Sufragio femenino



Nadie en el tercer milenio piensa en lo duro que debió ser la existencia de todas esas mujeres que lucharon por sus derechos; aquellos de los cuales gozamos en este momento y los vemos de una manera tan natural, como si todo hubiese sido tan fácil para acercarse a una mesa de votación para sufragar.
Hace unos meses he visto el film “Las sufragistas”, en verdad, hasta ese momento no había reparado que, en el pasado, muchas mujeres arriesgaron su vida, su derecho a vivir dignamente y hasta su reputación por luchar por una causa noble; es posible que en algunos momentos sus métodos no fuesen los adecuados, luego comenzaron una resistencia civil, hasta que, eventualmente lograron  el apoyo anhelado y suficiente para que pudiesen lograrse sus objetivos.
El movimiento sufragista tuvo que funcionar en un ambiente supremamente hostil y debieron ser innumerables las relaciones e interacciones para que no se apagara la llama que la impulsaba, aunque existiesen factores en contra. Como resultado de las acciones, se generaron respuestas injustas y desproporcionadas de un sistema en extremo represivo. No  solo de las autoridades sino también recibieron el menosprecio en las fábricas donde trabajaban, en los sitios donde vivían y hasta en sus propios hogares.
Si bien era evidente la injusticia subyacente en la situación que se quería cambiar, al final fue mayor el compromiso de muchas personas convencidas de la causa dispuestas a realizar grandes o pequeñas tareas; incluso de asumir sacrificios, humillaciones y experimentar el sufrimiento gracias al liderezgo capaz y estratégico, el cual puede desarrollar poderes simbólicos de organización y compromiso.

Volverse una mujer sufragista significaba las presiones moralistas, ser señalada por otras mujeres, por los vecinos y familiares; asumir las tareas de la organización e inevitablemente aceptar la cárcel, las huelgas de hambre, alimentaciones forzadas y, en general, riesgos no sólo personales sino también económicos.
Millones de gracias a Emmeline Pankhurst (1858-1928), activista política británica y líder del movimiento de las sufragistas y a todas sus seguidoras quienes lucharon por el derecho de las mujeres a votar en Gran Bretaña, a comienzos del siglo veinte. Sembraron las semillas necesarias para que poco a poco las mujeres comenzáramos a tener más libertad.
Según Wikipedia, en 1869 se aprobó el sufragio femenino en Nueva Zelanda, el derecho a ser elegida, en 1919. En otros países:
1907, Finlandia, pocos años después Noeruega y Suecia.
1917, Rusia.
1920, Estados Unidos.
1927, Uruguay.
1931, España
1944, Francia
1947, Argentina
1949, Chile
1953, México
1957, Colombia; etc.

35 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Grandes esfuerzos de generaciones de muchas mujeres que lucharon por ese derecho. La ironía es que hoy, existan mujeres apáticas a ejercerlo.
Aquí cabría la frase, nadie sabe lo que tiene hasta que o ve perdido.
Besos de anís.

AMALIA dijo...

Aún queda bastante por hacer, pero, afortunadamente, las mujeres vamos consiguiendo nuestros derechos.
Y nunca hay que olvidar a todas aquellas que han batallado por conseguirlo.
Un fuerte abrazo.

CHARO dijo...

Fueron mujeres luchadores y muy valientes, a ellas les debemos mucho. Sin embargo yo he tenido dos trabajos fuera de casa: el primero desde 1966 hasta 1972 donde daba gusto trabajar ya que me trataban con respeto y educación valorando siempre mi trabajo algo que te estimula a seguir trabajando, me despedí con gran pena por ir a vivir con mi marido a su pais. Mi segundo trabajo ( en otra ciudad) fue desde 1982 hasta 2003 ( que me despidieron por enfermar) fue una malísima experiencia donde los gritos, el desprecio, la humillación y el acoso de los jefes eran constantes, no me valoraban en nada mi trabajo ni me permitían tener iniciativas, me hicieron la vida imposible hasta que enfermé.No me marché del trabajo porque necesitaba el dinero y no encontré otra cosa. Resumo diciendo que en la época de la dictadura trabajé de maravilla y en completa libertad; años después cuando esto ya era democracia mi trabajo se convirtió en una auténtica pesadilla qu eme privó de muchos derechos.Besicos

Tawaki dijo...

