Viena

Viena, la capital de Austria, es un paraíso cultural. Los amantes de la música pueden acudir a la Ópera Nacional o alguno de los conciertos que hay frecuentemente frente al Ayuntamiento; si son otros los gustos se puede ir al Museo de Bellas Artes y de Ciencias Naturales, conocer el Parlamento, el Teatro Real, la Municipalidad...

Luego de pasar por la Iglesia de San Carlos se llega hasta el Palacio del Belvedere en donde resulta muy confortable dar un paseo por sus amplios jardines, desde donde se aprecia una agradable vista de la ciudad.

Algo que llama mucho la atención aparte de sus monumentos y su agradable arquitectura es la enorme cantidad de pajarillos que se acercan a los visitantes, se parecen a los gorriones que hay en América, al parecer son alondras.

La estatua dorada de Johann Strauss es quizás uno de los monumentos más fotografiados; se encuentra en un hermoso lugar con césped, macizos de bellísimas flores, árboles exóticos, estatuas y un hermoso estanque que crea un ambiente de serenidad.

Los admiradores de Mozart pueden peregrinar hasta la estatua de este genio de la música en el Burggarten. Pero quien sea fan de la emperatriz Sissi, no debe perderse de ir a admirar la Estatua de Sissi del Volksgarten.

Pero ¿quién fue realmente Sissi?

Isabel de Wittelsbach, llamada familiarmente Sissi, fue una joven nacida en Munich: nieta del rey Maximiliano I de Baviera, hija de la princesa real Ludovica de Baviera y de Maximiliano, duque de Baviera. Debido al matrimonio con su primo el emperador Francisco I de Austria-Hungría, se convirtió en emperatriz.

En realidad, ella merece un momento especial, otro día afronto su biografía.

6 comentarios:

Genín dijo...

Una cosa que siempre me ha llamado la atención de este país es que después de años de estar ocupado por los rusos, lograran que se fueran sin disparar un tiro, ahora me he acordado y tengo que averiguar como lo lograron.
Besos y salud

Alí Reyes H. dijo...

Austria...Un pais que parece salido de un libro de cuentos de hadas. Pero resulta sorprendente que hasta en un Paraiso como ese se llevó a cabo el esperimento de la dictadura del proletariado, con toda su historia de miseria, y no solo eso sino que fue coto cerrado del nacionalsocialismo nazi, con toda su carga racista , antisemita y de intolerancia. esto nos demuestra que en la tierra no hay paraiso perfecto. A propósito, te recomiendo las lecturas de un autor austríaco de origen judío que siempre he admirado, Stefan Zweig

Ahhh...Nos debes la historia de Sissi

esteban lob dijo...

Hola Rud:
El tuyo es un post muy grato, que me trae reminiscencias de belleza y valses(pese a que nunca estuve allí), mientras que el comentario de Alí Reyes me recuerda a un gran escritor que se suicidó en Brasil durante la Segunda Guerra Mundial y cuya muerte me marcó en su momento por el impacto que tuvo en mis padres, refugiados de Hitler en Sudamérica, tal como ellos.

Un beso.

Un beso.

Luis dijo...

Hola Rud:
Viena es una de las ciudades mas interesantes de Europa Central y del Imperio Austro-Húngaro. La historia es amplísima y como antes se ha expuesto, no tan romántica con la emperatriz Sissi...
Un lugar que recomiendo a todas mis amistades que la visiten es el "Museo de las Mariposas" un lugar espectacular donde se representa una especie de bosque donde pululan infinidad de estos lepidopteros...
Un feliz fin de semana,
Luis

Ricardo Tribin dijo...

Regreso despues de unas muy agradables vacaciones y te visito con el aprecio de siempre.

Un gran abrazo

Rud dijo...

Genin,
Austria y la República Checa habían sido anexionadas a Alemania meses antes de empezar la guerra. Si mal no recuerdo, el referéndum para preguntar a la población austriaca si deseaban anexarse a Alemania, ganó con el 90%. Estoy segura que la gente lo hizo pues temía lo peor; además hay que recordar que Hitler había nacido en Austria. Cordiales saludos


Hola, Alí,
Además de Alemania y Austria, no hay que olvidar que el llamado "eje" estuvo formado también por Italia, Japón, Eslovaquia, Finlandia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Croacia y Tailandia; las guerras mundiales fueron espantosas
Al parecer hasta en los "paraísos" se han hecho experimentos políticos de diferente índole. Voy a tener presente a Stefan Zweig (es una lástima que se haya suicidado), ha de ser para leer cuando tenga vacaciones.
Muchas gracias. Que la pases bien.


Hola, Estaban,
Muchos hemos estado marcados por reminiscencias pero hemos aprendido a vivir el aquí y el ahora.
Stefan Zweig efectivamente se suicidó, un pacifista que no pudo soportar ver destrozada a Europa por la guerra.
Comprendo lo de tus padres y cómo puede impactar un acontecimiento de esa naturaleza; tenemos que trabajar para que el horror de la guerra no vuelva, mi estimado amigo.
Un gran abrazo


¡Ay Luis!
Cómo no supe antes lo de las mariposas; me encantan. Ese ha de ser un motivo para volver a Viena: visitar el Museo de las mariposas y estar presente en un buen concierto, en esta ocasión no hubo tiempo.
Ciertamente Viena es una ciudad muy interesante y llena de encanto.
Un abrazo, cordiales saludos


Hola, estimado Ricardo
Muchísimas gracias por tu amable visita; espero que hayas tenido unas maravillosas vacaciones, llenas de deliciosas sorpresas y paisajes inolvidables.
Cordiales saludos