La incidencia de los dispositivos móviles en nuestra cotidianidad



Desde su aparición en escena, Internet y aquello que optamos por llamar nuevas tecnologías, ha dado un giro de 180° al diario vivir de nuestra sociedad. Muchas actividades han cambiado desde entonces, dejamos de comprar la prensa porque nos llegan las noticias a nuestros dispositivos móviles; los medios se vieron en comienzo afectados por la irrupción de noticias sin control, pero pronto también enriquecieron su manera de informar al hacer uso de todo aquello que hayan encontrado en la red.

Las posibilidades de todo tipo se han hecho casi infinitas, cambios profundos muy positivos hemos tenido en el tercer milenio de nuestra era, estoy segura que todos los hemos palpado; sólo veo algo preocupante: cada persona anda embelesada con su iPhone, su iPad, su smartphone, cualquiera que sea la marca del dispositivo móvil está incidiendo en nuestra cotidianidad y en la manera de comunicarnos pues ahora está un poco difícil conversar personalmente puesto que la mayoría de la población está ocupada contestando algún mensaje, observando un video o enviando una foto.

Si bien, quienes consigan adaptarse a las noveles situaciones han de sobrevivir perfectamente frente a aquellos que podrían sucumbir al enfrentar negativamente el avenir; no podemos echar por la borda la empatía, el bienestar y el afecto que debemos a nuestros familiares y amigos. No nos olvidemos de nuestros mayores, de encontrarnos realmente con ellos apagando por un momento la comunicación virtual.
Son fabulosas las tecnologías de comunicación, aprovechémoslas sin olvidar el aspecto social de nuestro entorno :)

25 comentarios:

CHARO dijo...

A mí me da mucha pena ver en el parque de debajo de mi casa una cuadrilla de adolescentes que se reunen casi a diario pero que cada uno está con su móvil a lo suyo en vez de hablar entre ellos o jugar a algo cómo hacíamos nosotros a esas edades.Besicos

Genín dijo...

Si, como siempre que aparecen nuevas cosas, se debería de imponer el sentido común en su uso, lamentablemente no hay mucha gente, por lo que veo a mi alrededor, que lo aplique... :(
Besos y salud

Ester dijo...

Es cierto que ya nadie sale a la calle sin un móvil, y en casa lo suele tener cerca, debería haberlo dicho en primera persona, lo llevo siempre, es mi comunicación, mi forma de pago, mi informacion periodística, de trafico, de sucesos, de lugares, incluso me cuenta chistes, pero si estoy en una reunión no lo saco, nunca esta en la mesa si vamos a comer, pero reconozco siempre lo tengo cerca. Abrazos

Abuela Ciber dijo...

Todos los exremos los veo malos.
Es cierto que esta nueva tecnoilogia nos aceca infinidad de posibilidades de aprendizaje y abre puertas al conocimiento y acercamiento entre personas
Pero eso de estar atado a un telefono sin ver la vida creo qu es una enfermedad
Cariños y buena semana

esteban lob dijo...

El avance vertiginoso de la tecnología, amiga Rud, se ve opacado por la condición sumisa de sus adherentes, convertidos en sus esclavos.Ya habrá un justo equilibrio, espero.

Susana A dijo...

Yo me he declarado analógica. Sólo uso el movil para llamar. Un saludo.

Fran dijo...

Que tal Rud!
No puedo estar mas de acuerdo con lo que has escrito. Has hecho una estupenda reflexión sobre el tema. Efectivamente, nos guste o no toda esta tecnología ha cambiado nuestras vidas y de que manera. Reconozco que soy un poco reacio a ciertos cambios pero he de reconocer que son varios los aspectos en que se ha mejorado. A modo de ejemplo y sin quitarle encanto a la carta de toda la vida, ¿que me dices de la facilidad de comunicación entre las personas? Toda la gente que tiene trabajos que los mantienen fuera de sus hogares durante largos periodos pueden establecer comunicación con sus familias de forma fácil y rápida. Otro ejemplo seria la posibilidad mantener este tipo de contacto que estamos teniendo entre personas de diferentes lugares usando blogs, chats, etc.
En todo caso y como han comentado antes si creo que deberíamos prestar un poco mas de atención a las personas que tenemos alrededor y fomentar mas la conversación.
Que tengas una feliz semana!