En la actualidad nos sorprende esta falta de equidad en unos derechos que no deberían ni discutirse, pero lo cierto es que incluso en los países avanzados las mujeres aún tienen mucho camino por recorrer para llegar a la igualdad efectiva. Es cierto, es mucho lo que debemos, hombres y mujeres, a esas señoras que tanto lucharon y tanto arriesgaron. Merecido es que se les haga un buen homenaje.

Ester dijo...

Creo que muchas si pensamos en que lo que tenemos se lo debemos a mujeres que lucharon en unas épocas muy duras, creo que muchas veces se les hacen reconocimientos y se escribe sobre ellas. No las olvidamos. Abrazos

Genín dijo...

Cierto, vemos la libertad de que gozamos en general, como si siempre la hubiera habido, y tantas cosa apenas fueron logradas hace nada, pero la juventud de ahora no conocen el pasado, siempre han vivido en Democracia, aquí, apenas si han oído hablar del dictador Franco en alguna película, lo que tienen ahora les parece normal, en fin, a veces echo de menos mas formación ciudadana...
Besos y salud

Sandra Figueroa dijo...

Aun queda mucho camino por recorrer,....pero se que lograremos llegar un dia......hay que seguir luchando......Saludos

esteban lob dijo...

Pensar que en algunas latitudes la mujer sigue siendo como un "animalito de acompañamiento" en pleno siglo XXI, apreciada Rud, me da urticaria.Acaba de morir como nonagenaria aquí en Chile Margot Duhalde, quién combatió como piloto de guerra en la Segunda Guerra Mundial junto a las fuerzas francesas, pese a lo cual al volver a nuestro país no le dieron el trabajo de piloto de aviación comercial...por ser mujer¡¡¡¡¡!!!!!

Abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

Es cierto que poco nos paramos a pensar en los derechos adquiridos los cuales nos parecen naturales pero tan solo ver las fechas te das cuenta que todo es muy reciente todavía.
Vi la película y la disfruté a la vez.
Un abrazo.

Fran dijo...

Hola Rud!
Interesante como de costumbre la entrada. No esta de mas recordar que detrás de un derecho tan fundamental como este hay mucha lucha y sacrificio. Estoy muy de acuerdo con el comentario de Genín, conviene refrescar la memoria de vez en cuando. Estos días se habla de que en Arabia Saudi han comenzado a permitir que las mujeres puedan conducir un automóvil, aunque esto es un gesto de apertura a mi me sigue pareciendo que en ciertas partes de mundo se sigue viviendo como en el medievo en cuanto a derechos se refiere.
Un saludo!

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Rud!!!

Bravo, bravo por esta entrada y por esas mujeres luchadoras dignas de admiración y de este homenaje, el cual nos representa a todas las mujeres trabajadoras pues todas son o somos importantes, trabajen casa o fuera de ella.
El ama de casa, trabaja las 24 horas, domingos festivos y días de guardar; y poco o nada se valoran, no en demasía. Gracias, reina, por esta importante entrada.

Hoy en pleno siglo XXI se sigue batallando por la igualdad, por el respeto. Son tantas las ajusticias que sufre la mujer, malos tratos, acoso y en situaciones derrumbe total.

Es triste pero es así, hay tanto machismo y locos... Y ocurre en todos los países del mundo, en unos más que en otros, pero ésta realidad es mundial.

Ha sido un inmenso placer pasar por esta tu casa y leerte.
Te dejo mi inmensa gratitud y mi gran estima.

