Ser secretario

El secretario o secretaria es aquella persona que se encarga de los asuntos de otra en relación de dependencia laboral; viene a ser como un enlace entre el patrono, los otros trabajadores y naturalmente con el público o personas que acudan a la empresa o establecimiento de que se trate.

También es aquel personaje encargado de todo lo concerniente a ciertos movimientos que se puedan dar dentro de una Institución pública, como el caso del secretario de un juzgado; en tal caso por sus manos circulan asuntos que, de alguna manera, pueden afectar a mucha gente, por consiguiente debe tatrarse de alguien que sepa guardar el secreto profesional.

Pienso que ser secretario no es algo sencillo pues el conocer los pormenores de lo acaecido con una o muchas personas es una tarea algo complicada. El secretario no sólo ha de estar informado de todo lo referente a su empresa o lugar de trabajo, sino que también debe estar enterado de de los sucesos que puedan afectar su entorno.

El buen secretario se convierte en la mano derecha de su jefe, éste le confía un sinnúmero de asuntos no sólo relacionados con su profesión, sino que muchas veces es el depositario de secretos industriales, empresariales y hasta personales.

Responsabilidad, discreción e iniciativa para resolver problemas, deben ser las cualidades de un buen secretario.

Lo malo de esa profesión, es que muchas veces los secretarios son obligados a mentir: "el doctor está en una junta"; "hoy no va a venir pues le ha ocurrido una calamidad doméstica"; "no señora, su esposo acaba de salir pues debía rendir un informe a unos clientes importantes".

Frases de secretarias: "doctor, recuerde que hoy es el cumpleaños de su esposa"; "ya le envié las flores a su amiga"; "hablé con los del Banco, les dije que está de viaje y que a su regreso arregla lo del sobregiro"; "doctor, si está muy cansado le puedo dar un pequeño masaje…"

5 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Durante muchos años he sido secretaria, así que conozco de qué va esta entrada.
Te dejo un abrazo y muchas sonrisas.

Balovega dijo...

Bella noche..

Un gusto venir a leerte y disfrutar de tu bella entrada… buena semana..

Besos de lindos sueños

Rud dijo...

Hola, Catalina
Me da mucho gusto que, en cierto modo te haya rendido un homenaje, pues cuando escribí estuve pensando en un secretario de juzgado que conocí hace unas pocas semanas; veo que se trata de un trabajo muy duro.
Muchísimas gracias por tus amables palabras.
Un abrazo


Hola, Balovega
Muchísimas gracias por pasar por esta villa, espero que hayas salido encantada.
Cordiales saludos, un abrazo

Anónimo dijo...

me gusto! me ayudo mucho a guiarme en mi monografia! atte noelia civera

curso de secretaria dijo...

Muy buen aporte. Las tareas secretariales han cambiado con el correr de los tiempos. Lejos quedaron las meras tareas serviciales que caracterizaban a los profesionales de la administración, hoy en día se requiere de una gran capacitación académica para ejercer eficientemente este vital trabajo en las empresas u organismos.