Homenaje a las mamitas




Espero que en su día todas las madres, mamás, mamas, mamacitas y mamitas se sientan muy queridas, que no olviden aceptar a los hijos como son, pues son las diferencias las que los hacen únicos e irrepetibles.

Que sea un día lleno de tanta ternura, que hasta los comerciantes se den cuenta que el afecto no tiene precio, que el niño, el joven o el hombre que rinda homenaje a su progenitora, sólo le baste con obsequiarle el más amoroso de los abrazos, que los besos llegan por añadidura.

¡Felicidades!

2 comentarios:

Ricardo Buitrago Consuegra dijo...

Felicidades a todas, incluyendote a ti Rud, obviamente y de manera muy especial

Rud dijo...

Muchísimas gracias; de paso debo decir que mi Dios me bendijo con unos hijos realmente maravillosos.