorámica fantástica de la ciudad y del Sena. Su techo de cristal ofrece a sus salas una luz cálida y perfecta, que hace más fácil y agradable contemplar las obras. De allí se sale llenos de inspiración. Vale la pena visitarlo.

6 comentarios:

Genín dijo...

Hace muchos años que no he vuelto a París y este museo como tantas otras cosas no las conozco, aunque no tengo intención de ir a Gabacholandia, quien sabe, siempre es un buen dato.
Gracias.
Salud y besitos

Luis dijo...

Hola Rud:
Conozco el museo y, como muy bien dices, es un lugar para pasarse unas cuantas horas... sobre todo los amantes/aficionados al arte, entre los que me encuentro.
Cordiales saludos,
Luis

Franki dijo...

Rud!! vas a conseguir que uno de estos días caiga en la tentación y visite París:). Si tienes razón París es uno de los paraísos del arte.
Ah! mi golondrina es "la golondrina roquera-ptyonoprogne rupestris" vive en las zonas rurales y anida en acantilados y casas viejas de Catalunya. Hay otras especies, supongo que en tu país puede haber otras.
Besos

Isabel Estercita Lew dijo...

Rud, me das muchas ganas de viajar, me debo el museo de Orsay, y volvería al de Louvre y si pudiera marcaría una rayuela en algún suburbio para despertar a Don Julio y que se venga a jugar conmigo

beso

Estercita

Rud dijo...

Hola, Genín, muchas gracias por tus palabras. Comprendo que si tuviste una mala experiencia la primera vez, has de pensar que París no vale la pena.

Hola, Luis, también soy amante del arte, la belleza me atrae.

Franki, de eso se trata, te voy a realizar un hechizo para que en tus próximas vacaciones visites París, uuuhhhh!
Muy interesante lo de tus golondrinas, espero poder visitar tu blog un día de estos.

Isabel Estercita, no hay que quedar en deuda con los deseos, si te propones viajar, hazlo, tú puedes.
Marca esa rayuela, Estercita, para que se despierte quien quiera jugar contigo y te dé felicidad.

Cordiales saludos, a todos, gracias por pasar por esta villa.

jose dijo...

Yo estuve en junio del 2012 con mi esposa e hija en Paris y con propiedad puedo decir que cuando uno se encuentra en la Ciudad Luz, el alma se engrandece. Mi esposa y yo visitamos el Orsay, el Louvre y el Pompidou. Tres museos maravillosos, pero el Orsay tiene tanta belleza que es uno de los que volvería a visitar tan pronto pueda poner los pies de nuevo en Paris. PARIS ES UNA CIUDAD ENCANTADA QUE ENTRE MÁS LA CONOCES, MAS QUIERE ESTAR EN ELLA. yO CREO QUE AL IGUAL QUE TODOS LOS MUSULMANES, AL MENOS, UNA VEZ EN LA VIDA DEBEN VISITAR LA MECA, TODOS LOS HUMANOS DEBIERAN VISITAR PARIS.