Mordaza a la libertad en Venezuela

Si la gente no puede observar el canal de televisión que desee, si los canales televisivos existentes no logran salir al aire porque un lenguaraz así lo haya dispuesto, en verdad no se ha amordazado a la prensa, sino a toda la población que desee vivir en paz, en armonía, enterándose de los acontecimientos emitidos de una manera veraz, o por lo menos lo más próximo posible de la realidad.

El pasado domingo 24 del presente, el gobierno venezolano ha cerrado definitivamente a Radio Caracas Televisión Internacional (RCTVI), en mi criterio, es una manera de coartar la libertad del pueblo de Venezuela.

La libertad nos permite elegir: ver o no ver la tele, escuchar o no tal emisora radial, comprar o no tal diario o tal semanario.

La libertad también nos permite expresar nuestros criterios de apoyo o descontento hacia un régimen que, aunque haya comenzado democráticamente, poco a poco ha devenido en totalitarismo.

No somos libres cuando, teniendo deseos de ver algún programa de TV, nos cortan la programación para, en cierto modo, obligarnos a escuchar y presenciar “cadenas” informativas estatales.

Sí, ya sé que se puede cambiar de canal o apagar el aparato, pero no es justo con quienes sólo cuentan con esa opción para distraerse, y también es inconveniente para los dueños de los canales pues los hacen perder millonarias sumas.

Protesto enérgicamente por el atentado a la libertad en Venezuela; desde aquí, un enorme abrazo a todos quienes se sientan afectados con la medida.

1 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Màs claro no canta un gallo.

Gtacias Rud por apoyar nuestra lucha con tu blog