La guerra, los seres humanos no aprendemos




 Si revisáramos la historia de la humanidad, esta está plagada de guerras y conflictos interminables ya sean de carácter político, económico o religioso que han puesto de manifiesto las disposiciones de tipo: psicológico, ético, jurídico y sociológico que han activado fácilmente su ejercicio.


Las diferentes luchas han dado lugar a enfrentamientos bélicos que han diezmado poblaciones, que han traído como consecuencia no solo dolor, desplazados, desolación y muerte; sino también el advenimiento de la industria bélica, una de las más prósperas del planeta.
En la actualidad no solo existen conflictos internos en muchos países, sino que peligrosamente comienza a perfilarse la intolerancia a nivel internacional, lo cual es supremamente peligroso.
¿De qué han valido tantas reuniones de organismos internacionales?
¿Para qué han servido los acuerdos de no agresión?
¿Por qué no recordamos las secuelas dejadas por las guerras mundiales?
¿De qué han servido los programas para mantener la memoria histórica con miras a no volver a repetir los males del pasado?

 
La guerra, cuyos principales elementos son el odio, la violencia primitiva y la enemistad, es actualmente una de las actividades más lucrativas del mundo; los comerciantes de armas siempre le venden a ambos bandos y es muy probable que ellos mismos hagan lo posible para que no se lleguen a acuerdos pues sus ganancias se verían disminuidas.

En el tratado “De la guerra” de Carl von Clausewits puede leerse esta frase:
“La guerra es un acto de fuerza para imponer nuestra voluntad al adversario”.

18 comentarios:

Genín dijo...

Si, además de que esa frase que citas es cierta, también es cierto que la guerra es un gran negocio, aunque otras veces es la forma de distraer a un pueblo harto de injusticias, latrocinio, o corrupción, por eso la guerra siempre ha sido, es, y lamentablemente será una lacra entre los humanos.
Besos y salud

CRISTINA dijo...

Querida amiga, totalmente de acuerdo. Siempre ha sido un semillero de tensión y conflicto y turbulencias a lo largo de la historia.
Esto parece no terminar nunca.
Un abrazo lleno de luz.


Mari-Pi-R dijo...

Poco tengo por añadir ya que bien todo lo has citado tu, pero creo que el hombre está hecho para la guerra y no para la paz, ya que incluso en los hogares en pocos se reina la paz, somos hombres insatisfechos que por tonterías sin importancia liamos una escena de exaltación.
Esperemos que el mundo llegue a comprender y reine la paz en él.
Un abrazo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Rud:

Mientras la avaricia humana esté detrás del comercio de armas, las guerras serán un buen negocio...qué lástima.

Gracias por visitarme y por el comentario tan amable.

Abrazos.

Agustin dijo...

Las peores guerras son las religiosas,un ejemplo es la de Siria o Iraq.Al final tode se reduce a matar por algo incierto como es si hay Cielo o Infierno,un abrazo,

esteban lob dijo...

Lamentablemente hay muchos factores, apreciada Rud, que generan las guerras, aparte de aquel tan importante de la venta de armas.
Concuerdo con Mari-Pi en que en muchos hogares se dan lecciones de belicosidad por insignificancias, con terribles consecuencias para la psiquis de los niños.

Que tengas una muy buena semana.

Lola dijo...

Todo es cuestión de poder, de dinero, a nadie le importa matar por ideales, es solo que ya nada nos importa, nos acostumbramos a todo, la guerra es el día a día, somos un producto de los tiempos, pena deberíamos tener de la humanidad en la que vivimos. Tema para reflexionar. Un abrazo.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

¡Hola Rud! coincido plenamente con Lola. El poder es lo único que le interesa a la gente que mueve los hilos del mundo, retenerlo a cualquier precio. Las guerras existen desde el inicio de los tiempos, y los ideales poco han cambiado: conquistar, dominar, doblegar mediante la ley del más fuerte. Un abrazo!!

Joaquín Galán dijo...

