Consumo y Consumismo




El 12 del presente mes, se ha otorgado el Premio Nobel de Economía a un economista escocés Angus Deaton por sus análisis sobre "consumo, pobreza y bienestar". A él le ha parecido clave comprender mejor el papel del consumo como elemento fundamental en la medición del bienestar y la pobreza. No veo una relación del todo lineal puesto que aunque los ingresos aumentaran el consumo doméstico poco a poco se reduce: los electrodomésticos, por ejemplo, duran mucho tiempo, el menaje en general; a no ser que se trate de un comprador convulsivo.

Desde mi punto de vista, quienes poseen mucho dinero es porque primeramente han reducido sus gastos al máximo hasta salir a flote con sus empresas, luego han gastado  con cautela y han ahorrado para épocas de recesión.


¿En qué consite el consumo?

El consumo consiste en la adquisición, uso y disfrute de bienes y servicios, para satisfacer requerimientos primarios como alimentación, vestimenta, salud, vivienda, recreación y previción para el futuro; todo en función de las necesidades del ser humano.

Desde el punto de vista de la Economía, el consumo es la fase final del ciclo económico pues tiene lugar cuando el producto o servicio genera algún tipo de utilidad o de provecho para alguien.

¿Y el consumismo?

Se conoce como consumismo, al gasto innecesario o exagerado, que incluye el uso de bienes y servicios que no son imprescindibles. Si bien el consumo es base para el crecimiento, por tanto, fuerte sostén del desarrollo económico, la gente  consumista suele ser víctima de las campañas publicitarias, que las incitan a comprar a través de técnicas de manipulación que se estudian y perfeccionan constantemente para transmitir la necesidad de tener un determinado producto, aun cuando eso no sea cierto. Ponen las cosas  materiales por delante de las verdaderas realizaciones humanas.


Ciertos sistemas posicionan los asuntos y problemas económicos como ejes rectores de la existencia y acuden sonadamente al consumo exacerbado como una de las estrategias para mantener el status establecido, con intención de sostener los polos de poder hegemónico.

Facilidades para el consumismo

Los medios están plagados de mensajes publicitarios, los avisos de “rebajas” bombardean también las redes mundiales; ahora tenemos los centros comerciales (Mall, en inglés) para comprar con cierto confort; y más placentera aún, la comodidad de realizar el Shopping desde nuestro hogar a través de Internet y la tarjeta de crédito.




De ninguna manera el bienestar está en el consumo; la buena vida se da con tranquilidad, comprensión y buen trato aunque no haya mucho para gastar.

32 comentarios:

Genín dijo...

Toda una clase magistral :)
Besos y salud

CHARO dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que escribes y es que aquel que no tiene necesidades debe de ser considerado cómo afortunado y es por lo tanto mucho más feliz que aquel otro que no se conforma nunca con lo que tiene y sigue comprando para saciar esa "sed" del tener y más tener.Besicos

Mari-Pi-R dijo...

Muchas veces el consume es convulsivo o querer demostrar, la mayoría de las veces nos deshacemos de nuestro vestuario estando nuevo y eso es porque hemos comprado demasiadas prendas que no nos hacían falta.
A mi me pasa que siempre veo muchas ofertas con lo cual uno cae en ellas y algunas veces sin necesidad del producto.
Como siempre buena documentación.
Un abrazo.

VÍCTOR VIRGÓS dijo...

Consumimos mucho más de lo que necesitamos. Al final, sólo quedan los hechos, las experiencias. Lo material queda atrás, desaparece, pero jamás las obras que hicimos, los recuerdos de quienes fuimos en vida. Deberíamos aprovechar más lo que tenemos, en vez de comprar y comprar, tirar cosas en perfecto estado simplemente porque salió un modelo nuevo de coche, de teléfono o un vestuario diferente al de hace un año. Saludos

AMALIA INCHAUSTI dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones. Vivimos en una sociedad excesivamente consumista. No por comprar más cosas se es más feliz. Hay que saber aprovechar lo que tenemos y no dejarnos llevar por tanta publicidad engañosa.
Un beso grande.