Un abrazo, y se muy -muy feliz.

CRISTINA dijo...

Hola querida Rud, es un homenaje muy emotivo el que has echo a todas las mujeres trabajadoras. Todas esas mujeres que combinan la difícil tarea del hogar con la de trabajar fuera de casa, y en especial en honor a aquellas mujeres que, defendiendo sus derechos, se encerraron en su lugar de trabajo, donde fueron quemadas. El mundo les debe mucho a las mujeres, y a las mujeres del campo aún más, porque las que no trabajan en la agricultura o con ganadería, o en otras muchas cosas, son también piezas clave del medio rural, gracias al trabajo en casa de millones de mujeres, las familias salen adelante.
Un grande abrazo con cariño!

Rud dijo...

Jueves 08 febrero 2018

Tienes razón, apreciada Sara.
Muchas mujeres no saben que con el sufragio podríamos cambiar muchas cosas y es un derecho adquirido con el sufrimiento de otras personas.
Un abrazo con aroma a hierbas celestiales



Es verdad, Amalia querida
Tratemos nosotras de poner nuestro aporte, al menos tratando de concienciar a otras mujeres para que no desperdicien su voto.
Un abrazo lleno de esperanza



Charo querida
Has tocado otro problema, el hecho de que, por lo general, seamos las mujeres quienes tengamos que emigrar para vivir en el país de nuestro marido. Respecto del acoso, las humillaciones y otros maltratos, me parece que no están relacionados con el aspecto político sino con el machismo existente.
Un fuerte abrazo de consideración y afecto

Rud dijo...

Jueves 08 febrero 2018

Hola, Tawaki
En verdad estamos algo lejanos en equiparación de derechos, por fortuna en occidente es mucho lo que se ha ganado en comparación a otros frentes.
Un abrazo



Querida Ester
Ha habido en la historia muchas personas que han trascendido por sus luchas para que ahora tengamos ciertos derechos que ellos no tuvieron en su época.
Un abrazo con afecto



Estimado Genín
La educación en civismo es muy necesaria, tanto como la enseñanza de la historia para que no olvidemos los tiempos en los cuales los déspotas llenaron de horror a la humanidad. Esperemos que los males del pasado no regresen.
Salud. Un abrazo colmado de esperanza

Rud dijo...

Jueves 08 febrero 2018

Apreciada Sandra
En realidad sería estupendo poner cada quien nuestro granito de arena en la construcción de un mundo con mayor equidad.
Un abrazo



¡Cielos, Esteban!
Eso que dices es supremamente injusto. Desde aquí rindo un pequeño homenaje a doña Margot Duhalde por haber dado ejemplo de valía, dignidad y valentía. Y, sí. A mi pesar debo reconocer que aún existen seres humanos que se creen dueños de sus parejas.
Un gran abrazo



Mari querida
Ciertamente cuando todo está hecho lo vemos con enorme naturalidad, como si hubiese sido muy fácil. Aún existen votos femeninos condicionados como en Brumei; o completamente vetados como en la ciudad del Vaticano donde sólo pueden postular y votar los cardenales, que según la carta apostólica Ordenatio Sacerdotalis, deben ser obligatoriamente varones, y de diferentes países.
Un gran abrazo

Rud dijo...

Jueves 08 febrero 2018

Hola, Fran
Para todos sería fantástico renovar nuestros conocimientos y no dejar de lado las vivencias de nuestros antecesores, de tal manera de no repetir los errores, sobretodo, los políticos. Sí leí la noticia acerca de Arabia Saudí; no vas a creerme, conozco mujeres que no conducen auto porque sus maridos no se lo permiten (machismo puro y duro).
Salud



Apreciada Marina
Millones de gracias por tus amables palabras. Ciertamente la desigualdad de género es asunto mundial. Hace un tiempo pensaba que se trataba de ser más o menos evolucionados; pero no es así, existen hombres que han dado muestras de ser muy inteligentes, sinembargo el maltrato a su pareja hace parte de su cotidianidad.
Trata de ser feliz tú también, para mí es un estado mental :)
Un gran abrazo