La clave está en el negocio de las armas.Es tan lucrativo y deja tantos beneficios que cuando no hay guerras los interesados en venderlas las provocan con el beneplácito de las autoridades políticas pertinentes que también sacan tajada de las guerras.El mundo está desahuciado y el sentido común de la mayoría no va a ser suficiente para parar la barbarie.Así al menos lo veo yo.

Saludos Rud

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

No, no aprendemos. Es triste perpetuar actos así

Abuela Ciber dijo...

Como bien dices siempre existio.
Es la agresividad del ser humano que el tiempo no ha podido modificar
Y de siempre ....las mujeres fueron botin de querra.

Cariños

AMALIA dijo...

Lo has descrito muy bien.

Me encantaría que algún día brille la paz en todo el mundo.

Un beso, querida amiga.

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querida Rud.

El ser humano es la fiera mas agresiva de la creación.

Te envío un especial abrazo.

Rud dijo...

Hola, Genín
Tienes razón. Se comercia con el dolor sin importar quien caiga; sería maravilloso que llegase el día en el cual reinara la paz.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo



Cristina querida
Al parecer la historia de la humanidad ha sido escrita con sangre, qué pesar.
Un gran abrazo con fuerza positiva



¡Oh, mi apreciada Mari!
Cuánta razón tienes. Creo que donde primeramente debería reinar la paz es nosotros mismos.
Cordiales saludos, un gran abrazo



Hola, Rafael
Pues sí, la avaricia mueve a algunos humanos a enriquecerse aún a costa de la desolación ajena.
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Hola, Agustín
Es absurdo que haya guerras religiosas, cuando todas ellas predican la tolerancia y el amor al prójimo. Bien dices, se pelean por algo tan incierto.
Hay que recordar que el cristianismo se graduó en el tema con sus Cruzadas y la terrible inquisición.
Cordiales saludos, un abrazo



Hola, Esteban
Tienes mucha razón porque, como dejó escrito Foucault en "La Verdad y las formas Jurídicas": TODO, incluido el conocimiento, es quizá una ficción, el resultado del estado de permanente pelea por el poder que nos define.
Y en verdad, en muchos hogares se encuentra latente esa lucha, el deseo de dominación que hace que el devenir del amor sea el odio y nuestros niños y jóvenes absorben ese comportamiento.
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Pues sí, Lola, no existen idealistas con rifles. Es muy desafortunado el actuar humano y realmente deberíamos reflexionar para no llegar a exterminar nuestra especie.
Cordiales saludos, un abrazo.



Hola, Víctor
El poder, algo verdaderamente peligroso pues éste nubla la razón; por algo hay ciertos mandatarios que desean eternizarse en el pedestal donde se encuentran.
Cordiales saludos, un abrazo



Hola, Joaquín
Es cierto lo que expresas. Los vendedores de material bélico tienen un negocio redondo: le venden armas a ambos bandos, incluso, como dices, ellos mismos han de ayudar a promover la intolerancia.
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Es verdad, apreciada María Jesús.
Cordiales saludos, un gran abrazo




¡Oh, cielos, Abu!
Qué triste destino el de las mujeres; que mi Dios nos ampare. Es bonito verte por aquí :)
Cordiales saludos, un fuerte abrazo




Amalia querida
Creo que es un anhelo que la mayoría llevamos muy dentro, fuera magnífico que se cumpliera ese deseo.
Cordiales saludos, un gran abrazo



¡Cielos, Ricardo!
¿Somos la fiera más agresiva de la creación? Eso suena devastador, estimado amigo virtual.
Tendremos que cambiar de rumbo por nuestro bien.
Cordiales saludos, un gran abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Estimada Rud

El blog de la Abu cumpliendo 7 años en el espacio virtual.

Gracias por haber sido participe en estos años, acompañando al mismo y muchas de sus 1534 entradas

Mis deseos para quienes se acercaron, en distintos momentos y sentires, es que vuestro camino se vea iluminado por logros y proyectos realizados, que la Luz los acompañe en el diario transitar.

Gracias por siempre estar !!!!!!!!

Cariños

Abu