AMALIA INCHAUSTI dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que expones. Vivimos en una sociedad excesivamente consumista. No por comprar más cosas se es más feliz. Hay que saber aprovechar lo que tenemos y no dejarnos llevar por tanta publicidad engañosa.
Un beso grande.

Alfred Comerma Prat dijo...

Nos llevan a valorarnos en función de lo que tenemos, lo cual no hace feliz a nadie, pero caemos en la trampa y buscamos más cosas, para sumar a nuestras tristes pertenencias materiales.
Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Tu texto me lleva a entender mas al mundo que nos rodea
un abrazo

José dijo...

No hay que luchar por tener más, sino por ser más.
Un abrazo.

Alí Reyes dijo...

Palabras que se parecen, pero difieren de cabo a rabo

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

El equilibrio se logra ciando se aprende a vivir con lo que se tiene, de esta manera el consumo es estrictamente el necesario para sobrevivir sin depender del consumismo.

Muy interesante tu artículo de hoy.

Un abrazo.

ReltiH dijo...

TU VISIÓN ME PARECE MUY COHERENTE Y ACERTADA.
ABRAZOS

Joaquín Galán dijo...

Estoy de acuerdo con tu planteamiento de estos dos términos.En efecto,el binomio riqueza-consumismo no se sostienes,nada es así de simple.En el consumismo también interviene la cultura de cada individuo,por ejemplo,con lo que resulta que en muchas ocasiones los consumistas compulsivos suelen ser gente de rentas bajas-medias y escasa formación cultural.Lo que sí tengo claro es el consumismo actual es una plaga contra la que hay que luchar a diario.

Abrazos Rud

Anónimo dijo...

todos somos un código de barras



Vengo desde http://visiondearlequin.blogspot.mx/ y me gustaría invitarte a formar parte de mi grupo selecto de lectores. Te agradezcería una visita y me dieras tu visto bueno. Saludos.

http://visiondearlequin.blogspot.mx/

Ricardo Tribin dijo...

Magnifica descripción , mi muy querida amiga Rud.

Nuestro paisano cartagenero Francisco de Zubiria Gomez definía en vida al consumismo como:

Con su mismo traje,

Con su mismo estilo

Con su mismo novio

Te dejo un gran abrazo.

esteban lob dijo...

Excelente "cable a tierra" tu artículo Rud. Muchas veces lo que se da por sabido masivamente, no es tal.Seguiré "consumiendo" tus interesantes y documentados post.

Enca Gálvez dijo...

Se aproximan unas fechas, donde tristemente vemos como las grandes multinacionales, apoyados por los medios de difusión, incita al consumismo. En estos tiempos de crisis, el autocontrol con un consumo responsable, quizás sea la clave para terminar con la lacra que azota ésta sociedad donde vivimos.Un abrazo. Gracias por tu visita y comentario que me ha permitido llegar hasta aquí.

Ripley dijo...

Hola Rud:

Te leí el otro día pero no tenía cuerpo para ponerme a escribir, ya sabes, el déficit de atención de manera que voy a intentar hacerlo ahora y empiezo por donde tu acabas. Se cae por su propio peso y si no lo hace por su peso lo hará por la fuerza de la gravedad como la manzana en la cabeza de Newton, que el bienestar nada tiene que ver con el consumismo. Lo primero es algo que todo ser humano busca para sí y sobre todo para sus hijos, cubrir las necesidades básicas de la vida y no pasar penurias, hasta ahí bien. Otra cosa es el acaparar, el tener por tener, el gastar porque puedes y además se tiene que notar que puedes y si no aparentarlo endeudándote, creo que el consumismo es una estupidez y esa vacuidad de pensamiento de quienes lo ejercen sin reparos se puede comprobar en cualquier calle estos dias. O por mejor decir hace unas semanas cuando el verano técnicamente llega a su fin y aun con mas de 20º ¡ojo! empiezas a ver gentes con pañuelos en el cuello, botas, tres cuartos, cazadoras, ¡y hasta abrigos y gabardinas! ¿por que? pues porque están ansiosas de salir a la calle con lo nuevo que han comprado, ¡pero por todos los santos que hace 20º!, la pregunta es ¿por que cuando técnicamente aún no ha entrado entrado la primavera pero se alcanzan esos mismos 20º esas mismas gentes visten sandalias, camisetas de manga corta o tops y shorts las chicas? ¡si la temperatura es la misma!, a mi la única razón que se me ocurre es la del consumismo absurbo y compulsivo y el exhibicionismo; naturalmente.

