El abeto




Según los botánicos, el abeto es un árbol de la familia de las pináceas el cual se encuentra dentro de las coníferas. Siempre ha estado vinculado a los grandes árboles que se usan para el festejo navideño, también es de los que más gustan para la decoración de un jardín o parque exterior. Posee un rasgo muy sobresaliente: la producción de resina olorosa, llamada óleo de abeto.





La posición de los conos, que es lo primero que llaman la atención, lo distinguen de otras coníferas: en los primeros es erguida mientras que en los segundos es completamente pendular. La textura de sus hojas es rígida de un hermoso color. 



Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, en la fecha próxima a la Navidad cristiana. 
Este árbol, en la mitología nórdica simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los cristianos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.


Es posible que el primer árbol navideño, como se conoce en la actualidad, surgiera en Alemania, donde se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad, comenzando así su difusión. A Finlandia llegó en 1800, mientras que a Inglaterra lo hizo en 1829, y en el Castillo de Windsor se vio por primera vez en 1841, de la mano del príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria.

23 comentarios:

Ester dijo...

Una leccion magistral de botánica y de historia, gracias. Saltibrincos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Gracias por la crónica tan instructiva y tan apropiada en este mes de diciembre.
El verde de esos pinos es maravilloso.

Un abrazo.

Genín dijo...

Muy interesante :)
Besos y salud

CHARO dijo...

Este abeto a mí me gusta muchísimo.Desconocía la historia del árbol de Navidad. Yo soy muy de belenes y pongo varios en mi casa aunque también pongo el árbol.Besicos

Fran dijo...

Que tal Rud!
Pues me he enterado de varias cosas que desconocía al respecto. Interesante.
Saludos!

Mari-Pi-R dijo...

El abeto no debe de faltar en estas fiestas de navidad como bien dices es un símbolo apropiado para conmemorar las fiestas.
Lo cierto que es un árbol que da poco cuidado.
Un abrazo.

JLO dijo...

aprendí bastante... aunque eso de los cristianos de apropiarse de festejos ajenos lo sabía ja.... lo del árbol y Alemania no...

sumemos al papa noel yanki y tenemos un lindo collage extravagante ja... buena entrada, saludos...

AMBAR dijo...

Hola Rud.
Hace tiempo que no nos visitamos y hoy paso desde un comentario y me encuentro con esta detallada y amena explicación acerca del árbol de Navidad.
Cuantas cosas existen que no conocemos.
Un abrazo.
Ambar

Alí Reyes dijo...

¿Verdad que las coníferas son una belleza?
Y eso de la resina es cierto. De hecho, en Venezuela hay una siembra de pinos para la insustria que abarca casi la quinta parte del estado Monagas, cuando los camioneros van por esa recta que cruza el bosque, deben tomar y tomar leche y café pues el olor es soporófico y puede provocar accidentes

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La razón del árbol navideño en tu crónica, que se fue renovando, tras la imposición de una cultura sobre otra, sin perder la idea original de rendir culto. Un abrazo. Carlos

AMALIA dijo...

Es muy hermoso el abeto.
Me ha encantado tu estupenda explicación y saber cosas que desconocía.

Te mando un fuerte abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Que linda historia
siempre me ha gustado saber cosas antiguas
deñ pasado , que nos traen a este hoy
las tradiciones y el sentido d ela navidad

los pinos son olorosos
y sus coníferas sirven para hacer arreglos
muy interesante
gracias.-

Tawaki dijo...

Gracias por todos los datos, la mayoría de los cuales desconocía. Como amante que soy de los árboles, prefiero que se adorne una imitación, que además no mancha la casa y dura varios años antes que a un ejemplar de verdad. Es un árbol especialmente bonito por su frondosidad, que crea ambientes muy sugerentes en la montaña.

esteban lob dijo...

Muy interesante como siempre, Rud.
Claro que ese apreciado árbol, siendo con razón identificable con climas muy fríos, es también tradición en nuestros tan calurosos diciembres, por más que Santa Claus llegue en trineos.