Cristina querida
En verdad el trabajo femenino en el hogar o en las labores del campo ha sido determinante para que muchas culturas salieran adelante. Con enorme tenacidad salieron en la guerra y luego de ella, con los campos desolados pero con la mente positiva y llena de esperanza. Todos quienes trabajan en el campo y la ganadería dejan parte de su vida allí para que el resto de la población tenga alimentos sanos, los cuales compramos en el supermercado sin pensar en el esfuerzo de otros.
Salud. Un abrazo con afecto

DEMOFILA dijo...

La lucha de las mujeres sufraguistas ha redundado en que actualmente nos definimos la igualdad con el hombre, una entrada muy ilustrativa para conocer la lucha de las mujeres por lograr que sus derechos sean reconocidos.
Besos, feliz fin de semana.

Pitt Tristán dijo...

Parece que todavía queda un camino por recorrer.

Saludos.

Ernesto. dijo...

El sufragio femenino fue/es una de las reivindicaciones, entre otras muchas, que parte de la humanidad debe a otra parte...

Pero esto de las reivindicaciones, luchas, logros, victorias y fracasos suele ser una constante de la propia humanidad.

Muchos de quienes negaron/niegan ese derecho femenino son hoy sujetos de otras reivindicaciones para sí mismos.

Trabajo, vivienda, salud, educación, bienestar, etc.

¿Es el mundo, la vida, la sociedad, un "pollo sin cabeza"?...

Cada uno dará para sí su respuesta.

Abrazo Rud.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

cada año que pasa el trabajo y la vida de la sociedad se ve mas implicada la nujer uns tarea Rud en la que su reinvindicacion de igualdad se hace mas que natural ,ha sido un palcer leerte, desde mis horas rotas saludos . jr.

Ricardo Tribin dijo...

Mi muy querida amiga Rud.

Justa y oportuna la reivindicación de los derechos para las mujeres.

Te envío un abrazo pleno de aprecio.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

En Colombia una de las mujeres líderes en esta lucha fue María Cano y Gustavo Rojas Pinilla el presidente que aprobó el voto femenino.

Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Rud!

Paso de nuevo para dejarte un abrazo y desearte una feliz semana. De paso releer tu importante y reivindicativo post, el cual pongo mi correspondiente parte solidaria.
También decirte que tu comentario llegó a mi correo electrónico, pero no apareció en el regazo de la tarde, mas no quiero que te preocupes por eso ya habrá otra ocasión. Te lo digo porque no pienses que lo he borrado o algo por el estilo.

Buena reina, muy buenas noches, y hasta otro momento.
Un abrazo y mi gratitud siempre.

Alí Reyes dijo...

Quiero ver esa película. Me interesó.
Y en cuanto al tema. Creo que los venezolanos de hoy tenemos un master en cuanto a la defensa de la garantía del voto. Porque si en algo ha sido exitoso el régimen de facto es en vaciar de contenido la vía electoral. En contacto Rud
NOTA En febrero se cumplen 10 años de tigrero y estoy preparando una entrada extensa donde los nombro a todos. Pendiente

Loli Salvador dijo...