Yo como soy un raro no participo de la mayoría de tonterías que hacen mis semejantes. Nunca he comprado un billete de lotería ni he probado ningún juego de azar, los centros comerciales me dan grima, vacaciono en mi ciudad, no tiro nada que funcione, -mis walkman sanyo de los ochenta dejaron de hacerlo hace dos veranos-, tengo un coche con diecinueve años, un coche bueno es cierto pero de segunda mano, no veo televisión, no sigo ningún tipo de moda, escucho la música de siempre, voy a la contra y soy políticamente incorrecto, me gusta leer en papel y comprar libros usados, no hago uso de las redes sociales y soy feliz con lo que tengo; La amistad de "G", la de nuestro perr-hijo Lucas, con mis libros y mi música, tengo la ropa suficiente y no cambio de abrigo cada otoño. Ahora vienen unas fechas donde por encima de recordar y vivir con la ilusión de cuando éramos niños lo que se celebra, que es el Nacimiento del niño Jesús primará como siempre tirar el dinero. Es evidente que tenemos los cerebros empaquetados y sin estrenar, es evidente que no tenemos personalidad, es evidente que si las televisiones o las luces de colorines tienen tanto poder de influencia en nosotros, algo anda mal en la especie. Es evidente que no se hacer comentarios cortos así que mil perdones por la charla y

un abrazo grande

Abuela Ciber dijo...

Creo que se tiene mas cuando menos se tiene
Que tengas una buena semana y que puedas decir buenos días...por mas que no lo sean
Cariños

AMALIA dijo...

Aquí te dejo un abrazo.

Alondra dijo...

Tu artículo está muy bien planteado, nada que objetar, la felicidad no se compra. No obstante consumir también es necesario porque vivimos unos de los otros y si no hay industria no hay trabajo, los empresarios son un pilar de la economía.
El problema somos las personas que siempre queremos más...
Un abrazo amiga

Rud dijo...

Jueves 12 noviembre 2015

Muchísimas gracias, Genín
Cordiales saludos, un abrazo



Que mi Dios nos libre, estimada Charo.
¿Para qué acumular tanto, si cuando desaparezcamos todo va a quedar aquí?
Cordiales saludos, un fuerte abrazo



Mari querida
No hay que dejarse llevar por los precios aparentemente bajos. Al final de una estación, a los almacenes no les conviene tener guardadas prendas que al año siguiente van a estar pasadas de moda :)
Cordiales saludos, un enorme abrazo



¡Víctor!
Has dado en la Diana. Tienes razón; muchas gracias por todo.
Cordiales saludos, un enorme abrazo

Rud dijo...

Jueves 12 noviembre 2015

Ciertamente, estimada Amalia
La publicidad es engañosa y hace que la gente vea necesidad de algo, donde en realidad no existe.
Cordiales saludos, un enorme abrazo



Es cierto, apreciado Alfred, muchas gracias
Cordiales saludos, un abrazo



¡Mucha!
Millón de gracias, cordiales saludos, un abrazo



¡José!
Esa proposición está magnífica, como para seguirla
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Jueves 12 noviembre 2015

¡Alí!
Qué bien dicho. Cordiales saludos, un abrazo



Hola, Rafael
En verdad el equilibrio es muy importante. Desafortunadamente muchos gastan en sinsentidos más de lo que ganan.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo



Hola, ReltiH
Muchísimas gracias. Cordiales saludos, un abrazo



Hola, Joaquín
Tu aporte es muy importante, algo para tener en cuenta: “…en muchas ocasiones los consumistas compulsivos suelen ser gente de rentas bajas-medias y escasa formación cultural”. Muchas gracias.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo

Rud dijo...