AMALIA dijo...

Es buena la tecnología pero en su justa medida. El teléfono móvil nos aleja de las relaciones personales. Su uso creo que es excesivo y pienso que ya es una obsesión por parte de algunas personas.

Un abrazo grande y muchas gracias por todo.

Marina Fligueira dijo...

¡-Hola Rud!

Hasta hoy no me he dado cuenta de que te dejo el comentario donde no le pertenece. Y es que por lo regular en todos los blogos que entro, tienen en la parte de abajo del texto, el recuadro para dejar los comentarios, y no arriba en el empiece, e ahí viene lo que me confunde; por lo tanto he dejado en la anterior entrada, lo que debería estar aquí.
Me resultaba extraño que no estuviera aquí mi comentario, hasta que fui mas a bajo y allí lo encontré, llevo dos entradas dejando mi comentario fuera de su lugar.

Y te pido perdón, quizás estoy un poco torpe… En adelante me fijaré un poco más.

Un abrazo y feliz fin de semana, amiga.

CRISTINA dijo...

Hola Querida amiga, es una entrada para la reflexión ya que las tecnologías han inundado nuestras vida. Hay que reconocer que te ofrecen un amplio potencial pero si abusar. Yo si estoy en casa normalmente esta apagado, pero si salgo suelo llevarlo en cima.
Te dejo un cariñoso abrazo de luz!

Mari-Pi-R dijo...

Sin él no podemos vivir.
Es cierto que las comunicaciones orales se rompen y uno tan solo se comunica por texto, pero tiene la gran ventaja que lo tiene todo y que con él te sientes segura en cualquier lugar ya que siempre sabes en donde estás y cerca de los demás.
Un abrazo.

Pitt Tristán dijo...

Como aparato es algo magnífico, el servicio que nos proporciona es impagable pero su uso es responsablidad
de las personas. Idiotas también había sin móvil y tampoco el móvil cura de esa epidemia.
Saludos

Pitt Tristán dijo...

Como aparato es algo magnífico, el servicio que nos proporciona es impagable pero su uso es responsablidad
de las personas. Idiotas también había sin móvil y tampoco el móvil cura de esa epidemia.
Saludos

Alí Reyes dijo...

Exacto. Hay que encontrar el EQUILIBRIO.
Las fotos de esta entrada son la mar de elocuentes

Rud dijo...

Domingo 28 enero 2018

Es verdad, apreciada Charo
Ya había reparado en ello hace algún tiempo, es por eso que me decidí a escribir sobre el tema. De nosotros depende que nuestros hijos mejoren sus hábitos respecto de las comunicaciones virtuales.
Un abrazo



¡Genín!
He visto gente que precisamente hablaba de sentido común; pero ahora dejan una conversación “en veremos” tan pronto sienten que les han enviado un mensaje.
Espero que la Salud llame a tu puerta y se quede contigo.
Un abrazo



Ester querida
También lo llevo conmigo cuando salgo pero priorizo el trabajo, la amistad del día a día, mis deberes; si alguien me necesitara podría dejarme un mensaje tanto en el móvil como en el fijo de casa. De nosotros depende evitar que se vuelva una adicción. Es verdad que es muy útil, pero es algo necesario únicamente en emergencias.
Un abrazo sin timbres :)

Rud dijo...