Querida Rud:
No se entienden los logros sin que haya por medio un sacrificio, las sufragistas en sus protestas de alcance internacional, fueron tenaces en su lucha y a ellas se lo debemos todo, incluso la vida que algunas llegaron a perder por enfrentarse con lo establecido o el maltrato y la incomprensión que sufrieron. Hoy en día se habla de la brecha salarial, de la difícil conciliación de la vida laboral y familiar, del merecido descanso semanal que en algún tiempo no existió. Me alegra que se consiga el derecho a voto, la incorporación de la mujer al mundo laboral fuera del hogar e incluso el derecho a no casarse, ya que hemos tenido épocas en las que el proyecto de vida femenino era el matrimonio. Todavía existen lugares en el mundo en los que la mujer no tiene acceso a la educación o no tiene permitidas cosas que a nosotras nos parecen de lo más natural. No olvidemos que fuera de nuestro primer mundo hay mujeres analfabetas, esclavas sexuales y mucha discriminación, todavía no pueden crear una empresa sin la mediación de un varón, abrir una cuenta bancaria y disponer de ella, viajar sin ninguna autorización, o tener el número de hijos que desea. A decir verdad, todavía hay sueldos indignos, jornadas interminables y violencia de género, por tanto, además de lo conseguido, queda mucho por hacer.
Perdona que me haya extendido en el comentario pero es un tema tan amplio.....

Un fuerte abrazo y como siempre, mi admiración.

DEMOFILA dijo...

Buenas tardes, gracias por tu visita y cariñoso comentario, dices en él que has leído mi poesía y se te ha perdido algo al hacerlo, no te entiendo, espero que cuando la leas de nuevo encuentres eso que se te ha perdido.
No es que seas romántica es que Serrat enamora, como dices en tu comentario.
Besos, feliz fin de semana.

Rud dijo...

Sábado 17 febrero 2018

Hola, DEMOFILA
Te veo a los años, bienvenida de nuevo :)
En mi opinión, es muy saludable que todos seamos iguales ante la Ley, aunque haya tardado en llegar, hay que aprovechar la oportunidad dada y sufragar con responsabilidad.
Un abrazo



Hola, Pitt
El camino que falte por recorrer ya comienza a despejarse, al menos en occidente hemos de lograrlo con optimismo :)
Salud



Apreciado Ernesto
Es verdad, las reivindicaciones son asuntos humanos, precisamente buscando el bien común. Nuestro actuar sería más conveniente si pensáramos en todos y no solo en nuestro ego; después de todo sólo estamos de paso.
Mil gracias por tus amables palabras. Salud. Un abrazo

Rud dijo...

Sábado 17 febrero 2018

Hola, José Ramón
Afortunadamente en occidente ha evolucionado más la idea de igualdad de derechos. Mil gracias por tu visita; he de visitarte en cuanto pueda.
Cordiales saludos



Apreciado Ricardo
Corto, pero sustancioso, mil gracias. Espero que hayas pasado un san Valentín maravillosos.
Para ti salud y paz. Un abrazo



Apreciado Rafael
Mis respetos y homenaje a la señora María Cano; francamente desconocía su nombre y, sobretodo, su lucha reivindicativa. Bien por el presidente que tuvo tan encomiable ocurrencia.
Saludos, un abrazo

Rud dijo...

Sábado 17 febrero 2018

Marina querida
No te preocupes, lo importante es que tú leas el comentario aunque yo lo haya enviado al limbo; por lo menos ha sido motivo para que nuevamente te acuerdes de mí, muchas gracias, eres un sol :)
Deseo mucha salud, afecto y tranquilidad para ti. Un abrazo



¡Alí, mi muy querido amigo!
La situación allí es insostenible, no sabes cuánto me gustaría que la vida en Venezuela volviera a la normalidad, aunque se necesitaría la ayuda de toda la población para arreglar los daños.
Prometo, en cuanto me sea posible, visitarte para deleitarme con tu artículo, estoy segura que ha de ser magnífico como siempre. Por acaso, soy quien no debe aparecer en escena :)
Un abrazo de solidaridad y aprecio

Rud dijo...