Jueves 12 noviembre 2015

Visión de Arlequín
Muchísimas gracias por tu visita. Cordiales saludos



Estimado Ricardo
No había escuchado hablar del señor de Zubiría Gómez.
Cordiales saludos, un abrazo



Estimado Esteban
Todos somos consumidores, pero no consumistas; muchas gracias :)
Cordiales saludos, un fuerte abrazo



Hola, Enca
Ciertamente la clave es el consumo responsable.
Respecto de mi visita, se debe a que una persona me comentó que había una bitácora con el nombre "Donde el corazón te lleve", me pareció hermosa la ocurrencia. Valió mi tiempo :)
Cordiales saludos, un abrazo

Rud dijo...

Jueves 12 noviembre 2015

Estimado Adolfo
Hay muchos empresarios que han entendido muy bien la estupidez de ciertos humanos, por ello existe ropa de alta costura, autos lujosos, hoteles cinco estrellas, restaurantes de comida gourmet poseedores de Michelines, lugares exclusivos para pasar vacaciones, etc. Algunos hasta se endeudan por aparentar: su vestuario debe ser de "marca", su tablet la de última generación, su peluquero el mismo de fulanita, etc.
Me he reído con el ejemplo del abrigo pues hace un par de semanas estuvo en primera plana doña Leticia con abrigo ;)
Ya somos dos los raros, sólo difiero en un par cosas: sí me encanta viajar cuando hay recursos para ello, y, mi walkman era Sony hasta que mi esposo me lo cambió por un aparato electrónico. Me alegra muchísimo que te lleves bien con G y vuestro crío.
Es posible que por la llegada a occidente de tantos seguidores de Ismael, la vida comience a cambiar, las luces y colores de la Navidad podrían ser reemplazadas por el ramadam, ciertas mujeres ya no saldrían con poca ropa porque todas tendríamos que utilizar la burka; algunos hombres no podrían deleitarse con los desfiles de los ángeles de Victoria’s Secret :)
No te preocupes si te alargaras en tus comentarios; ha sido entretenido leerte y contestarte. Muchas gracias
Salud, un abrazo

Rud dijo...

Jueves 12 noviembre 2015

Apreciada Abu
Como siempre tienes razón en tus acertadas palabras. Decir buenos días aunque no lo sean; qué buena cuestión.
Cordiales saludos, un fuerte abrazo



Amalia querida
Me atrasé con la visita de esta semana, muchas gracias por estar aquí.
Un fuerte abrazo



Tienes razón, apreciada Alondra
Aunque todos estemos avocados al consumo, hay que procurar no caer en excesos :)
Salud, un enorme abrazo

Humberto Dib dijo...

Bien planteado, porque es un tema complejo.
Estoy de acuerdo con Alondra, consumir mueve el sistema, pero...
Un abrazo grande.
HD

Rud dijo...

Sí, naturalmente, Humberto
Todos somos consumidores, hasta los nenes; pero afortunadamente no todos somos consumistas.
Cordiales saludos, un abrazo

RECOMENZAR dijo...

qizas tu tengas una respuesta que yo no ennncuentro ni
tengo para las cosas que nos estan pasando hoy en dia
Besossssssssssssssss tengo

Amapola Azzul dijo...

Lo que está en cursiva es una verdad como un castillo. Bs.

Rud dijo...

Sábado 21 noviembre 2015

Hola, Mucha
Creo tener la respuesta que tú estás buscando; espero poder exponerla en mi entrada de fin de mes.
Cordiales saludos, un abrazo



Apreciada Amapola Azul
El lugar de "comentarios" podría confundir un poco pues se encuentra al comienzo; ¿quizás te refieres a: “Es el nacionalismo identitario, el creerse mejor y superior a los demás por el hecho de haber nacido o estar arraigado en cierto lugar”?
Me ha gustado mucho eso de “una verdad como un castillo” Muchas gracias :)
Cordiales saludos, un abrazo