Abrazo austral.

CRISTINA dijo...

Querida Rud, es una entrada muy interesante, y fantástica toda la información. Desconocía la historia del el abeto, es una hermosa historia.
Muchísimas gracias por tan bella e interesante información.
Un abrazo con muchos cariños!!!

Rud dijo...

Martes 12 diciembre 2017

Gracias a ti, apreciada Ester.
Cordiales saludos, un abrazo



¡Rafael!
Mil gracias por tu visita. Verdaderamente el color y la fragancia de los abetos es fascinante.
Cordiales saludos, un abrazo



¡Genín!
Muchas gracias, cordiales saludos
Un abrazo



Charo querida
Veo que te encanta esta época del año, en realidad existen muchos motivos.
Salud, un abrazo

Rud dijo...

Martes 12 diciembre 2017

Hola, Fran
Hace algún tiempo quería escribir al respecto; la temporada inspira algunos temas :)
Mil gracias por tus palabras.
Salud, un abrazo



Mari querida
El abeto se ha convertido en una tradición, que llena de belleza la estancia.
Cordiales saludos, un abrazo



Me has hecho sonreír, apreciado JLO
Tomamos símbolos de aquí y de allá y podríamos darle nuestro propio sentido.
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rud dijo...

Martes 12 diciembre 2017

¡Ámbar! Me alegra mucho tu regreso, miles de gracias; espero que la salud te acompañe.
Cordiales saludos, un abrazo



Es cierto Alí.
También es verdad lo de la resina; alguna vez me subí a uno de ellos con mis hijos y se nos estropeó la ropa, pero gozamos :)
Desconocía lo del efecto soporífero, qué horror. Cordiales saludos
Un abrazo

Rud dijo...

Martes 12 diciembre 2017

Hola, Carlos
Siempre tan académico, millones de gracias. Cordiales saludos
Un abrazo



Mil gracias, linda Amalia
Un día de estos te visito, estoy ralentizando al tiempo :)
Salud, un fuerte abrazo



¡Magdeli!
Muchas gracias por tus amables palabras; me alegra que te haya gustado.
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Martes 12 diciembre 2017

Estimado Tawaki
Comprendo perfectamente lo del árbol, en mi casa tenemos de plástico hace años para adornar con luces, el de verdad se encuentra en el jardín :)
Salud, un abrazo



¡Esteban!
Me alegras con tu buen humor, millones de gracias. En verdad Chile en esta época está muy cálido; no has de tener deseos de chocolate calientito, ni deliciosas galletas, ni la típica confitería de la temporada; pero sí mucha felicidad :)
Siempre he imaginado el abrazo “austral” frío; sólo imaginación. Salud.



Hola, mi luminosa Cristina
Sí, la historia del abeto es bonita porque nos remonta a tiempos lejanos, quizás más tranquilos y lo utilizamos en un mes lleno de regocijo.
Un abrazo lleno de luz

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Rud!

Nos regalas una sencilla y preciosa entrada navideña con hermoso sentimiento y deseos en estas fiestas navideñas, gracias por ello; pienso que debería ser así, no solo ahora sino siempre, todos los días de la vida, para todo ser viviente.
Ojalá el mundo entero tenga paz, amor, salud y mucha felicidad, como para mi deseo.

Te dejo un abrazo, mi gratitud y mi gran estima, con mis mejores xdeseos para ti y tu familia, en estas fiestas y mucha prosperidad en el año que entra 2018.

Besos.
Marina.

Por un tiempo no podré pasar a visitaros, debo cuidar mi salud y recuperar si es posible, mis energias.

Buscador dijo...

Le deseo la cercanía de todos sus amigos cada vez que se requiera. A pesar de la distancia, nuestra voz se hace cercana; a un palmo de la mirada...
Juntos formamos un nuevo mundo.

Feliz Navidad.