Sábado 17 febrero 2018

Loli querida
En verdad el tema es extenso y tus opiniones muy importantes; este lugar está abierto para observar y enriquecer mi mente con los conceptos de mis amables lectores. Los conflictos sociales por leyes sesgadas, o injustas en contra del género femenino existen a nivel mundial y podríamos afirmar que jamás habrá trato igualitario por razones de idiosincrasia, de creencias religiosas o por leyes que lleven únicamente el sello masculino. Francamente algunos sueldos no se pueden equiparar por razones de competencia. Existen hombres especializados, por ejemplo, en mantenimiento de máquinas pesadas y cuyo funcionamiento resulta vital para que una fábrica permanezca abierta; no pueden darle un sueldo igual al de la secretaria o recepcionista que no está dejando su piel en las labores que desempeñe. Diferente sería que ambos fuesen ingenieros y aportaran a su empresa por igual. Mil gracias por tu amabilidad.
Un abrazo con música



Sucede, aprecida DEMOFILA
Que en tu poema decías al comienzo: “Acariciar la mano de mi amada” y casi al final: “Quiero escribir un verso inacabado que voy a acabar por ti, amigo mío”.
Así que aunque leí un par de veces, en mi mente quedó que el poema iba dirigido a dos personas diferentes o quizás yo ya estaba muy cansada después de un largo día de trabajo :)
Un abrazo

Alondra dijo...

Si, también vi la película y desde nuestra realidad nos parece algo increíble que las mujeres fuéramos algo que se pasaba del padre al marido sin derechos y muchas obligaciones.
¡Ay amiga! no obstante tenemos que seguir la lucha, quedan tantas cosas por alcanzar... los sueldos siguen siendo más altos para los hombres aunque hagamos el mismo trabajo, a las mujeres se les sigue quitando la vida, maltratando, utilizando de esclavas sexuales... Cada madre podría empezar su particular colaboración enseñando a sus hijos(as) respeto y las mismas obligaciones.
Un abrazo grande

PEPE LASALA dijo...

Buscaré la película Rud, muchas gracias.

Rud dijo...

Lunes 19 ferero 2019

Apreciada Alondra
Tienes razón en todo lo que expresas. Poco a poco hemos de lograr un equilibrio general donde las emociones no estén por encima del discernimiento y el sentido común. Ciertamente los desencuentros comienzan desde el hogar donde se le trata a las niñas de una manera diferente a sus hermanos; afortunadamente en occidente no nos obligan a casarnos con un violador en nombre del honor, ¡qué horror! Deseo que pases hermosos días, con buena salud.
Un gran abrazo



Hola, Pepe
No he ido a verte, estoy segura que ya cuentas con una nueva entrada llena de imágenes hermosas y muy interesantes. El film, es posible que te guste :)
Gracias a ti. Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Hace tiempo que no se de eso.Pero para mi es una pérdida de tiempo.
las maestras no los miran y van todos a la basura.....Los chicos necesitan tiempo libre sin tarea para poder ser más felices y no odiar tanto a la escuela
un abrazo grande compañera

Natalia Ortiz dijo...

Hola Rud.
Yo creo que es importante hacer deberes. Es una buena forma de reforzar y aprender lo que enseñan en clase, pero todo tiene que tener un término medio. He sido estudiante hasta hace no mucho y entiendo que no es igual que cuando se es un niño pequeño en muchos aspectos, pero a veces es sumamente excesivo lo que mandan. En especial con los niños pequeños, el profesor o profesores tendrían que ser conscientes de la carga de trabajo que ponen porque está bien que tengan un rato todas las tardes para hacer ejercicios o estudiar para aprender y acostumbrarse, ya que en cursos posteriores lo que les espera puede ser muy duro. Hay que hacer un cambio gradual en la carga de deberes. No podemos pasar de hacer nada, como sugieren algunas personas a que de repente estemos en el instituto y nos pongan mucha cantidad y nos sintamos desbordados. Pero sea como sea, tiene que haber un límite, y los niños tienen que tener un tiempo para descansar, para poder jugar o para dar una vuelta con sus padres incluso. Para estar todo el día ocupados ya tendrán tiempo cuando sean mayores. Son niños y también tienen que disfrutar esa etapa de la vida.