Domingo 28 enero 2018

Apreciada Abu
Pienso parecido a tus expresiones; además tengo que dar ejemplo a los míos.
Que la salud y la alegría te acompañen. Un abrazo




¡Esteban!
Quien expresa todo en su justa medida eres tú. Espero que llegue pronto ese día en el cual la cordura sea la reina.
Un abrazo



Bienvenida, Susana
Supongo que antepones lo analógico (lo cual presenta de una manera continua en el tiempo la evolución de una magnitud), a lo Digital (que procesa o transmite la información en forma de magnitudes físicas de variación continua). Muy respetable :)
Cordiales saludos

Rud dijo...

Domingo 28 enero 2018

Hola, Fran
No cabe duda que las nuevas tecnologías no sólo han llegado para quedarse, sino que han facilitado enormemente la comunicación de quienes vivimos lejos de los familiares y podemos verlos, escucharles, enviarles videos o noticias en tiempo real. Si no fuese por ello, no tendríamos blog, ni estuviéramos comunicándonos en este momento. Los trabajadores “freelance”, difícilmente pudieran cumplir con sus labores de tele-trabajo sin esos geniales aparatitos. Realmente el cambio ha sido para bien, en buena medida. Mi preocupación es el posible alejamiento, sobretodo de los chiquillos o adolescentes por prestar más atención a sus amistades virtuales. Es bueno tener un smartphone, pero pienso que hay que darle un uso pensado y no dejar de expresarles a los nuestros cuánto los amamos.
Ha sido un gusto, muchas gracias. Salud

Rud dijo...

Domingo 28 enero 2018

Amalia querida
Al parecer sí existen personas obsesionadas por sus móviles, sobretodo, porque algunos lo han visto como una demostración de cierto status, entre los estudiantes y jovencitos. Que nos pueda sacar de algún apuro cuando no encontramos pronto una dirección es verdad, pero no hay que darle demasiada importancia.
Saludos cordiales, un abrazo



No te preocupes, apreciada Marina
Sucede que cuando he cambiado la plantilla estaba con demasiado trabajo y no me he fijado en ese detalle. He visto que algunas personas dejan en la entrada anterior pero mi tiempo no me da para volver a cambiarla.
¡Cielos, no te disculpes, eso me hace sentir mal! De todas maneras, aunque no vea un comentario tuyo, sé lo buena gente y sensible que eres.
Salud y un abrazo colmado de paz y bendiciones.

Rud dijo...

Domingo 28 enero 2018

Cristima querida
En realidad se ha hecho necesario llevar un móvil cuando salimos, pero no debería ser indispensable mientras estemos en reuniones de amistad. El trabajo ya es otra historia pues a veces las fuentes podrían estar en línea.
Te devuelvo el abrazo más iluminado que hayas recibido



Muy interesante tu punto de vista, querida Mari
Muchas veces han localizado a algunas personas gracias a su móvil. Es muy útil y ahora lo tiene todo. Mi planteamiento es que ha incidido de tal manera en nuestra cotidianidad que ahora está un poco difícil conversar personalmente con los allegados :)
Salud, un abrazo



Hola, Pit
Realmente es muy útil, pero no debemos dejar que nos domine :)
¡Bienvenido!



Apreciado Alí
Por algo dicen que una imagen vale más que mil palabras. ¡Equilibrio! Eso es lo que estoy buscando publicando menos :)
Un abrazo

Loli Salvador dijo...

Querida amiga, estoy totalmente de acuerdo con tu forma de pensar. Yo no uso el móvil en el trabajo, me parece que no es correcto, excepto si espero una llamada de cierta importancia. El avance ha sido positivo, pero sabemos que muchas veces reemplaza, por falta de tiempo, o por distancia, al contacto personal, siempre tan entrañable. Personalmente puedo controlar su uso, no estoy "enganchada" y le veo muchas ventajas al móvil. Esta tarde ha sido magnífico conectar con amigas, la de Valladolid enviaba una foto con la nieve de fondo, la de Valencia nos dejaba el atardecer en la playa y cada una lo hacía desde un paisaje diferente, la verdad es que teniéndolas lejos, la inmediatez de las tecnologías me hace sentirlas muy cerca. Hasta que se comenzaron a usar los primeros teléfonos, la correspondencia fue el modo de comunicarse con amigos y familiares lejanos, aún recuerdo los telegramas, rápidos y breves en texto, también durante un tiempo usé el fax pero le veo inconvenientes, con esto podemos ver que unos medios se van quedando obsoletos y son reemplazados por otros nuevos, siempre a un ritmo vertiginoso.
Un abrazo, querida Rud, disculpa la extensión del comentario.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Apreciada Rud, cierto lo que dices. Los móviles o como se les quiera llamar a estos aparaticos inteligentes,han roto no sólo con el placer de la lectura, sino también con los lazos afectivos, y las relaciones familiares. CReo, que en la familia misma y en la escuela, ha faltado interés por cosntruir proyectos pedagógicos, encaminados no a combatir el uso de estos elementos comunicacionales, sino a buscar ajustar los móviles a la lectura con los libros físicos.
La aparición del internet, ha sido una revolución tsunámica, que ha derivado tecnologías informáticas y redes sociales, como un pequeño sustituto del computador que es el celular. Aquí, es cuando uno se pregunta. A dónde la escuela, la universidad, para no dejar que prospere esta sociedad zombie del chateo diario. UN abrazo. Carlos

Magdeli Valdés dijo...

El uso de la tecnología la lleva por delante en estos tiempos
pero para algunos , más que otros ya es cosa de vida permanente , no se como decirlo correcto
pero se pierde la noción del tiempo en ello
muchas horas metido en un mundo virtual que desconecta al ser humano con lo natural
y muchas veces con lo que realmente importa, a su tiempo seguro se comprenderá ,si es que llega a entenderse , que todo debe ser moderado.
en su justa medida

Pases lindo día.

Ernesto. dijo...

Una reflexión acertada Rud... Son los tiempos!

Personalmente no me afecta. Entiendo eso que señalas como masificación de la comunicación virtual en detrimento de la convencional. Como digo, los tiempos.

Tiempos que cada quien deberá "templar" sino quiere verse engullido por la "modernidad".

Fuerte abrazo.

Rud dijo...

Jueves 08 febrero 2018

Apreciada Loli
El móvil en el trabajo debería apagarse, en lo posible. Ciertamente los avances tecnológicos tienen muchos aspectos positivos, lo que me parece mal es cuando afecta las relaciones personales con la familia por estar más pendientes del aparatito que de los pensamientos de los cercanos. El fax hizo mucho bien desde su aparición, sobretodo en las oficinas; es uno de los medios que ha quedado en la obsolescencia.
Muchas gracias por tus magníficos aportes
Un abrazo, con afecto.



Apreciado Carlos
En algunas instituciones educativas están logrando avances en relación al uso didáctico de Internet; sobretodo en la educación superior; antes de ella era impensado realizar una carrera universitaria a distancia. En cuanto a los colegios es más difícil conscienciar a los alumnos sobre la importancia de realizar sus propios deberes y no esperar encontrar las tareas hechas en “el rincón del vago” que así se llama una página con todo tipo de temas de educación media.
Los padres de familia deberíamos dar ejemplo tratando de dejar a un lado las “redes sociales” virtuales y comunicándonos más con nuestros hijos. Mil gracias
Un abrazo

Rud dijo...

Jueves 08 febrero 2018

Magdeli querida
Magníficas expresiones: “todo debe ser moderado y en su justa medida”, me parece sabio.
Deseo que pases unos días hermosos. Salud
Un abrazo



Apreciado Ernesto
He tardado un poco en contestar porque en vedad estoy realizando primero lo cercano y luego lo virtual; como bien dices: “para no verme engullida por lo virtual” :)
Espero visitarte pronto, mil gracias por tus amables palabras.
Un gran abrazo